Psoriasis en las uñas: cómo prevenirla y tratarla en casa

Psoriasis en las uñas: cómo prevenirla y tratarla en casa
Los cuidados en el hogar pueden ayudar a reducir el dolor. | Foto: GETTY IMAGES

La psoriasis se caracteriza por provocar molestos sarpullidos en la piel y dolor en las articulaciones, pero también puede afectar a las uñas, según informa la Academia Estadounidense de Dermatología. Aquí te mostramos consejos de los expertos para prevenir o tratar esta condición.

Como señalamos, la psoriasis es una enfermedad de la piel que causa picazón o parches dolorosos de piel engrosada y enrojecida con escamas plateadas. Suele aparecer en los hombros, rodillas, cuero cabelludo, espalda, cara, palmas de las manos y plantas de los pies. Puede persistir por mucho tiempo, incluso durante toda la vida, con síntomas que aparecen y desaparecen.

Los expertos indican que se trata de un problema en el sistema inmunológico, específicamente en el proceso de recambio celular, donde las células de la piel que crecen en la parte más profunda avanzan hacia la superficie.

Normalmente, esto demora un mes, pero, en la psoriasis, ocurre en pocos días. Distintos factores pueden empeorarla, como las infecciones, estrés, piel reseca y ciertos medicamentos.

La mayoría de las personas que sufren de psoriasis, también la desarrollarán en las uñas en algún momento. Por eso es importante revisar las señales de psoriasis en las uñas de las manos y de los pies: abolladuras, levantamientos, decoloraciones, engrosamiento y desintegración.

También es posible desarrollar psoriasis de las uñas sin que la condición afecte a otras partes del cuerpo. Los cuidados en el hogar pueden ayudar a reducir el dolor, permitirte hacer tus actividades diarias y mejorar el aspecto de tus uñas.

"Hay muchas opciones de tratamiento disponibles para la psoriasis en las uñas, que incluyen medicamentos tópicos y orales, inyecciones de corticosteroides y productos biológicos", señaló en un comunicado de prensa de la Academia Estadounidense de Dermatología el doctor Richard Scher.

Y agregó: "Pero la psoriasis de las uñas puede resultar difícil de tratar. Para obtener buenos resultados, es importante tratar tus uñas según las indicaciones y durante todo el tiempo que tu dermatólogo indique. El cuidado adecuado de las uñas en casa también puede ayudar a obtener los mejores resultados del tratamiento".

Cómo tratar la psoriasis de las uñas

Scher ofreció los siguientes consejos para combatir esta condición:

Mantener las uñas cortas

Esto puede evitar que se levanten de los dedos de las manos y de los pies y prevenir la acumulación debajo de ellas. Los uñeros se deben recortar de inmediato.

No comer ni arrancar las uñas

Lesionar la piel aumenta el riesgo de infección y puede empeorar la psoriasis.

Humectarse

Usa humectantes en las manos y uñas justo después de bañarte o lavarte las manos. Los ungüentos y las cremas que se sacan de un tubo son más efectivos que los que se bombean desde un frasco.

Usa guantes

La piel o las uñas irritadas pueden provocar una exacerbación de la psoriasis. Siempre usa guantes cuando hagas las tareas de la casa y el jardín. Cuando laves los platos, es mejor usar guantes de algodón y ponerse encima unos guantes de vinilo o nitrilo. Los guantes de látex no son suficientes para proteger las uñas.

Pule las uñas y usa esmalte

Usa esmalte para las uñas, o pule tus uñas con suavidad para suavizar las superficies y ocultar las abolladuras o la decoloración. Evita las uñas artificiales, que pueden hacer que las uñas se separen y levanten de tus dedos.

"La psoriasis en las uñas puede ser persistente, pero la combinación de tratamiento y el cuidado recomendado en casa puede ayudar a eliminar la psoriasis de las uñas y a reducir el dolor", añadió Scher.

También puedes optar por una dieta saludable, que, además de nutrirte, fortalezca y mejore el aspecto de tus uñas. Entre los principales alimentos que debe incluir se encuentran: cebollas, ajos, limón, pepino, cola de caballo y aceite de ricino. También puedes recurrir a remedios caseros a base de vinagre, bicarbonato de sodio o aloe vera.

Comparte tu opinión