Cómo proteger a un ser querido con demencia durante una ola de calor

Cómo proteger a un ser querido con demencia durante una ola de calor

LUNES, 19 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Las olas de calor pueden conllevar un grave riesgo para las personas con enfermedad de Alzheimer, y sus familias deben saber cómo mantenerlas seguras, señalan los defensores.

El calor extremo es "peligroso para todos, pero sobre todo para alguien con enfermedad de Alzheimer, que quizá no pueda detectar las señales de advertencia de los problemas ni saber cómo buscar ayuda", dijo Charles Fuschillo Jr., presidente y director ejecutivo de la Alzheimer's Foundation of America (AFA).

"Los cuidadores deben ser proactivos y estar preparados para proteger a sus seres queridos. Tomar unas medidas sencillas ayuda mucho", afirmó en un comunicado de prensa de la fundación.

El Alzheimer y otros tipos de demencia pueden reducir la capacidad de las personas de saber cuándo tienen sed, de forma que es esencial que los cuidadores las vigilen y las animen a beber con frecuencia. No les permita beber alcohol ni bebidas con cafeína, que pueden contribuir a la deshidratación.

Los adultos mayores y las personas con afecciones médicas crónicas tienen un riesgo alto de hipertermia, que es una temperatura corporal anómalamente alta, provocada por una incapacidad de regular el calor ambiental.

Una forma potencialmente letal de la hipertermia es la insolación o golpe de calor, una elevación peligrosa en la temperatura corporal. Esté atento a señales como una sudoración excesiva, agotamiento, piel ruborizada o enrojecida, calambres musculares, pulso rápido, dolores de cabeza, mareo y náuseas en los pacientes con Alzheimer.

Si se desarrollan esos síntomas, tome medidas de inmediato. Lleve a la persona a un lugar más fresco (si es posible, con aire acondicionado), quítele la ropa, aplique paños fríos y dele líquidos. Si la persona se desmaya, desarrolla una confusión excesiva o pierde la conciencia, considérelo como una emergencia médica y llame al 911.

Deambular es una conducta común en las personas con enfermedad de Alzheimer. Puede ser peligroso en cualquier momento, pero sobre todo durante el calor extremo.

Asegúrese de que las necesidades básicas de la persona (agua, comida, usar el baño, etc.) sean satisfechas, ya que con frecuencia la deambulación surge de una necesidad no satisfecha.

Tenga un plan de acción en caso de que la persona se vaya deambulando. Use un marcador permanente o cosa una identificación en su ropa con su información de contacto. Tenga una foto reciente y la información médica, además de detalles sobre los destinos familiares que antes frecuentaban, para ayudar a los servicios de emergencias.

Durante las olas de calor, muchas comunidades abren "centros de enfriamiento" para las personas que no tienen aire acondicionado en casa. Si la persona que sufre de Alzheimer no tiene aire acondicionado en casa, encuentre las ubicaciones de los centros de enfriamiento cercanos.

A veces ocurren apagones y otros fallos eléctricos durante las olas de calor, así que asegúrese de que los teléfonos celulares, las tabletas y otros dispositivos eléctricos estén cargados del todo. Tenga linternas a mano, además de un acceso rápido a los números de contactos de emergencias de los proveedores locales de servicios, y también de los departamentos de policía y bomberos.

Si no vive cerca, pida a alguien que viva cerca de la persona con Alzheimer que la mantenga vigilada. Dé a esa persona los contactos de emergencia y la ubicación de la información médica importante.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. tiene más información sobre la enfermedad de Alzheimer.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión