Buscan aliviar el dolor tras un reemplazo de rodilla

JUEVES, 18 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Unos investigadores quizá hayan encontrado una nueva forma de ayudar a aliviar el dolor de una cirugía de reemplazo de rodilla: infusionar morfina directamente en la tibia.

Los hallazgos provienen de un estudio reciente con 48 pacientes que se sometieron a un reemplazo total de rodilla. Los investigadores encontraron que administrar una inyección de morfina en la tibia durante la operación controlaba mejor el dolor postquirúrgico de los pacientes que el tratamiento estándar solo.

Buscan aliviar el dolor tras un reemplazo de rodilla

También redujo su dependencia de unos analgésicos opioides potencialmente adictivos.

Por ahora, la táctica solo se realiza en un número limitado de centros médicos. Es poco probable que las personas que se sometan a un reemplazo de rodilla en un futuro cercano cuenten con esta opción.

Pero no hay motivo para que el nuevo método no se adopte de forma generalizada, según el investigador sénior, el Dr. Kwan "Kevin" Park, cirujano ortopédico del Hospital Metodista de Houston.

El reemplazo total de rodilla, que en general se realiza para tratar una artritis grave, es un procedimiento común, anotó Park. Hace un par de décadas, los pacientes pasaban luego días en el hospital, y recibían opioides en dosis altas para controlar el dolor.

Pero las cosas han cambiado desde entonces, aseguró Park. El control del dolor ha mejorado, con la ayuda de medicamentos que se inyectan antes y durante la cirugía, por ejemplo. Y, con frecuencia, los pacientes reciben el alta el mismo día de la cirugía.

Pero todavía se pueden mejorar cosas, anotó.

Una meta es reducir la necesidad de analgésicos opioides, como la oxicodona y la hidrocodona, entre días y semanas tras la cirugía. Además de su potencial adictivo, los fármacos pueden tener efectos secundarios como las náuseas y el estreñimiento.

Park aseguró que "[los opioides] siguen teniendo un rol. Pero debemos minimizar su uso, y que los pacientes dejen de tomarlos lo antes posible".

En el nuevo estudio, el equipo de Park usó una técnica llamada infusión intraósea, en que el medicamento se inyecta directamente en la médula ósea. Los investigadores ya habían estudiado las infusiones como forma de administrar antibióticos a la tibia durante un reemplazo total de rodilla, con el objetivo de reducir el riesgo de infección, una complicación rara pero grave, aclaró Park.

Funcionó. Entonces, los investigadores deseaban ver si añadir morfina a la infusión podía ayudar a controlar el dolor postquirúrgico de los pacientes.

En el estudio, 48 pacientes fueron asignados al azar a uno de dos grupos. En uno, los pacientes recibieron un control del dolor estándar y una infusión de antibiótico en la tibia. El otro grupo recibió lo mismo, pero se añadió morfina a la infusión en la tibia.

Todos los pacientes recibieron anestesia general, más bloqueos nerviosos regionales, que ayudan con el dolor postquirúrgico. También se les recetaron analgésicos para uso postquirúrgico: acetaminofén (Tylenol) para el dolor más leve, u opioides para el dolor más intenso.

En promedio, encontró el estudio, los pacientes que recibieron la infusión de morfina reportaron menos dolor en los dos días tras la cirugía: sus calificaciones de dolor en una escala estándar eran de un 40 a un 49 por ciento más bajas, una diferencia que menguó un poco pero que persistió hasta el noveno día. Los pacientes también usaron menos opioides en las dos semanas tras la cirugía.

Una cirujana ortopédica que no participó en el estudio afirmó que los resultados parecen "potencialmente promisorios".

"Siempre es emocionante ver que salen nuevos estudios sobre el control del dolor postquirúrgico tras un reemplazo total de rodilla", comentó la Dra. Cynthia Kahlenberg, cirujana de cadera y rodilla del Hospital de Cirugías Especiales, en la ciudad de Nueva York.

Como Park, dijo que a pesar de los avances en el control del dolor, "muchos pacientes experimentan más dolor de lo que nos gustaría tras una cirugía de reemplazo de rodilla".

Kahlenberg dijo que se necesitan unos estudios más grandes para ver si los hallazgos actuales se pueden replicar. También comentó que muchos hospitales, incluso el suyo, han comenzado a usar un bloqueo nervioso regional adicional durante la cirugía, uno que este estudio no usó.

"No estoy seguro de qué tanta diferencia haría esta nueva técnica si (los investigadores) incorporaran ambos bloqueos de anestesia regional de uso común en lugar de solo uno", dijo Kahlenberg.

Park apuntó que se planifican más estudios.

Por ahora, no está del todo claro por qué una sola infusión ósea de morfina, que tiene unos efectos rápidos pero temporales, ayuda a controlar el dolor postquirúrgico durante días. Pero Park añadió que su equipo cree que entumecer el dolor inicial es clave.

El estudio se publicó en una edición reciente de la revista Journal of Arthroplasty.

Más información

La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons) ofrece más información sobre el reemplazo total de rodilla.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Kwan "Kevin" Park, MD, orthopedic surgeon, Houston Methodist Hospital, Houston; Cynthia Kahlenberg, MD, MPH, hip and knee surgeon, Hospital for Special Surgery, New York City; The Journal of Arthroplasty, June 2022

Comparte tu opinión