Cada vez hay más estadounidenses que llegan muertos al hospital por heridas con armas de fuego y cuchillos

Cada vez hay más estadounidenses que llegan muertos al hospital por heridas con armas de fuego y cuchillos

MARTES, 8 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Las víctimas de disparos y apuñalamientos son mucho más propensas a fallecer antes de llegar a los centros de traumatología de EE. UU. que hace 10 años. Esto sugiere que la intensidad de la violencia está aumentando, plantea un estudio reciente.

"Los datos que encontramos sugieren que una mayor proporción de pacientes lesionados por traumatismos penetrantes mueren en el ámbito prehospitalario en comparación con hace una década", lamentó el autor principal, el Dr. Joseph Sakran.

Sakran es director de cirugía general de emergencias en el Hospital de Johns Hopkins, en Baltimore, y experto en la violencia con armas de fuego.

Él y su equipo analizaron los datos de las personas que habían fallecido al llegar a más de 750 hospitales en todo el país. Encontraron que entre 2007 y 2014 el riesgo de morir antes de llegar a un centro de traumatología se multiplicó por cuatro entre las personas con heridas por disparos, y se multiplicó casi por nueve entre las que sufrieron apuñalamientos.

Hay que preguntar si este patrón de lesiones es secundario respecto a un aumento en la intensidad de la violencia, señaló Sakran.

"Al observar la violencia con armas de fuego, la comunidad científica debe abordarla como cualquier otra crisis de salud pública, y desarrollar un método basado en los datos para prevenir estas muertes y estas lesiones prevenibles", comentó en un comunicado de prensa del hospital.

Entre 2007 y 2014, hubo casi 437,000 víctimas de traumatismos por lesiones penetrantes. Las mayores cantidades de pacientes tenían entre 15 y 24 años.

De los casi 36,300 pacientes que fallecieron, las heridas por disparos de armas de fuego conformaron un 88 por ciento de las muertes, mientras que las heridas por apuñalamientos conformaron un 12 por ciento.

Aunque la tasa general de mortalidad siguió igual, el lugar de muerte (prehospitalario frente a en el hospital) parece haber cambiado, anotó el estudio.

Dos tercios de los pacientes tenían una herida penetrante en una sola parte del cuerpo, mientras que un 20 por ciento tenían heridas penetrantes en dos partes del cuerpo, añadieron los investigadores. Las ubicaciones más comunes de esas heridas fueron las extremidades superiores, el pecho y el abdomen.

El estudio se publicó recientemente en la revista Journal of Trauma and Acute Care Surgery.

Más información

La Brady Campaign to Prevent Gun Violence ofrece más información sobre la violencia con las armas de fuego.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión