Biden anuncia nuevos incentivos para la vacunación

JUEVES, 3 de junio de 2021 (HealthDay News) -- En un esfuerzo por convencer a los estadounidenses vacilantes para que se vacunen contra la COVID-19, el Presidente Joe Biden anunció el miércoles una variedad de nuevas gratificaciones de una iniciativa del sector privado.

"A pesar de todo el progreso que estamos logrando como país, si usted no se ha vacunado, aún está en riesgo de enfermar de gravedad o morir o propagar la enfermedad a otros, sobre todo mientras los estadounidenses pasen más tiempo bajo techo de nuevo, reunidos muy de cerca en otoño", dijo Biden en el discurso en que anunció los incentivos.

Biden anuncia nuevos incentivos para la vacunación

La administración espera que la asociación con las compañías privadas le ayude a cumplir su meta de haber administrado por lo menos una dosis de la vacuna a un 70 por ciento de los estadounidenses el 4 de julio.

Las gratificaciones incluyen entrega gratis de comida, entradas para el béisbol, consolas de Xbox y la oportunidad de ganar en rifas de cruceros, compras de comida por un año y vuelos gratis, según el Washington Post.

Mientras anunciaba los incentivos, la Casa Blanca también lanzó varias iniciativas comunitarias de alcance, que incluyen cobertura en los medios locales, proveer recursos a las universidades, y reclutar 1,000 barberías y salones de belleza con propietarios negros a lo largo del país para que participen en los esfuerzos de vacunación.

El esfuerzo más agresivo por vacunar a los estadounidenses ocurre mientras poco menos de un 63 por ciento de los adultos estadounidenses han recibido al menos una dosis de una vacuna, reportó el Post, pero la demanda está en descenso.

Los esfuerzos de vacunación más recientes incluirán campañas de persuasión y bancos telefónicos y de mensajes de texto para llegar a las personas de las áreas con unas tasas bajas de vacunación, anotó Biden.

"Necesitamos que todo el mundo de todo el país se sume para llevarnos a la meta", enfatizó.

Las tasas de vacunación varían de forma marcada por el país. Algunos estados han administrado al menos una dosis de la vacuna a dos tercios de la población, mientras que otros apenas han llegado a poco más de un tercio. En particular, las partes conservadoras del país tienen unas tasas de vacunación más bajas, informó el Post.

"Vacunarse no es un acto partidista", aseguró Biden. "La ciencia se llevó a cabo bajo administraciones demócratas y republicanas. De hecho, las primeras vacunas fueron autorizadas bajo un presidente republicano".

Entre los incentivos del sector privado se incluyen una lotería de CVS para ganar cruceros gratis, entradas al Supertazón LVI y premios en efectivo; tarjetas de regalo de DoorDash; entradas gratis a los partidos de las Ligas Mayores de Béisbol para los que se vacunen en estadios; consolas de Xbox distribuidas por Microsoft en los Boys and Girls Clubs de las áreas muy afectadas; compras gratis de Kroger; y una lotería de United Airlines para ganar un año de vuelos gratis. Anheuser-Busch también anunció que regalará bebidas gratis si el país llega a la meta de Biden de un 70 por ciento.

Con el fin de aumentar la accesibilidad a la vacuna para los padres, la Casa Blanca también anunció que cuatro de los proveedores de guarderías más grandes del país ofrecerán cuidados gratis a los hijos de todos los padres y cuidadores que se vayan a vacunar o que se estén recuperando de la vacunación desde ahora hasta el 4 de julio.

EE. UU. está a punto de enviar millones de dosis de vacunas a los países necesitados

Estados Unidos pronto enviará millones de dosis de vacunas contra el coronavirus alrededor del mundo, incluyendo a América Latina, señaló el martes el secretario de estado Anthony Blinken.

Pero todavía no está claro dónde irán esas dosis ni cuándo se entregarán a los países que las necesitan de forma desesperada.

"En algún momento dentro de una o dos semanas, anunciaremos el proceso mediante el cual distribuiremos esas dosis", observó Blinken durante una conferencia de prensa en San José, Costa Rica, según el Washington Post.

El Presidente Joe Biden prometió haber donado 80 millones de dosis a otros países a finales de junio. Pero no se han ofrecido más detalles, mientras una dura competencia por las vacunas en todo el mundo ha dejado a muchos países en desarrollo por detrás de los países desarrollados.

En Costa Rica, los cinco millones de habitantes del país impusieron hace poco unas restricciones nacionales sobre la conducción para aliviar la carga de los hospitales, abrumados de pacientes con COVID-19. A Blinken y al Presidente Alvarado Quesada de Costa Rica les preguntaron durante la conferencia de prensa si Costa Rica iba a recibir dosis este verano, reportó el Post.

"Esperamos con ansiedad lo que Estados Unidos va a anunciar respecto a las vacunas", dijo Quesada a los reporteros en el palacio presidencial de San José. "Esperamos ser parte de los países que las reciban".

En Washington, el hecho de que China y Rusia distribuyan vacunas en América Latina se considera como parte de una competencia estratégica.

Pekín ha enviado más de 165 millones de su vacuna a América Latina y el Caribe. Algunos países latinoamericanos dependen ahora mucho de las vacunas chinas, entre ellos El Salvador, Brasil, Chile y Uruguay, según el Post.

Por otra parte, Estados Unidos se ha enfocado en vacunar a su propia población, y ha distribuido apenas 4 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca a Canadá y México, y ha comprometido 4 mil millones de dólares para Covax, la plataforma internacional que respalda la Organización Mundial de la Salud que dona vacunas a los países necesitados, según el Post.

La pandemia del coronavirus dañó al principio la imagen pública de China, cuando se convirtió en el epicentro global del brote, pero la rápida distribución de sus vacunas ha modificado la conversación, a pesar de ciertas preguntas sobre la eficacia de sus vacunas, observó el periódico.

El martes, Blinken enfatizó que Estados Unidos no pondría condiciones a sus donaciones de vacunas, dijo el Post.

"Nos enfocaremos en la equidad", afirmó. "Nos enfocaremos en la ciencia. Trabajaremos en coordinación con Covax y distribuiremos las vacunas sin hacer requerimientos políticos a quienes las reciban".

El jueves, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. superó los 33.3 millones, mientras que el número de muertes superó a las 595,800, según los cálculos de la Universidad de Johns Hopkins En todo el mundo, el jueves se habían reportado más de 171.7 millones de casos, y casi 3.7 millones de personas habían muerto por la COVID-19.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Washington Post

Comparte tu opinión