Bajan las tasas de tabaquismo de los estadounidenses que luchan contra la depresión y el abuso de sustancias

MIÉRCOLES, 27 de abril de 2022 (HealthDay News) -- Las personas que se enfrentan a la depresión y a los trastornos por abuso de sustancias con frecuencia tienden a ser fumadoras, pero un nuevo estudio encuentra que las tasas de tabaquismo entre estos estadounidenses vulnerables se han reducido de forma significativa.

"Este estudio nos muestra que, a nivel poblacional, las reducciones en el uso del tabaco son alcanzables en las personas con afecciones psiquiátricas, y que la cesación del tabaquismo se debe priorizar junto con los tratamientos para el uso de sustancias, la depresión y otros trastornos de la salud mental en las personas que los experimentan", planteó la coautora del estudio, la Dra. Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) de EE. UU.

Bajan las tasas de tabaquismo de los estadounidenses que luchan contra la depresión y el abuso de sustancias

"Las terapias para ayudar a las personas a dejar de fumar son seguras y efectivas, y podrían incluso mejorar el éxito a largo plazo de los tratamientos concurrentes de los síntomas de salud mental más graves en los individuos con trastornos psiquiátricos, al reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, y al mejorar el estado de ánimo y la calidad de vida en general", señaló Volkow en un comunicado de prensa del NIDA.

Los investigadores analizaron los datos de más de 558,000 adultos de a partir de 18 años que participaron en la Encuestas nacionales sobre el uso de medicamentos y drogas y la salud de EE. UU. de 2006 a 2019. Las personas con depresión mayor o un trastorno por el uso de sustancias, o ambos, eran más propensas a fumar cigarrillos que las que no tenían estos trastornos.

Pero tras controlar factores como la edad, el sexo, la raza/etnia, el nivel educativo y los ingresos familiares, los investigadores encontraron que, durante el periodo del estudio, las tasas de tabaquismo en el mes anterior se redujeron en un 13.1 por ciento entre los adultos con una depresión mayor en el año anterior y en un 8.2 por ciento entre los adultos sin depresión mayor.

La diferencia en el tabaquismo en el mes anterior entre los que habían tenido depresión mayor en el año anterior y los que no se redujo de un 11.5 por ciento en 2006 a un 6.6 por ciento en 2019.

En ese tiempo, el tabaquismo en el mes anterior se redujo en un 10.9 por ciento entre los adultos con un trastorno por uso de sustancias en el mes anterior, y en un 7.8 por ciento entre los adultos sin este trastorno.

Entre las personas que tenían tanto un trastorno por uso de sustancias como depresión mayor, las tasas de tabaquismo en el mes anterior se redujeron en un 13.7 por ciento, y en un 7.6 por ciento entre los adultos sin ninguno de los trastornos.

Hubo unas reducciones significativas en el tabaquismo entre los adultos con una depresión mayor y trastornos por uso de sustancias en todos los subgrupos de edad, sexo, y raciales y étnicos, excepto entre los amerindios y los nativos de Alaska. Estas comunidades tienen las tasas más altas de tabaquismo y las tasas más bajas de abandono del hábito de todos los subgrupos raciales y étnicos de Estados Unidos, y estos hallazgos resaltan la necesidad de proveerles recursos adicionales de prevención y tratamiento, según los autores.

El estudio fue realizado por investigadores del NIDA y de la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias. Se publicó en la edición del 26 de abril de la revista Journal of the American Medical Association.

Las tasas generales de tabaquismo, que es la principal causa prevenible de enfermedad, discapacidad y muerte en Estados Unidos, han estado en declive, anotaron los investigadores.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. describe los daños de fumar y los beneficios de abandonar el hábito.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: U.S. National Institute on Drug Abuse, news release, April 26, 2022

Comparte tu opinión