¿Beber más café podría ofrecerle un microbioma más sano?

¿Beber más café podría ofrecerle un microbioma más sano?

LUNES, 28 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- ¿Se pregunta si debe beberse o no esa segunda taza de café?

Una investigación reciente que vincula el consumo de cafeína con un microbioma intestinal (los billones de microorganismos que viven en su tracto digestivo y afectan a su salud general) sano podría motivarle a ser generoso con la bebida.

En años recientes, numerosos estudios han demostrado asociaciones entre el consumo de café y una reducción en los riesgos de salud de todo tipo, desde la diabetes tipo 2 hasta ciertos tipos de cáncer y la enfermedad de Parkinson.

Simultáneamente, unas evidencias crecientes sugieren que la conformación del microbioma intestinal puede afectar a la salud, al fomentar o reducir el riesgo de enfermedades.

Al conectar los puntos entre esas dos premisas de salud, un nuevo estudio encontró que los microbiomas de las personas que bebían café con regularidad eran considerablemente más sanos que los de las que consumían poco o nada de café.

"Todavía debemos averiguar más sobre cómo las bacterias y el anfitrión [nuestros cuerpos] interactúan para influir en nuestra salud", apuntó la autora principal del estudio, la Dra. Li Jiao, profesora asociada de medicina y gastroenterología en el Colegio de Medicina Baylor, en Houston.

¿Cuál es su consejo ahora? "Si le encanta el café, disfrútelo. Complazca a sus intestinos".

Los nuevos hallazgos se presentaron el lunes en la reunión anual del Colegio Americano de Gastroenterología (American College of Gastroenterology) en San Antonio, Texas.

En el estudio, los científicos tomaron por primera vez muestras del microbioma directamente de varias partes del colon durante colonoscopias. (Otros estudios solo han examinado muestras de heces).

En general, los 34 participantes que habían bebido dos o más tazas de café al día durante el año anterior exhibieron mejores perfiles de microbioma que los que consumieron menos café o no lo consumieron, reportó el equipo de Jiao.

Las especies bacterianas de las personas que bebían mucho café eran más abundantes y estaban distribuidas de forma más equitativa a lo largo del intestino grueso, eran más ricas en propiedades antiinflamatorias, y era bastante menos probable que incluyeran a la Erysipelatoclostridium, un tipo de bacteria que se vincula con las anomalías metabólicas y la obesidad.

Jiao dijo que todavía no se sabe con certeza por qué el café ejerce una influencia positiva en el microbioma intestinal. Pero sugirió que la cafeína u otros nutrientes del café podrían tener un impacto en el metabolismo de las bacterias y, a su vez, en la forma en que los metabolitos bacterianos (los productos finales de ese metabolismo) afectan al cuerpo.

Aunque los científicos quizá no comprendan del todo a los mecanismos que subyacen al impacto del café en el microbioma, se convencen cada vez más de la importancia de los contenidos de los intestinos para la salud en general.

"El microbioma intestinal parece ser el eslabón perdido entre la dieta y la incidencia de las enfermedades crónicas", planteó la Dra. Hana Kahleova, directora de Investigación Clínica del Comité de Médicos para una Medicina Responsable (Physicians Committee for Responsible Medicine). Kahleova no participó en el estudio.

Por ejemplo, explicó Kahleova, los individuos que comen una dieta occidental típica rica en grasa y alimentos procesados tienden a tener más endotoxinas, unos componentes tóxicos de las bacterias "malas" asociadas con la obesidad, la resistencia a la insulina y la enfermedad cardiovascular, en los intestinos. Al contrario, sugirió que es probable que los polifenoles y otros antioxidantes del café, que son compuestos que se encuentran de forma natural en los alimentos vegetales, sean lo que provee un microbioma más saludable.

Pero no hay que depender del café para que los intestinos absorban esos beneficios para la salud. "Todas las plantas, en su estado natural, son ricas en fibra, polifenoles y antioxidantes que nos ayudan a combatir al cáncer, a la diabetes y a la enfermedad cardiovascular", enfatizó Kahleova.

Esa es una buena noticia para las personas que no beben café y que no piensan comenzar a hacerlo. Independientemente de los beneficios, el café no es para todo el mundo. Puede agravar a un estómago sensible, empeorar el insomnio o plantear un peligro para los individuos con ciertas afecciones del corazón.

Pero el estudio quizá ofrezca alivio a las incontables personas a quienes les encanta el café y que no pueden imaginarse eliminarlo de sus dietas. Resulta que es probable que beber una o dos tazas al día no induzca ningún daño, y podría incluso ofrecer ciertos beneficios protectores para la salud.

Dado que la investigación fue presentada en una reunión médica, se debe considerar preliminar hasta que sea publicada en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre el microbioma, visite la Universidad de Harvard.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión