Cambiar a una dieta de origen vegetal podría reducir las probabilidades de ACV

VIERNES, 12 de marzo de 2021 (HealthDay News) -- Una dieta saludable de origen vegetal podría reducir su riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) en hasta un 10 por ciento, señalan unos investigadores.

Este tipo de dieta incluye unas cantidades más altas de alimentos como las verduras, los granos integrales y los frijoles, y una cantidad menor de alimentos menos saludables, como los granos refinados o los azúcares añadidos.

Cambiar a una dieta de origen vegetal podría reducir las probabilidades de ACV

"Muchos estudios ya han mostrado que comer una dieta rica en verduras y frutas puede reducir el riesgo de todo tipo de enfermedades, desde la enfermedad cardiaca hasta la diabetes", aseguró la autora del estudio, la Dra. Megu Baden, de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

"Deseábamos averiguar si hay una asociación entre este tipo de dieta saludable y el riesgo de ACV", dijo Baden.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 10 de marzo de la revista Neurology.

Los investigadores observaron a casi 210,000 personas que no tenían enfermedad cardiaca ni cáncer inicialmente. Se dio seguimiento a los participantes durante más de 25 años, y completaron cuestionarios sobre la alimentación cada dos a cuatro años.

Los investigadores dividieron a los participantes en cinco grupos, basándose en las cantidades de alimentos de origen vegetal que comían, sin excluir a todos los alimentos de origen animal.

En promedio, las personas con las dietas más ricas en alimentos saludables de origen vegetal consumían 12 porciones de alimentos saludables de origen vegetal, como verduras de hojas, frutas, granos integrales, frijoles y aceites vegetales al día, mientras que las personas con las dietas de la calidad más baja consumían, en promedio, 7.5 porciones el día.

Durante el periodo de seguimiento, unos 6,240 participantes sufrieron ACV, entre ellos 3,015 que tuvieron ACV isquémicos (provocados por un bloqueo en el flujo sanguíneo al cerebro) y 853 que tuvieron ACV hemorrágicos (de sangrado). El tipo de ACV de los demás que sufrieron un ACV no se conocía.

En comparación con las personas con el consumo más bajo de alimentos saludables de origen vegetal, las que tenían la ingesta más alta tuvieron un riesgo general de ACV un 10 por ciento más bajo, y un riesgo de ACV isquémico alrededor de un 8 por ciento más bajo. No hubo diferencias en el riesgo de ACV hemorrágico.

Los investigadores tampoco encontraron ninguna asociación entre una dieta vegetariana y el riesgo de ACV. Pero esto podría deberse a que una dieta vegetariana no necesariamente significa una dieta de alta calidad, señaló Baden en un comunicado de prensa de la revista.

"Una dieta vegetariana rica en alimentos de origen vegetal menos saludables, como los granos refinados, los azúcares añadidos y las grasas, es un ejemplo de cómo difiere la calidad de algunas dietas supuestamente 'saludables'. Nuestros hallazgos tienen importantes implicaciones de salud pública, ya que las políticas nutricionales futuras que busquen reducir el riesgo de ACV deben tomar en cuenta la calidad de los alimentos", explicó Baden.

Más información

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU. tiene más información sobre la prevención del ACV.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Neurology, news release, March 10, 2021

Comparte tu opinión