Casi 59,000 trabajadores cárnicos contrajeron la COVID, y 269 murieron, según un informe

JUEVES, 28 de octubre de 2021 (HealthDay News) -- El número de trabajadores de las plantas de procesamiento de carne de EE. UU. que se infectaron durante la pandemia de COVID-19 es casi tres veces más alto de lo que se pensaba, muestra un informe de la Cámara de Representantes de EE. UU.

Decía que al menos 59,000 trabajadores contrajeron la enfermedad, y 269 fallecieron mientras la pandemia asolaba a la industria el año pasado, y añadía que las compañías podrían haber hecho más para proteger a sus empleados, reportó Associated Press. Como los trabajadores están hombro con hombro en las líneas de producción, la industria de procesamiento de carne fue uno de los primeros epicentros de la pandemia de coronavirus. Durante el punto álgido de los brotes en primavera de 2020, el procesamiento cárnico de EE. UU. se redujo a alrededor de un 60 por ciento del nivel normal, ya que varias plantas se vieron obligadas a cerrar para realizar profundas actualizaciones de limpieza y seguridad, o funcionaban con una mayor lentitud debido a la escasez de trabajadores.

Casi 59,000 trabajadores cárnicos contrajeron la COVID, y 269 murieron, según un informe

El Sindicato de Trabajadores de Alimentos y Comercio Unidos (United Food and Commercial Workers Union) había dicho antes que 22,400 trabajadores de procesamiento cárnico se infectaron o expusieron.

Los nuevos estimados se basan en documentos internos de cinco de las compañías de procesamiento de carnes más grandes del país: JBS, Tyson Foods, Smithfield Foods, Cargill y National Beef.

El número real de trabajadores afectados podría ser más alto que las cifras del Subcomité para la Crisis del Coronavirus de la Cámara de Representantes de EE. UU., porque los casos confirmados por pruebas independientes o autorreportados por los empleados en general no se incluyeron en los datos de las compañías, informó AP.

"En lugar de encarar las claras indicaciones de que los trabajadores estaban contrayendo el coronavirus a un ritmo alarmante debido a las condiciones en los centros de procesamiento de carnes, las compañías cárnicas priorizaron las ganancias y la producción por encima de la seguridad de los trabajadores, y continuaron empleando prácticas que conducían a unos centros hacinados en que el virus se propaga con facilidad", según el informe de la Cámara.

"Algunas de las compañías no tratan a los trabajadores de las plantas mucho mejor que a los animales que procesan", y la Administración de Seguridad y Salud Ocupacionales debe hacer más para proteger a los trabajadores cárnicos, aseguró el representante de Maryland, Jamie Raskin, señaló AP.

Un grupo comercial, el Instituto Norteamericano de la Carne (North American Meat Institute), defendió la respuesta de la industria a la pandemia.

Y Cargill, Tyson, Smithfield y JBS publicaron declaraciones en que dijeron que se esforzaron por cumplir los estándares federales de salud y seguridad, y que tomaron medidas adicionales para proteger a sus empleados, lo que incluyó unas pruebas generalizadas e instar a sus empleados a vacunarse, añadió AP.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Associated Press

Comparte tu opinión