Cocinar la comida cambia la composición de las bacterias intestinales

Cocinar la comida cambia la composición de las bacterias intestinales

LUNES, 7 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Cocinar la comida tiene un impacto fundamental en las bacterias que viven en los intestinos, encuentra un estudio reciente.

"Nuestro laboratorio y otros han estudiado cómo los distintos tipos de dieta (por ejemplo, las dietas vegetarianas en comparación con las carnívoras) afectan al microbioma [las bacterias intestinales]", señaló el autor sénior del estudio, Peter Turnbaugh, profesor asociado de microbiología e inmunología en la Universidad de California, en San Francisco.

"Nos sorprendió descubrir que nadie había estudiado la pregunta fundamental de cómo la cocción en sí altera la composición de los ecosistemas microbianos en los intestinos", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

En ratones, los investigadores encontraron que la carne cruda o cocida no tuvo ningún efecto discernible en las bacterias intestinales. Pero las papas crudas y las cocidas tuvieron un efecto significativo en los microbiomas de los animales.

Los investigadores confirmaron este hallazgo al alimentar otras verduras crudas y cocidas a los ratones.

Los autores del estudio atribuyeron las diferencias que encontraron a la capacidad del intestino delgado de asimilar más comida cocinada, privando a las bacterias en lugares posteriores del intestino.

Pero las verduras crudas contienen compuestos que parecen hacer daño a ciertos microbios, encontraron los investigadores.

"Nos sorprendió ver que las diferencias no solo se debían al metabolismo cambiante de los carbohidratos, sino que también podrían ser fomentadas por compuestos que se encuentran en las plantas", dijo Turnbaugh. "Para mí, esto de verdad resalta la importancia de tomar en cuenta a los demás componentes de nuestra dieta y la forma en que afectan a las bacterias".

Los investigadores también encontraron que las dietas crudas hicieron que los ratones perdieran peso, pero cuando trasplantaron los microbios de esos ratones a otros ratones, esos animales aumentaron de peso, una paradoja que todavía hay que explicar.

En un paso distinto, los investigadores administraron comidas crudas y cocidas a voluntarios humanos. En los humanos, esas dietas cambiaron los microbiomas de los participantes, encontraron los investigadores.

"Fue emocionante ver que el impacto de la cocción que vimos en los roedores también es relevante en los humanos, pero algo interesante es que los detalles de la forma en que el microbioma era afectado variaron entre las dos especies", dijo Turnbaugh. "Nos interesa mucho hacer una intervención de mayor tamaño y duración y estudios observacionales con humanos para comprender el impacto de unos cambios a más largo plazo en la dieta".

Comprender cómo la dieta afecta al microbioma tiene implicaciones respecto a la forma en que los microbios intestinales influyen en el aumento de peso y otras áreas de la salud, aseguró Turnbaugh.

El estudio también plantea preguntas sobre cómo han evolucionado los microbios de los humanos, dijo, y si esto podría tener implicaciones para la salud en general.

El informe se publicó el 30 de septiembre en la revista Nature Microbiology.

Más información

Para más información sobre el microbioma, visite la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión