¿Cómo protege el ejercicio de la demencia? Un estudio revela pistas

MIÉRCOLES, 20 de abril de 2022 (HealthDay News) -- El ejercicio podría ayudar a proteger a su cerebro mientras envejece, y un nuevo estudio sugiere cómo podría suceder.

Investigaciones anteriores han mostrado que la actividad física ayuda a proteger a las células del cerebro. Este trabajo indica que quizá lo logre a través de unos niveles más bajos de insulina y grasa corporal.

¿Cómo protege el ejercicio de la demencia? Un estudio revela pistas

"Estos resultados podrían ayudarnos a comprender cómo la actividad física afecta a la salud del cerebro, lo que podría orientarnos para el desarrollo de estrategias para prevenir o retrasar el deterioro relacionado con la edad en la memoria y las habilidades de pensamiento", planteó la coautora del estudio, Géraldine Poisnel, del Centro de Investigación Inserm en Caen, Francia.

El estudio incluyó a 134 personas, con una edad promedio de 69 años, que no tenían problemas de memoria. Completaron cuestionarios sobre su actividad física en el año anterior.

Los investigadores también reunieron datos sobre el índice de masa corporal (el IMC, un estimado de la grasa corporal basado en el peso y la estatura), los niveles de insulina, el colesterol, la presión arterial y otros factores de salud de los pacientes.

Unos escáneres cerebrales mostraron que los participantes con los niveles más altos de actividad física tenían un total más alto de volumen de materia gris en el cerebro (de unos 550,000 milímetros cúbicos, en promedio) que las personas con la cantidad más baja de actividad física (de unos 540,000 milímetros cúbicos).

Cuando los investigadores se enfocaron solo en las áreas del cerebro que se verían afectadas por la enfermedad de Alzheimer, encontraron unos resultados similares.

Los participantes con la mayor actividad también tenían una tasa de metabolismo de glucosa promedio más alta en el cerebro que los que tenían el nivel más bajo de actividad. Un metabolismo de glucosa reducido en el cerebro se puede observar en las personas con demencia, según el estudio.

Los resultados se publicaron en la edición en línea del 13 de abril de la revista Neurology.

Unos niveles más altos de actividad física no se asociaron con la cantidad de placa amiloide que las personas tenían en el cerebro. La placa amiloide es un marcador de la enfermedad de Alzheimer.

"Los adultos mayores que son físicamente activos obtienen beneficios cardiovasculares, lo que podría resultar en una mayor integridad estructural en el cerebro", comentó Poisnel en un comunicado de prensa de la revista.

Los autores aclararon que el estudio no prueba que el ejercicio proteja al volumen del cerebro, sino que solo muestra una asociación, y anotaron que se necesita más investigación.

Aun así, "mantener un IMC más bajo mediante la actividad física podría prevenir una alteración del metabolismo de la insulina que con frecuencia se observa en el envejecimiento, fomentando así la salud del cerebro", añadió Poisnel.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. ofrece más información sobre cómo mantener la salud del cerebro al envejecer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Neurology, news release, April 13, 2022

Comparte tu opinión