Cómo calmar los miedos de sus hijos por el coronavirus

Cómo calmar los miedos de sus hijos por el coronavirus

VIERNES, 20 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- Las escuelas están cerrando. Los deportes y otras actividades se han cancelado. Todo está cambiando. En medio del caos, ¿cómo pueden los padres evitar que sus hijos se estresen demasiado?

"Esto ahora está afectando de verdad a las familias", comentó la psicóloga Robin Gurwitch, de la Universidad de Duke y del Centro de Salud Infantil y Familiar, en Durham, Carolina del Norte.

"Ahora, las familias deben pensar en cómo manejar a los niños en casa durante periodos extensos. Primero, las familias deben crear un horario y una rutina. Mantener la rutina todo lo posible es importante", aseguró.

Pero Gurwitch añadió que también es importante ser flexible. "Las cosas cambian con rapidez y hay mucha ansiedad. Los padres tendrán que ser más pacientes y estar más atentos a las necesidades de sus hijos", aseguró.

¿Y qué sucede con el problema más obvio? ¿Debe usted hablarle a su hijo específicamente del coronavirus?

El Dr. Eric Herman, psicólogo clínico del Hospital Pediátrico de Michigan, en Detroit, dijo que "será difícil decirles a los niños que todo estará bien cuando estamos cerrando las escuelas. Deben pensar que está sucediendo algo importante".

Herman aconsejó permitirles que hagan preguntas, y de verdad escuchar y responder a las preguntas específicas que hagan.

Gurwitch recomendó un método más proactivo. "Pregunte a los niños qué saben. Pregúnteles qué piensan al respecto, y vuelva a preguntarles con frecuencia".

Ambos expertos aconsejaron informar a los niños y a los adolescentes que parece que el virus no afectará mucho a su grupo de edad. Los niños pueden contraer el virus sin tener síntomas.

Como la situación evoluciona con rapidez, Gurwitch dijo que es buena idea introducir cualquier cosa que diga cuando hable con los niños sobre el virus con algo como "esto es lo que sabemos ahora".

Y dígales que estar preocupados o asustados es normal. Explique que se están tomando estas medidas para intentar mantener a todos lo más seguros posible.

También es adecuado decirles a los niños que usted también está un poco tenso. Los padres pueden decirles "que esto también les preocupa un poco, y que esto es lo que harán para mantenerse seguros", apuntó Gurwitch.

Herman sugirió reconocer que los niños y los adolescentes (y también los adultos) se sentirán decepcionados. Muchos eventos, algunos de ellos muy especiales, como la graduación o una obra de teatro escolar, se cancelarán, y es normal sentirse decepcionado cuando esto sucede.

Creación de nuevas rutinas

"Como esta es una alteración tan importante y hay muchos cambios, es de verdad importante que mantengamos las cosas que podamos lo más parecidas posible: el horario de las comidas, el horario de los baños. Y es importante que las normas sigan aplicando", apuntó Gurwitch.

Si las escuelas cierran, recomendó preparar el programa de aprendizaje a distancia de la escuela de inmediato. Los niños quizá sigan teniendo tareas, así que fije un horario estándar para realizar los deberes.

Pero los padres deben tener en cuenta que "los niños quizá no aprendan igual de rápido. Tal vez necesiten un poco de tiempo adicional para las tareas y el trabajo escolar. Podrían tardar más en completar las cosas. La atención y la concentración se están poniendo a prueba", anotó Gurwitch.

Herman se mostró de acuerdo en que mantener un horario es fundamental. "Ahora, los niños tienen mucho tiempo para pensar en exceso y preocuparse, así que intente acudir a la escuela en línea. Que se vayan a la cama a la misma hora", aconsejó.

Enterarse solo de lo necesario

Como la situación con el coronavirus es tan fluida, para los adultos es difícil no estar pegados a las noticias. Pero ambos expertos recomendaron limitar la exposición de los niños a las noticias en la televisión o en línea.

"Yo no tendría las noticias puestas todo el día", dijo Herman. "Las personas no siempre computan la información de forma correcta, o de la misma manera. Los pequeños piensan de forma distinta, y debemos protegerlos psicológicamente, colocarlos en una burbuja durante cierto tiempo".

Gurwitch dijo que es adecuado dedicar algo de tiempo para revisar las noticias, pero mejor fuera del alcance del oído de su hijo. "Las cosas cambian con rapidez, y se debe obtener información actualizada, pero no es sano estar pendientes las 24 horas, los 7 días de la semana", explicó. "Si tiene hijos muy pequeños (en edad preescolar), no se deben exponer a las noticias, y no dé por sentado que porque no parecen estar escuchando, no oyen las noticias".

Añadió que los niños en la escuela primaria deben tener poco acceso a las noticias. Y si los niños de la escuela intermedia o secundaria desean ver las noticias, aconsejó verlas con ellos, y entonces apagarlas y hablar con ellos sobre lo que acaban de ver para poder corregir cualquier concepción errónea o preocupación.

Herman dijo que le preocupan en particular los niños y adolescentes que ya sufren de afecciones psicológicas, como el trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

"De verdad debemos restarles importancia a las noticias e intentar no fomentar las preocupaciones de esos niños. Apague la televisión. Limite las conversaciones sobre el virus. Fíjese con qué frecuencia los niños con conductas de TOC se lavan las manos", sugirió.

Alivio del estrés

Mantener un horario normal no significa que los niños no deban divertirse. Ambos expertos dijeron que dado que es posible que padres e hijos estén juntos en casa, es un magnífico momento para que las familias reconecten. Den paseos juntos o jueguen en el patio.

Si tiene que estar bajo techo, juegue a juegos de mesa o aprenda los videojuegos de sus hijos, sobre todo los que fomentan la actividad física. Los videojuegos, las videollamadas (FaceTime, Skype y otros) y los medios sociales podrían ayudar a los niños a permanecer conectados con los amigos y la familia sin aumentar las probabilidades de infección. Pero vigile a sus hijos para asegurar que no surjan conductas de acoso.

"No queremos aislarnos del todo durante el aislamiento", apuntó Gurwitch. "Estamos en territorio nuevo, con preocupaciones nuevas".

Encuentre formas de relajarse, y ayude a sus hijos a relajarse. Chatee con sus amigos, escriba en un diario, escuche música o haga yoga.

Más información

Para más información sobre cómo hablar con los niños sobre el coronavirus, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión