Casi 1 de cada 3 empleados de los hospitales de EE. UU. sigue sin vacunarse

JUEVES, 18 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- Casi un tercio del personal de atención de la salud de los hospitales de EE. UU. no se habían vacunado contra la COVID-19 a mediados de septiembre, muestra un nuevo estudio.

Los investigadores analizaron los datos de más de 3.3 millones de trabajadores de la atención de la salud de más de 2,000 hospitales de todo el país, entre el 20 de enero y el 15 de septiembre.

Casi 1 de cada 3 empleados de los hospitales de EE. UU. sigue sin vacunarse

"Nuestro análisis reveló que la cobertura de vacunación entre [el personal de atención de la salud] basado en los hospitales de EE. UU. se estancó de forma significativa tras la adopción inicial", señaló la autora principal, Hannah Reses, epidemióloga de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Entre enero y abril, las tasas de vacunación aumentaron con rapidez, de un 36 a un 60 por ciento, pero entonces se ralentizaron de forma sustancial, y hasta el 15 de septiembre habían alcanzado un 70 por ciento, encontró el estudio.

Aunque la cobertura de vacunación aumentó en apenas un 5 por ciento entre abril y agosto, aumentó un 5 por ciento adicional de agosto a septiembre. Los investigadores plantearon que este incremento podría haber sido una respuesta a las crecientes tasas de COVID asociada con la variante Delta, que es altamente contagiosa, o a las órdenes de obligatoriedad de las vacunas en algunas áreas.

Al final del estudio, las tasas más altas de vacunación se observaron en los hospitales pediátricos (de un 77 por ciento), seguidas por los hospitales de atención aguda a corto plazo (de un 70.1 por ciento), los hospitales de atención aguda a largo plazo (de un 68.8 por ciento) y los hospitales de acceso crítico (de un 64 por ciento).

Las tasas fueron más altas en los hospitales de los condados metropolitanos (de un 71 por ciento) que en los condados rurales (de un 65.1 por ciento) y en los condados rurales no metropolitanos (de un 63.3 por ciento), según los hallazgos. Según las definiciones del gobierno de EE. UU., la mayoría de los condados, sean o no metropolitanos, contienen una combinación de poblaciones urbanas y rurales.

El estudio se publicó en la edición del 18 de noviembre de la revista American Journal of Infection Control.

"Ahora, se necesitan esfuerzos para mejorar la cobertura de la vacunación [del personal de atención de la salud] y reducir el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 a los pacientes y a otros miembros del personal hospitalario", aseguró Reses en un comunicado de prensa de la revista.

Ann Marie Pettis, presidenta de la Asociación de Profesionales de Control de las Infecciones y Epidemiología (Association for Professionals in Infection Control and Epidemiology), anotó que los trabajadores de la atención de la salud basados en los hospitales tienen un "rol crítico en cuanto a la influencia en la adopción comunitaria de las vacunas". También tienen un riesgo más alto de contraer la COVID y propagarla, añadió.

"Los hallazgos de este análisis sugieren que las órdenes de obligatoriedad de las vacunas, además de la inversión en actividades educativas y promocionales, podrían ayudar a aumentar la cobertura de la vacunación entre [el personal] para proteger mejor a la salud pública", apuntó Pettis en el comunicado.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19 para los trabajadores de la atención de la salud.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Journal of Infection Control, news release, Nov. 18, 2021

Comparte tu opinión