Cómo la columna de polvo del Sahara podría empeorar tus alergias

Cómo la columna de polvo del Sahara podría empeorar tus alergias

La columna gigante de polvo del Sahara continúa su viaje de 5,000 millas (más de 8,000 kilómetros) a través del océano Atlántico, y los expertos advierten que las personas que se encuentren en su camino pueden prever que sufrirán exacerbaciones de las alergias y el asma.

Se prevé que la masiva nube de polvo llegue a la Costa del Golfo de EE. UU. esta semana.

"Las minúsculas partículas de polvo de la columna provocarán irritación en los ojos, la nariz y la garganta de todo el que esté en su camino, pero en particular entre los que sufren de alergias y asma", señaló un alergólogo, el Dr. Allen Meadows, presidente del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma, and Immunology).

"Tenga en cuenta que esto no se relaciona con la alergia tradicional a los ácaros del polvo, sino que las tormentas de polvo, el aire contaminado y otros irritantes de exteriores pueden empeorar los síntomas del asma y hacer que respirar resulte más difícil", comentó en un comunicado de prensa del colegio.

La columna de polvo, que flota desde el norte de África a través del Atlántico, y llega a América del Norte, ocurre unas cuantas veces cada año, señalan los expertos. Pero la columna de polvo de esta semana es particularmente inmensa, y ya ha pasado por el Caribe.

Estos consejos podrían ayudarlo a gestionar los riesgos de salud de la columna del Sahara:

  • Manténgase al tanto de los informes meteorológicos que proveen información sobre la calidad del aire. Permanezca bajo techo con aire acondicionado si las condiciones empeoran.
  • Use una máscara facial al aire libre. Puede ayudar a que las partículas no entren en la nariz y la boca (y, por supuesto, también ayuda a prevenir la transmisión de la COVID-19).
  • Cumpla con su régimen farmacológico para mantener los síntomas de alergia y asma bajo control, y su respiración regulada.
  • Mantenga la calma. El estrés puede hacer que el asma y las alergias sean difíciles de gestionar, lo que aumenta el riesgo de exacerbaciones. El estrés también puede aumentar la duración y la gravedad de los síntomas.
  • Si sus síntomas empeoran durante la columna de polvo del Sahara, hable con un alergólogo.

Comparte tu opinión