Cambia el enfoque de la investigación sobre el Alzheimer

Cambia el enfoque de la investigación sobre el Alzheimer

MARTES, 10 de abril de 2018 (HealthDay News) -- La forma en que se define la enfermedad de Alzheimer para la investigación debe basarse en los cambios en el cerebro, en lugar de en los síntomas.

Eso es lo que proponen unos destacados científicos que estudian el Alzheimer, en lo que podría constituir un importante cambio de política en la investigación de la enfermedad que destruye al cerebro.

"Debemos enfocarnos en los objetivos biológicos o físicos para llegar a tratamientos potenciales para el Alzheimer", explicó el Dr. Eliezer Masliah, director de la división de neurociencia en el Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento (NIA) de EE. UU., que participó en las nuevas directrices de Marco de Investigación.

Un especialista en el Alzheimer se mostró de acuerdo.

La medida propuesta "es tan innovadora como usar los niveles de colesterol para identificar el riesgo de enfermedad cardiaca, en lugar de esperar a que ocurra un ataque cardiaco o dolor en el pecho para comenzar el tratamiento", razonó el Dr. Gaytri Devi, neurólogo en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Por ejemplo, las señales presintomáticas de la enfermedad de Alzheimer que pueden aparecer en los escáneres de neurología incluyen la atrofia del tejido, las placas de proteína amiloidea o los "nudos" de proteína tau, que se ha visto que crecen en el cerebro.

Al cambiar el foco de la investigación de la pérdida de la memoria y otros síntomas del Alzheimer a estos tipos de cambios en el cerebro, "creo que tendremos más oportunidades de encontrar terapias, y más pronto", añadió Masliah en un comunicado de prensa del NIA.

Según la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association), 5.7 millones de estadounidenses viven en la actualidad con la enfermedad, que es progresiva y que no tiene un tratamiento efectivo. Se calcula que los casos de Alzheimer de EE. UU. habrán aumentado a 14 millones en 2050, según la asociación.

¿Por qué cambiar el enfoque de los síntomas a las alteraciones en el cerebro?

Podría decirse que por una sensación de urgencia.

Los científicos responsables del nuevo informe anotan que, hasta hace poco, había ensayos clínicos de tratamientos para la enfermedad de Alzheimer en que hasta un tercio de los pacientes sintomáticos no presentaban los cambios cerebrales particulares relacionados con la enfermedad a los que se dirigía el fármaco experimental bajo evaluación.

"Con el envejecimiento de la población global, y el costo siempre creciente de la atención de las personas con demencia, se necesitan de forma desesperada nuevos métodos para mejorar el proceso de desarrollo de terapias y aumentar las probabilidades de éxito", señaló en un comunicado de prensa de la Asociación del Alzheimer la coautora del informe, María Carrillo, directora científica de la asociación.

El equipo del Marco de Investigación anotó que un enfoque en la neurobiología del Alzheimer, en lugar de los síntomas externos, "concuerda con [la investigación sobre] la mayoría de enfermedades crónicas que se definen biológicamente, en que lo síntomas clínicos [solo] son una consecuencia" de la enfermedad.

Por ejemplo, la densidad mineral ósea, la hipertensión, el colesterol alto y la diabetes ya se definen mediante los llamados "biomarcadores", que son cambios en la biología subyacente de los órganos o estructuras implicados.

Se ha demostrado que las terapias que se dirigen a esos biomarcadores directamente reducen el riesgo de fracturas, ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares, anotaron los expertos.

Cambiar el enfoque de la investigación a los cambios cerebrales presintomáticos también adelantaría la investigación sobre las formas de prevenir el Alzheimer, señalaron.

La nueva definición, que debe ser confirmada en distintos grupos de personas en todo el mundo, ayudaría a acelerar y mejorar el desarrollo de tratamientos para la enfermedad de Alzheimer, aseguró el primer autor del informe, el Dr. Clifford Jack Jr., de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

La Dra. Maria Torroella Carney es jefa de medicina geriátrica y paliativa en Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York. No participó en el nuevo informe, pero se mostró de acuerdo en que sus propuestas acelerarían la investigación.

Pero Carney enfatizó que la medida no afectaría a la forma en que se determinan las etapas del Alzheimer, ni cómo lo abordan los médicos que atienden a los pacientes.

En lugar de ello, las nuevas propuestas son "un marco de investigación... en realidad se trata de una oportunidad para crear una estrategia de prevención de la enfermedad mediante intervenciones tempranas", añadió.

El nuevo informe aparece en la edición del 10 de abril de la revista Alzheimer's & Dementia: The Journal of the Alzheimer's Association.

Más información

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU. ofrece más información sobre la enfermedad de Alzheimer y las demencias relacionadas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión