¿Puede el optimismo alargar la vida?

¿Puede el optimismo alargar la vida?
El optimismo puede predisponer a las personas a adoptar hábitos saludables. | Foto: ISTOCK

Una actitud optimista en la vida podría no solo hacerte sonreír, así lo señaló una reciente investigación que sugiere que también ofrecería protección contra ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares (ACV) y muerte precoz. Los autores llegaron a esta conclusión tras revisar 15 estudios con datos de casi 230 000 participantes.

"Encontramos que los optimistas tenían un riesgo 35% más bajo de las complicaciones más graves debidas a la enfermedad cardíaca, en comparación con los pesimistas", señaló el doctor Alan Rozanski, profesor de cardiología en el Hospital St. Luke de Mount Sinai, en Nueva York, y el autor principal del trabajo. Según el experto, esa conexión entre cuerpo y mente se sostuvo en todos los grupos de edad, desde los adolescentes hasta aquellos que tenían más de 90.

Un ataque cardíaco o infarto ocurre cuando se bloquea el flujo de sangre hacia el corazón, generalmente por acumulamiento de grasa, colesterol y otras sustancias que forman una placa en las arterias coronarias, vías por las que se alimenta el órgano. La interrupción del flujo sanguíneo puede dañar o destruir una parte del músculo cardíaco.

El ACV o "ataque cerebral" sucede cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene. Si esto sucede por más de unos pocos segundos, el órgano no recibe nutrientes y oxígeno, y sus células puede morir, lo que causaría un daño permanente. Junto con el infarto constituyen las principales causas de muerte en el mundo.

Por este motivo, es que muchos investigadores se dedican a encontrar nuevas formas de contención y prevención. Teniendo en cuenta estudios previos, Rozanski y su equipo observaron cómo la positividad impacta en la corazón y cómo la actitud de una persona afecta su riesgo de fallecer por una amplia variedad de enfermedades.

Tras comparar los datos, se encontraron con que aquellos que tenían las perspectivas más positivas eran más propensos a mantener el corazón sano. A pesar de que catalogaron la esta asociación como "sustancial", los expertos advirtieron que la revisión no puede probar que el optimismo proteja de forma directa de la enfermedad cardiaca y muerte prematura. Sus hallazgos se publicaron en JAMA Network Open.

El secreto del optimismo

Los investigadores no saben a ciencia cierta cuál es el motivo detrás de los posibles beneficios de ser optimista. Aun así, apuntaron a toda una variedad de opciones, directas e indirectas. Por ejemplo, las personas optimistas son más adeptas en la resolución de problemas, desarrollan mejor los mecanismos de afrontamiento, y son más propensas a cumplir sus objetivos.

Ese tipo de habilidades podrían hacer que alguien tenga un interés más activo en monitorizar y mantener su salud. "Los estudios mostraron de forma constante que los optimistas tienen mejores hábitos de salud. Es más probable que tengan buenas dietas, hagan ejercicio, y quizá, sean menos propensos a fumar", anotó Rozanski.

Y añadió: "Unos datos crecientes también sugieren que el optimismo podría tener beneficios biológicos directos, mientras que el pesimismo podría ser nocivo para la salud. Esa conexión ya se mostró en otros factores de riesgo psicológicos, como la depresión". Según los autores, la positividad también podría tener su efecto al reducir la inflamación y mejorar el metabolismo.

Mirando al futuro, el equipo de Rozanski apuntó al potencial de desarrollar nuevos tratamientos para el cuerpo y la mente, probablemente en el área de la terapia conductual, diseñados para reducir el pesimismo y fomentar el optimismo. Sin embargo, son conscientes que para ello serán necesarias más investigaciones que evalúen si el optimismo inducido tiene los mismos efectos que el que ocurre de forma natural.

El doctor Jeff Huffman, director de investigación en psiquiatría cardíaca del Hospital General de Massachusetts, y autor de una editorial publicada junto con el estudio, cree que esta revisión ofrece "más evidencias de que el optimismo parece ser un factor de predicción independiente de una salud cardíaca superior".

El experto deslizó que esto podría deberse a que el optimismo "se asocia con una mayor actividad física, una dieta saludable, y una variedad de conductas adicionales de un estilo de vida sano". Y agregó: "También tiene un impacto en los procesos biológicos, y, en última instancia, el mecanismo mediante el cual el optimismo conduce a una mejor salud, probablemente sea una combinación de biología y conducta".

Comparte tu opinión