Cómo proteger sus expedientes de salud electrónicos

Cómo proteger sus expedientes de salud electrónicos

LUNES, 19 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Un expediente de salud electrónico, o ESE, es la versión digital de los registros en papel que documentan la atención de la salud. Esos expedientes en línea representan, de muchas formas, un avance en la gestión de la salud.

Implican llenar menos formularios, que también son más cortos, en las citas. Su información llega a todos sus proveedores, de forma que puedan coordinar su atención y prevenir problemas, por ejemplo interacciones farmacológicas nocivas. No tendrá que repetir pruebas para distintos médicos, porque todos tienen acceso a todos sus resultados. Y usted puede acceder a sus expedientes con mayor facilidad para dar un seguimiento a su atención.

Los expedientes de salud electrónicos pueden mejorar:

  • La atención y la coordinación de la atención.
  • El rol que usted tiene en su propia atención.
  • La precisión de sus diagnósticos.
  • Los costos de la atención de la salud.

¿Pero qué pasa con la seguridad de sus expedientes?

Las normas de privacidad y privacidad de la ley HIPAA se promulgaron para mantener segura a su información de salud, y requieren que los proveedores de atención de la salud y los planes de salud protejan sus expedientes, tantos los de papel como los electrónicos. Los proveedores deben evaluar la seguridad de los sistemas de ESE, seguir unas protecciones técnicas, y contar con políticas y procedimientos de gestión del riesgo para evaluar, abordar y prevenir los riesgos.

También deben notificar cualquier infracción a usted y al Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., además de notificar a los medios de comunicación y al público general si la infracción afecta a más de 500 personas.

Las medidas de seguridad de los portales deben incluir:

  • Instituir controles, incluyendo contraseñas.
  • El cifrado de su información.
  • Realizar auditorías para buscar a los hackers (piratas informáticos).
  • Asegurar que las computadoras que puedan tener acceso a sus expedientes de salud no puedan ser utilizadas por personas no autorizadas.

Aunque sigue habiendo una curva de aprendizaje para pacientes y médicos, los expedientes electrónicos ya ofrecen beneficios, y seguirán haciéndolo en el futuro.

Más información

HealthIT.gov ofrece detalles sobre las regulaciones de la HIPAA (la Ley de transferibilidad y responsabilidad de seguros de salud de 1996), y sobre cómo se protege su información en los expedientes de salud electrónicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión