Asesinos silenciosos: los calefactores y los generadores conllevan un peligro de monóxido de carbono

DOMINGO, 19 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- Si usted es una de las personas que utiliza calefactores en invierno, debe protegerse de los peligros de incendios y de monóxido de carbono (CO), advierte la Comisión de Seguridad de los Productos del Consumidor (CPSC) de EE. UU.

En Estados Unidos, esto es particularmente cierto entre los afroamericanos, que tienen las tasas más altas de muerte por incendios (una tasa que casi duplica a la de la población general) y que conforman un 22 por ciento de las muertes por CO relacionadas con los generadores portátiles, casi 170 entre 2010 y 2020.

Asesinos silenciosos: los calefactores y los generadores conllevan un peligro de monóxido de carbono

Los calefactores están implicados en unos 1,700 incendios cada año en Estados Unidos, que resultan en unas 80 muertes y 160 lesiones anuales, según la CPSC.

Los expertos en seguridad aconsejan que siempre debe conectar los calefactores directamente al enchufe de la pared, y nunca en una regleta, lo que puede resultar en una sobrecarga que podría provocar un incendio. Asegúrese de mantener todos los materiales inflamables a al menos tres pies (un metro) de distancia de los calefactores.

Los calefactores también pueden plantear un peligro de hipertermia (exceso de calor), en particular en los niños, las personas con discapacidades y los mayores, debido a su capacidad limitada de actuar o reaccionar a una temperatura elevada.

La hipertermia puede resultar en la muerte. Nunca deje un calefactor sin supervisión en un espacio confinado cerca de un bebé o de personas con unas capacidades físicas, sensoriales o mentales reducidas, recomienda la CPSC en un comunicado de prensa.

Coloque detectores de humo en cada nivel de la casa y dentro de cada habitación. Debe colocar alarmas de CO en cada nivel de la casa, fuera de las áreas de dormir. Los expertos recomiendan que revise las alarmas cada mes para asegurarse de que funcionen. Cambie las pilas al menos una vez al año, o instale alarmas de humo y de CO con pilas selladas de 10 años.

Haga que un profesional revise los conductos de humo de las chimeneas, las chimeneas, las calderas y otros dispositivos que quemen combustible antes de cada temporada de calefacción, aconsejó la CPSC.

La mayoría de las muertes asociadas con los generadores portátiles ocurren en los meses más fríos del año, entre noviembre y febrero. El gas de escape contiene CO, que puede provocar la muerte en minutos y se conoce como el asesino silencioso.

De 2010 a 2020, más de 700 personas de Estados Unidos murieron por intoxicación con CO asociada con los generadores, y más de 50 de estas muertes ocurrieron en 2020, según la CPSC.

Use generadores portátiles solo al aire libre, y colóquelos a al menos 20 pies (6 metros) de distancia de la vivienda. Nunca utilice un generador dentro de una vivienda, sótano, cobertizo o garaje.

Si hay un apagón, use linternas de pilas en lugar de velas para iluminar su casa. Si usa velas, nunca deje las velas encendidas sin supervisión.

Más información

La Administración de Fuegos de EE. UU. ofrece más información sobre la seguridad del monóxido de carbono.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: U.S. Consumer Product Safety Commission, news release, Dec. 7, 2021

Comparte tu opinión