Calentadores, piscinas, barandas de camas: los peligros del hogar pueden matar a los adultos mayores

MIÉRCOLES, 9 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Un nuevo informe arroja unas estadísticas preocupantes: siete de cada 10 muertes relacionadas con los productos del consumidor ocurren entre las personas mayores de 65 años, aunque estas personas conforman apenas un 16 por ciento de la población de EE. UU.

Cada año, los productos del consumidor se vinculan con unas 3,800 muertes y casi 3 millones de visitas al departamento de emergencias entre los estadounidenses mayores, encontró un informe de la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor (CPSC) de EE. UU.

Calentadores, piscinas, barandas de camas: los peligros del hogar pueden matar a los adultos mayores

"Es un hecho que los adultos mayores son mucho más propensos a experimentar una lesión significativa, o la muerte, por los peligroso ocultos asociados con los productos del consumidor en sus hogares que otros grupos de edad", comentó el presidente de la CPSC, Alex Hoehn-Saric.

"Este nuevo informe es un recordatorio importante de que prevenir las lesiones y muertes relacionadas con los productos del consumidor en los adultos mayores con frecuencia comienza por seguir unos pasos básicos para mejorar la seguridad en todas las áreas del hogar", añadió en un comunicado de prensa de la CPSC.

Las caídas están entre las causas más comunes de lesiones y muertes relacionadas con los productos comunes entre los estadounidenses mayores. Cada año, hay un promedio de 1,800 muertes por las caídas y 1.5 millones de lesiones tratadas en emergencias entre los adultos mayores. Las caídas ocurren en general en el suelo, en las escaleras, en los escalones y de la cama.

Los adultos mayores tienen seis veces más probabilidades de ser tratados en un departamento de emergencias como resultado de una caída en el suelo que las personas más jóvenes. También tienen 3.5 veces más probabilidades de morir en incendios que la población general, con unas 930 muertes al año. Fumar y cocinar son dos importantes causas de incendios.

El informe también descubrió que la tasa de mortalidad por fuego en la ropa entre los adultos mayores es 14 veces más alta que entre las personas menores de 65 años.

Y los peligros no acaban ahí: Alrededor de 300 adultos mayores fallecen al ahogarse, lo que se asocia sobre todo con las piscinas, las tinas y las bañeras de hidromasaje; alrededor de 200 mueren en incidentes que implican a bicicletas, patinetes electrónicos y vehículos todo terreno; y unos 45 mueren debido a la intoxicación con monóxido de carbono (CO) de fuentes como los calefactores, los generadores y otros equipos que funcionan con motores.

Las barandas de cama portátiles para adultos están implicadas en unas 16 muertes al año entre las personas de a partir de 65 años. Esas barandas de cama se usan en general para proteger a las personas que están en riesgo de caerse de la cama, pero muchas no cumplen los estándares de seguridad, y crean un riesgo de que queden atrapados, lo que resulta en asfixia.

Las víctimas pueden quedar atrapadas, atoradas, enganchadas o inmovilizadas entre el colchón o la cama y la baranda de la cama, o entre una cómoda y la baranda de cama, según el informe.

Más información

HealthinAging.org ofrece consejos de seguridad para el hogar.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: U.S. Consumer Product Safety Commission, news release, March 7, 2022

Comparte tu opinión