Cómo evitar el aumento furtivo de peso

Cómo evitar el aumento furtivo de peso
| Foto: ISTOCK

El aumento de peso lento y furtivo usualmente ocurre a lo largo del tiempo, con un promedio de una libra (casi medio kilo) al año, así que al principio no siempre es obvio, sobre todo si uno no se pesa con regularidad.

Pero si ese aumento de peso no se nota un año tras otro, en la mediana edad su zona media podría perder ese aspecto de delgadez que usted tenía cuando era más joven.

Varios factores podrían tener la culpa. Quizá usted esté haciendo menos ejercicio debido a que las obligaciones familiares y laborales no le permiten ir al gimnasio con regularidad. Quizá esté comiendo más, por ejemplo si come una galleta con su taza de té vespertina diaria.

Tal vez simplemente no necesite tantas calorías como antes, debido al cambio gradual en la composición corporal que puede ocurrir con la edad. Tener menos músculo y más grasa puede ralentizar el metabolismo, haciendo que aumentar de peso sea más fácil.

Pero usted puede trabajar para evitar, o al menos limitar, este tipo de aumento de peso. Comience con una autoevaluación rápida. ¿Su nivel de actividad se ha reducido? ¿Come más de lo usual? Si respondió a estas preguntas en afirmativo, comprométase a retomar el control tanto de la dieta como del ejercicio.

Para mejorar la dieta, estudios que siguieron a personas durante 20 años encontraron que la clave es cambiar a una forma de alimentación que enfatice las frutas y las verduras, los granos integrales y los frutos secos.

Puede reemplazar los alimentos con pocos nutrientes con esas opciones si diseña su propia dieta. O si le va mejor con un plan estructurado, la dieta mediterránea, la Dieta del índice alternativo de alimentación saludable y la dieta de Enfoques dietéticos para detener la hipertensión (DASH, por sus siglas en inglés) son métodos saludables a tener en cuenta. (Algunas de las diferencias leves entre éstas se encuentran en las cantidades sugeridas de frutas, verduras y proteína).

Luego, reorganice su horario para incluir al menos 30 minutos de ejercicio cada día. La única forma de lograr esta meta es convirtiéndolo en una prioridad para que su salud continúe, en lugar de considerarlo como solo otra tarea pendiente. Recuerde que antes de poder convertirse en un hábito, una mejor forma de vida tiene que ser una mentalidad.

Más información

Harvard Health ofrece una guía para seguir su plan El Plato para Comer Saludable.

Comparte tu opinión