Casarse podría reducir las probabilidades de demencia

Casarse podría reducir las probabilidades de demencia

JUEVES, 5 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- Se ha dicho que el matrimonio evita la depresión, mantiene al estrés a raya e incluso ayuda a la gente a vivir más tiempo.

Ahora, un nuevo estudio plantea que también podría reducir las probabilidades de desarrollar demencia.

La demencia es un término general para un deterioro en la capacidad mental suficientemente grave como para interferir en la vida diaria.

Las personas casadas tienen unas probabilidades mucho más bajas de ser diagnosticadas con el temido trastorno que las que están divorciadas o separadas, que han enviudado o que nunca se han casado, según el estudio. Y el matrimonio es más protector que cohabitar, reveló el estudio.

Las personas divorciadas tienen más del doble de probabilidades de deterioro mental, en comparación con las personas casadas, encontró el estudio, que duró 14 años.

Y a los hombres divorciados les iba peor. Tienen 2.6 veces más probabilidades de desarrollar demencia que los hombres casados, mientras que las mujeres divorciadas tienen un aumento del 30 por ciento en el riesgo, frente a las mujeres casadas.

"Hay muchas teorías sobre por qué el matrimonio podría ser bueno para la salud en general", señala Hui Liu, investigadora principal y profesora de sociología en la Universidad Estatal de Michigan.

"Las personas casadas, por supuesto, tienen unas mejores finanzas que las que no tienen un cónyuge", aseguró. "Pero hay factores aparte de la economía que tienen un rol igual de potente en esto. Hay un beneficio de psicología social".

Aunque el estudio solo encontró una asociación en lugar de un vínculo causal, notó que el divorcio puede conducir al estrés financiero y emocional, lo que podría afectar directamente a la función mental, o cognitiva. Y el estrés y la depresión que el divorcio puede generar pueden potencialmente conducir a la demencia.

Todo se trata de la parte del cerebro llamada corteza cerebral, según Linda Waite, profesora de sociología urbana en la Universidad de Chicago. "La corteza cerebral evolucionó como el centro del procesamiento cognitivo", dijo. "Gestiona nuestro nivel de funcionamiento. Si cae por debajo del funcionamiento normal, entonces sucede la demencia".

El respaldo emocional es clave para prevenir la demencia, comentó Waite, que no participó en el estudio. "Las personas casadas encuentran su red social a través de sus cónyuges, sus amigos y su familia, su sentido de pertenencia. Estar casado aumenta la integración social, lo que fomenta la salud cognitiva", anotó.

"La esposa es el vínculo con la familia, la que mantiene a los parientes unidos", señaló Deborah Carr, profesora y catedrática de sociología en la Universidad de Boston, y editora de la revista Journal of Gerontology: Social Sciences, donde se publicó el estudio en una edición reciente. "Hay muchos factores que pueden hacer que un hombre sea más vulnerable al divorcio. Y eso hace que los hombres sean más vulnerables a la demencia".

La investigación dio seguimiento a más de 15,000 personas de a partir de los 52 años de edad. Los participantes no mostraban señales de demencia al inicio del estudio. Los investigadores usaron el estado civil para predecir la salud mental posterior de los participantes al medir su función cognitiva cada dos años de 2000 a 2014, en persona o a través del teléfono.

Las personas casadas tienen un riesgo más bajo de demencia porque "interactúan entre sí, negocian y se relacionan constantemente, y eso mantiene a la corteza cerebral implicada", planteó Waite.

El estrés podría ayudar a explicar por qué los hombres divorciados tienen tantas dificultades cuando su matrimonio acaba. "Podrían tener un mayor riesgo que los hombres no casados porque han pasado por una crisis: el divorcio", añadió Waite. "Eso crea estrés".

No es que el matrimonio no incluya estrés, sino que los beneficios de tener conexiones, una red, a veces podrían minimizar el riesgo.

Liu añadió que los hombres buscan más beneficios de salud en el matrimonio. "Dependen de sus esposas para el respaldo emocional", dijo. "Y las mujeres ayudan a los hombres. 'No fumes, no comas demasiado, hazte un examen'. Los hombres tienden a beneficiarse más de la relación, pero una vez se divorcian, pierden todo eso".

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre el estrés.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión