Cómo reducir la influencia de los anuncios de alimentos dirigidos a los niños

Cómo reducir la influencia de los anuncios de alimentos dirigidos a los niños
| Foto: ISTOCK

La influencia de los anuncios de televisión en los niños puede ser tan fuerte como la de los programas en sí, y muchos estudios han encontrado que los anuncios tentadores de alimentos tienen un efecto particularmente nocivo, contribuyendo a la obesidad infantil.

Aunque el gobierno ha intervenido mediante directrices nutricionales para los fabricantes, son en gran medida voluntarias y, por tanto, no son exigibles por ley. Entonces, los padres deben mantenerse alertas.

Quizá parezca que las probabilidades no estén a su favor.

Según un estudio publicado en la revista Childhood Obesity, la mayoría de productos de alimentos y bebidas de los anuncios que ven los niños de 2 a 11 años durante la programación infantil no cumplen con las directrices del Grupo de Trabajo Interagencial del gobierno.

El panel incluye a representantes de la Comisión Federal de Comercio, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Departamento de Agricultura.

Además, menos de la mitad de los anuncios de televisión durante la programación infantil cumplen con las directrices creadas por el grupo voluntario de la propia industria alimentaria, encontró el estudio.

Aunque algunas compañías han mejorado la calidad nutricional de algunos de sus alimentos, esos no son los productos que anuncian.

La gran mayoría de anuncios vistos durante la programación infantil son de productos ricos en lo que las directrices dietéticas denominan "nutrientes a limitar": la grasa, la sal y el azúcar. Lo mismo sucede con los más de 3 mil millones de anuncios de alimentos que aparecen cada año en los sitios web infantiles populares, según una investigación publicada en la revista Pediatric Obesity.

Pero usted puede contrarrestar los efectos de esos tentadores anuncios. Comente a sus hijos que los elementos visuales están creados para emocionarlos sobre el alimento, pero que el mensaje quizá no sea realista.

Por ejemplo, un cereal no les dará súper poderes. Informar a los niños sobre el mercadeo les ayudará a evaluar mejor los méritos de cualquier producto a medida que crecen y comienzan a tomar sus propias decisiones sobre la salud.

Otro paso clave es confinar su uso de la televisión a la sala, de forma que usted vea lo que ellos ven. Un estudio realizado sobre el consumo de bebidas azucaradas encontró que la influencia positiva de un padre se veía socavada cuando los niños tenían una televisión en su habitación.

Más información

Healthy Food America ofrece más formas de limitar el efecto de los anuncios en sus hijos.

Comparte tu opinión