Cómo el aprendizaje de un nuevo idioma modifica al cerebro

MARTES, 30 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- La actividad cerebral aumenta cuando se empieza a aprender un nuevo idioma, pero se ralentiza a medida que uno se vuelve más competente, encuentra un reciente estudio de tamaño reducido.

"Durante los primeros meses, se puede medir de forma cuantitativa la mejora de las habilidades del lenguaje mediante el seguimiento de las activaciones cerebrales", dijo Kuniyoshi Sakai, coautor del estudio y neurocientífico de la Universidad de Tokio, en un comunicado de prensa de la facultad.

Cómo el aprendizaje de un nuevo idioma modifica al cerebro

El estudio incluyó a 15 hablantes nativos de idiomas europeos que se habían mudado a Tokio y que completaron las clases introductorias de japonés durante al menos tres horas al día.

Todos estaban en la veintena. Habían estudiado inglés cuando eran niños o adolescentes, pero nunca habían estudiado japonés o viajado a Japón.

Después de al menos ocho semanas de clases, y de nuevo entre seis y 14 semanas más tarde, los voluntarios completaron las pruebas de lectura y audición en japonés mientras se encontraban en un escáner de imágenes de resonancia magnética (IRM). Midió el flujo sanguíneo, un indicador de la actividad cerebral.

Los IRM iniciales revelaron un aumento del flujo sanguíneo en regiones específicas del cerebro. Abarcaba las regiones especializadas del lenguaje, incluida la gramática y la comprensión, así como la memoria y la visión.

El aumento del flujo sanguíneo mostró que los voluntarios se esforzaban en pensar para reconocer los caracteres y los sonidos de un idioma desconocido, explicaron los investigadores.

En las segundas pruebas, cuando los estudiantes eran más hábiles, hubo una reducción en la activación del centro gramatical de los participantes, del área de la comprensión durante las pruebas de comprensión auditiva y de las áreas visuales de los lóbulos occipitales durante las pruebas de lectura.

"Prevemos que la activación cerebral disminuya después de aprender con éxito un idioma, ya que para comprender no se requiere tanta energía", dijo Sakai.

El estudio se publicó en la edición del 26 de marzo de la revista Frontiers in Behavioral Neuroscience.

"En el futuro, podemos medir las activaciones cerebrales para comparar de forma objetiva los diferentes métodos para aprender un idioma y seleccionar una técnica más efectiva", concluyó Sakai.

Más información

La Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, ofrece más información sobre el aprendizaje de nuevos idiomas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Tokyo, news release, March 26, 2021

Comparte tu opinión