Caminar y los mensajes de texto son una mezcla riesgosa

Caminar y los mensajes de texto son una mezcla riesgosa

MARTES, 4 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- Los peligros de la "conducción con distracciones" son bien conocidos, pero enviar y recibir mensajes de texto mientras se camina también podría ser un peligro en las calles, encuentra una revisión reciente.

Los peatones que están ocupados enviando y recibiendo mensajes de texto son menos propensos a mirar en ambas direcciones antes de cruzar la calle, y han provocado una creciente cantidad de "accidentes apenas evitados" con coches, encontró la revisión. Y aunque hablar por el teléfono celular o escuchar música puede distraer, ninguno fue peor que los mensajes de texto.

Muchas de las evidencias provienen de estudios de simulación, en que los investigadores observan a las personas mientras cruzan la calle de forma virtual sin que esto plantee ningún peligro. Y no está claro con qué frecuencia caminar distraído es un factor en los accidentes de tráfico, señalaron los investigadores canadienses.

"Los experimentos controlados no reflejan necesariamente al mundo real", dijo Alex Epstein, director del transporte del Consejo Nacional de Seguridad, una organización sin fines de lucro. No participó en el estudio, pero revisó los hallazgos.

Por otro lado, apuntó Epstein, "simplemente es razonable" que si los peatones están distraídos con sus teléfonos, esto pueda comprometer su seguridad.

"Hay que tener todas las facultades disponibles para navegar por las calles", enfatizó.

El estudio, que se publicó en la edición del 3 de febrero de la revista Injury Prevention, sale en un momento en que las muertes de peatones están en aumento. En 2018, un estimado de 6,283 peatones fallecieron en accidentes de tráfico en las carreteras de EE. UU., según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) de EE. UU.

Los motivos del aumento no están claros, observó Epstein, pero se cree que hay varios factores subyacentes: unos límites de velocidad más altos en muchas áreas del país, la conducción bajo el efecto de las sustancias, y la conducción con distracciones.

Los peligros de la conducción con distracciones, ya sea el uso de los teléfonos celulares, manejar el sistema de navegación del coche o hablar con los pasajeros, están bien documentados. Los mensajes de texto se consideran la distracción más preocupante, según la NHTSA. Enviar o leer un mensaje de texto hace que el conductor saque los ojos de la carretera durante unos 5 segundos, apunta la agencia.

Debido a esto, los mensajes de texto durante la conducción son ahora ilegales en la mayoría de los estados de EE. UU., según la Asociación de Seguridad Vial de los Gobernadores (Governors Highway Safety Association). Muchos también prohíben que los conductores usen teléfonos celulares sostenidos en la mano.

Se sabe mucho menos respecto a si los peatones distraídos contribuyen o no a los accidentes de tráfico. En la nueva revisión, investigadores dirigidos por Sarah Simmons, de la Universidad de Calgary, lograron encontrar 14 estudios de simulaciones.

En general, esos estudios encontraron que enviar o leer mensajes de texto o navegar en internet en un teléfono celular afectaba las habilidades de las personas al cruzar la calle virtualmente. Era menos probable que miraran en ambas direcciones antes de cruzar, y la distracción aumentó el riesgo de ser "chocado" o de apenas evitar un accidente con un vehículo virtual.

En general, los mensajes de texto y la navegación redujeron las habilidades de los peatones en mayor medida que hablar por el teléfono celular o escuchar música.

El equipo de la Calgary también encontró ocho estudios en que los investigadores observaron a los peatones en el mundo real. Una vez más, los peatones que estaban ocupados con sus teléfonos celulares fueron menos propensos a mirar antes de o mientras cruzaban la calle.

"Es un reflejo del problema general de la distracción", aseguró Epstein. "Las pantallas nos interesan más que la realidad que nos rodea".

Steve Marshall es director del Centro de Investigación en Prevención de las Lesiones de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

"Sin duda, los peatones son más propensos a estar distraídos hoy en día, al igual que los conductores", señaló Marshall, que no participó en el estudio.

El mensaje para los peatones es sencillo. "Dé más prioridad a su seguridad que a su dispositivo", aconsejó Marshall.

Pero enfatizó que "la seguridad vial es una responsabilidad comunitaria". Y a Estados Unidos le falta mucho por hacer para que sus calles sean más seguras para los peatones, los ciclistas y los vehículos de pasajeros, dijo Marshall.

Apuntó a Oslo, Noruega, como ejemplo de lo que es posible. La ciudad, que tiene más o menos el mismo tamaño que Washington, D.C., reportó hace poco que en 2019 ningún peatón ni ciclista murió en sus carreteras.

Lo atribuyeron a varias medidas que Oslo ha tomado para fomentar la seguridad del tráfico, como unos límites de velocidad más bajos, reemplazar casi todos los parqueos de las calles por carriles para bicicletas y aceras, y cerrar las principales calles del centro a los coches.

"EE. UU. debe crear carreteras diseñadas para la seguridad colectiva", planteó Marshall. Como están las cosas, anotó, muchas comunidades carecen incluso de las aceras básicas.

Marshall también apuntó a la principal prioridad de los conductores: reducir la velocidad.

"Reducir la velocidad le da más tiempo para reaccionar, y puede hacer la diferencia entre lesionar a una persona o matarla", añadió.

Más información

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de EE. UU. ofrece más información sobre la seguridad vial.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión