¿Cirugías de rodilla u hombros sin opioides? Un estudio encuentra que es posible

LUNES, 10 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Mientras los políticos y las autoridades de salud buscan soluciones para una epidemia de opioides que acaba con las vidas de decenas de miles de personas cada año, los médicos que recetan los analgésicos buscan alternativas para sus pacientes.

Una nueva investigación sugiere que una forma de gestionar el dolor de una cirugía de rodilla o de hombros mínimamente invasiva podría ser tan sencilla como combinar tres fármacos comunes: el antiinflamatorio naproxeno (Aleve); el analgésico acetaminofén (Tylenol); y pantoprazol (Protonix), un inhibidor de la bomba de protones que se utiliza para los problemas gastrointestinales.

¿Cirugías de rodilla u hombros sin opioides? Un estudio encuentra que es posible

Estos medicamentos, junto con consejería sobre el dolor y los riesgos de los opioides condujeron a unas puntuaciones similares en cuanto al alivio del dolor, la satisfacción del paciente y los eventos adversos, en comparación con la atención estándar, que incluye a los opioides, encontró el estudio.

"Nos impresionaron las cifras de pacientes satisfechos, sin una diferencia significativa, y con algo de suerte [estamos] contribuyendo a reducir los problemas que observamos con el uso de opioides en todo el mundo", señaló el autor del estudio, el Dr. Olufemi Ayeni, profesor de cirugía de la Universidad de McMaster en Hamilton, Ontario, Canadá.

Ayeni, que también es cirujano ortopédico en Hamilton Health Sciences, afirmó que el estudio se inspiró en conversaciones sobre la crisis mundial de opioides. Él y sus colaboradores deseaban ver si podían lograr un pequeño impacto en la resolución de este desafío.

"Y esto generó la pregunta de la investigación: ¿Cómo tratamos a nuestros propios pacientes con medicamentos después de una cirugía? Y cuando observamos el grupo, encontramos que era muy variable", contó Ayeni.

Alrededor de tres cuartas partes de los médicos que recibieron una encuesta informal recetaban opioides a sus pacientes, en distintas cantidades. El equipo del estudio se preguntó si podían estandarizar una reducción en el uso postquirúrgico de opioides.

Los 193 pacientes que se estudiaron fueron tratados en uno de tres hospitales de Hamilton. Un "grupo de control" de 98 recibieron analgésicos opioides, mientras que a 95 les recetaron el trío de naproxeno, acetaminofén y pantoprazol.

A los del grupo sin opioides se les informó sobre el estudio, y se les dijo que el dolor forma parte de la experiencia postquirúrgica. Se les permitió pedir opioides si sentían un dolor no controlado.

Los médicos monitorizaron a los pacientes durante seis semanas tras su cirugía mínimamente invasiva de rodilla u hombros.

En promedio, los pacientes del grupo de control tomaron 72.6 mg de opioides, frente a 8.4 mg en el grupo sin opioides. Seis pacientes del grupo de control pidieron medicamentos tras el alta, al igual que dos del grupo sin opioides, anotaron los autores del estudio.

Ayeni aseguró que los cirujanos pueden ayudar a luchar contra la epidemia de opioides. En Estados Unidos, los cirujanos realizaron más de 1 millón de operaciones ortopédicas entre 2006 y 2016, apuntó. Canadá realiza al menos 100,000 cirugías ortopédicas cada año.

Reducir el número de opioides que se recetan podría no solo frenar la dependencia de los opioides, sino también reducir las existencias de medicamentos no utilizados en la comunidad. Estos medicamentos pueden ser robados, los niños pequeños pueden ingerirlos de forma accidental, o los adolescentes pueden compartirlos.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. le echa parte de la culpa de la crisis de opioides a las compañías farmacéuticas, que, señaló, aseguraron a la comunidad médica en la década de los 1990 que los pacientes no se harían dependientes de estos analgésicos. Los fármacos resultaron ser altamente adictivos.

A medida que las cirugías ortopédicas se han vuelto más refinadas y menos invasivas, Ayeni observó que hay menos necesidad de unos analgésicos más potentes. Quizá las prácticas de emisión de recetas que los cirujanos aprendieron en la escuela todavía no se hayan puesto al día.

Algunos estudios sugieren que uno de cada ocho pacientes se vuelve adicto a los analgésicos, y los médicos deben tener esto en cuenta, añadió.

Los investigadores anotaron que sus hallazgos se ven limitados por el enfoque del estudio en la cirugía artroscópica. Los resultados podrían ser distintos en pacientes con unas cirugías abiertas más extensas (por ejemplo, un reemplazo de articulaciones), los que son alérgicos a los medicamentos de venta libre, o los que ya toman medicamentos para el dolor crónico.

El Dr. Gary Stewart, un cirujano ortopédico de Atlanta que no participó en el estudio, dijo que a los cirujanos los entrenan para que receten opioides para tratar el dolor, pero que ahora muchos recetan una cantidad más baja.

"Sí creo que ahora hay presión paritaria entre los médicos", apuntó Stewart, y añadió que "ahora, la norma es más bien un uso juicioso".

Stewart observó que las dosis de los medicamentos de venta libre usados en el estudio eran más altas de lo que alguien tomaría para un dolor de cabeza o un simple dolor en las articulaciones. Apuntó que el componente de consejería para los participantes del estudio fue útil.

De ahora en adelante, a Stewart le gustaría ver más investigación sobre la reducción de los opioides que implique a procedimientos quirúrgicos abiertos y para las fracturas grandes.

"Creo que esos estudios llegarán", dijo.

Ayeni dijo que la estrategia de usar distintos analgésicos de venta libre ataca al dolor a través de más de una vía.

"El mayor desafío de estudios como este es la traducción del conocimiento", aclaró, lo que significa que los médicos quizá no cambien las prácticas de emisión de recetas. "Entonces, implementarlo es el próximo paso importante".

Señaló que los hallazgos hablan sobre el valor de la colaboración entre los cirujanos ortopédicos, los anestesistas, los farmacéuticos, el personal de enfermería y los representantes de los pacientes.

"Es otro ejemplo de cómo la colaboración entre las especialidades, entre las disciplinas, puede de verdad crear avances, por así decirlo, cuando se trata de la atención de la salud", enfatizó Ayeni.

Los hallazgos se publicaron el 4 de octubre en la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ofrece más información sobre la epidemia de opioides.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Olufemi Ayeni, MD, PhD, professor, surgery, McMaster University, Hamilton, Ontario, Canada, and orthopedic surgeon, Hamilton Health Sciences; Gary Stewart, MD, orthopedic surgeon, Resurgens Orthopaedics, Atlanta; Journal of the American Medical Association, Oct. 4, 2022

Comparte tu opinión