Estados Unidos: aumentan los casos de COVID en 36 estados

Estados Unidos: aumentan los casos de COVID en 36 estados
| Foto: GETTY IMAGES

Los brotes de coronavirus en el Medio Oeste y el Oeste de los Estados Unidos han llevado el conteo nacional de casos a su nivel más alto desde agosto, avivando el miedo sobre lo que el invierno que se aproxima podría significar para el país.

Los casos de COVID-19 han comenzado a aumentar en 36 estados, incluyendo partes del Noreste, que está comenzando a retroceder tras meses de avances, reportó The New York Times. El martes 14 de octubre, en todo el país se anunciaron más de 820 nuevas muertes y más de 54,500 casos nuevos, según el periódico. Idaho y Wisconsin establecieron el récord de casos nuevos en un solo día.

En la semana que acabó el lunes 13, en Estados Unidos se reportaron unos 50,000 casos nuevos cada día, informó el Times. Esto sigue siendo menos que a finales de julio, cuando el país experimentaba más de 66,000 casos nuevos cada día.

Pero la trayectoria está empeorando, y los expertos temen lo que podría suceder cuando el tiempo frío haga que la gente se refugie bajo techo, donde el virus se puede propagar de forma más fácil, señaló el periódico. Este último aumento en los casos aparece justo antes del aumento en las reuniones de personas que sucede en Halloween, Acción de Gracias y Navidad.

Dieciséis estados añadieron de forma individual más casos nuevos en el periodo de siete días que finalizó el lunes que en ningún otro periodo de una semana de la pandemia. Dakota del Norte y Dakota del Sur están reportando más casos nuevos por persona que cualquier otro estado anteriormente, reportó el Times.

"Muchos de los lugares afectados son estados del Medio Oeste, que se libraron al principio", declaró al Washington Post William Hanage, investigador en enfermedades infecciosas de la Universidad de Harvard. "Esto es particularmente preocupante, porque muchas de esas regiones más pequeñas no tienen las camas de UCI ni la capacidad que tenían los centros urbanos".

Las hospitalizaciones por la COVID-19 ya han comenzado a aumentar en casi una docena de estados, entre ellos Ohio y Pensilvania, lo que plantea la probabilidad de que pronto sean seguidas por unos crecientes conteos de muertes, reportó el Post.

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU., dijo a CNN que espera que los números "obliguen al público estadounidense a darse cuenta de que de verdad no podemos permitir que esto suceda, porque está en una trayectoria de empeorar cada vez más". Afirmó que las cifras crecientes son "la peor cosa que podría suceder al llegar los meses más fríos".

No está claro qué está provocando el aumento en el conteo de casos, pero quizá se trate del efecto invernal que se ha temido durante tanto tiempo, o la reapertura de los negocios y las escuelas, o simplemente que las personas se están relajando en sus esfuerzos de distanciamiento social, según el Post.

Frenan un segundo ensayo de una vacuna contra la COVID

Un segundo ensayo de una vacuna contra el coronavirus se pausó esta semana después de que surgiera una enfermedad sin explicación en uno de los voluntarios del ensayo.

Johnson & Johnson, que comenzó su ensayo en fase 3 de la vacuna apenas el mes pasado, no ofreció más detalles de la enfermedad y no dijo si el participante enfermo había recibido la vacuna o un placebo. La pausa del ensayo fue reportada inicialmente por el sitio web de noticias STAT.

Aunque Johnson & Johnson estaba por detrás de varios de su competidores en la carrera por crear una vacuna, su candidato tiene una ventaja, ya que no hay que congelarla y se podría administrar en una dosis en lugar de dos, reportó el Times. La vacuna de J&J también es el foco del mayor ensayo de una vacuna contra la COVID-19, que tiene la meta de inscribir a 60,000 voluntarios.

"Los eventos adversos (las enfermedades, accidentes, etc.), incluso los que son graves, son una parte prevista de cualquier estudio clínico, sobre todo los estudios de gran tamaño", aseguró la compañía en su declaración. "También estamos aprendiendo más sobre la enfermedad de este participante, y es importante tener todos los hechos ante de que compartamos información adicional".

"En realidad es bueno que estas compañías pausen los ensayos cuando surgen estas cosas", declaró al Times la Dra. Phyllis Tien, médica de enfermedades infecciosas de la Universidad de California, en San Francisco, uno de los centros de los ensayos tanto de Johnson & Johnson como de AstraZeneca. "Simplemente debemos permitir que el patrocinador y la junta de seguridad realicen su revisión y nos informen de sus hallazgos".

Johnson & Johnson no es la primera compañía que pausa un ensayo de una vacuna contra el coronavirus. Dos participantes del ensayo de AstraZeneca enfermaron de gravedad tras recibir su vacuna. Ese ensayo se paró, y todavía no se ha reanudado en Estados Unidos.

Dos compañías están trabajando en cócteles de anticuerpos

Regeneron Pharmaceuticals Inc. dijo la semana pasada que está solicitando a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. la aprobación de emergencia para un coctel experimental de anticuerpos que se administró a Trump poco después de su diagnóstico de COVID-19.

Horas antes de que la compañía hiciera el anuncio, Trump proclamó en un video publicado por la Casa Blanca que el fármaco tuvo un efecto "increíble" en su recuperación de la infección con el coronavirus, reportó el Post.

"Creo que fue la clave", aseguró Trump, tras reconocer que el coctel de anticuerpos fue uno de varios medicamentos que su equipo médico le recetó. Aunque todavía no hay evidencias firmes que prueben la efectividad del medicamento en los humanos, se ha mostrado promisorio en el tratamiento de los casos leves del nuevo coronavirus, según el Post.

En su video, Trump afirmó que "tengo una autorización de uso de emergencia preparada, y ahora vamos a lograr que la firmen". Sin embargo, una vocera de la FDA declaró al Times que la agencia ni confirma ni desmiente las solicitudes de los productos.

Regeneron dijo en su declaración que, al principio, podría producir dosis del coctel de anticuerpos para 50,000 pacientes, y luego aumentar la producción y llegar a dosis para 300,000 pacientes en los próximos meses, si le otorgan la autorización de emergencia.

El gobierno de EE. UU. firmó por primera vez un contrato con Regeneron en julio, y ha prometido distribuir dosis iniciales del tratamiento sin costo, si se aprueba, señaló el Post.

Regeneron no es la única compañía que está desarrollando un coctel de anticuerpos para combatir a la infección con la COVID-19. Eli Lilly and Co. también anunció que estaba solicitando la autorización del uso de emergencia de la FDA para un coctel similar. Pero, el jueves, la compañía anunció que había pausado un ensayo de su coctel de anticuerpos por preocupaciones sobre la seguridad, y no divulgó más detalles sobre el motivo de la pausa, reportó el Post.

Los expertos afirman que las pausas de este tipo demuestran que el sistema de seguridad está funcionando según lo previsto. Pero el intenso escrutinio a los que están sometidos los ensayos sobre la COVID-19, que se están realizando a un ritmo rápido, significa que la falta de transparencia sobre los posibles eventos adversos podría ayudar accidentalmente a fomentar la desconfianza ante cualquier tratamiento o vacuna para el coronavirus, reportó el Post.

COVID continúa propagándose por todo el mundo

El miércoles, el conteo de casos de coronavirus de EE. UU. se había acercado a los 7.9 millones, mientras que el número de muertes se acercaba a las 216,000, según el conteo del Times.

Según el mismo cálculo, hasta el miércoles, los cinco primeros estados en casos de coronavirus eran: California, con más de 863,600; Texas, con más de 842,000; Florida, con más de 738,700; Nueva York, con más de 481,000; e Illinois, con más de 329,000.

Frenar la propagación del coronavirus en el resto del mundo sigue resultando difícil.

Varios países europeos están experimentando aumentos en los casos, mientras se enfrentan a una segunda ola de infecciones con el coronavirus y las camas de los hospitales comienzan a llenarse, reportó el Post.

En Inglaterra, el Primer Ministro Boris Johnson instituyó un confinamiento en tres etapas, en un esfuerzo por ralentizar un sorprendente aumento en los casos de coronavirus en todo el país. En las últimas tres semanas, los nuevos casos de coronavirus se han cuadruplicado, y ahora hay más pacientes hospitalizados con COVID-19 que antes de que el gobierno impusiera el confinamiento en marzo, según el Post.

Dirigiéndose a la nación esta semana, Johnson advirtió a los británicos que el aumento en los casos del país era como "las advertencias que se encienden en el panel de un avión de pasajeros".

Las cosas no van mejor en India, donde el número de casos de coronavirus superó los 7.2 millones, mostró el conteo de la Hopkins.

Más de 110,500 pacientes con coronavirus han fallecido en India, según el conteo de la Hopkins, pero cuando esto se mide como una proporción de la población, el país ha tenido muchas menos muertes que muchos otros. Los médicos dicen que esto es un reflejo de la población más joven y delgada de India.

Aun así, el sistema de salud pública del país está extremadamente saturado, y algunos pacientes enfermos no pueden encontrar camas de hospital, anunció el Times. Solo Estados Unidos tiene más casos de coronavirus.

Por otra parte, Brasil superó los 5.1 millones de casos y se acercaba a las 151,000 muertes el miércoles, mostró el conteo de la Hopkins.

Los casos también se disparan en Rusia: el conteo de casos de coronavirus del país superó los 1.3 millones. Hasta el miércoles, el número de muertes reportado en Rusia era de más de 23,000, mostró el conteo de la Hopkins.

En todo el mundo, el número de infecciones reportadas había superado los 38.1 millones el miércoles, con casi 1.1 millones de muertes, según el conteo de la Hopkins.

Comparte tu opinión