Apartan a los opioides del tratamiento del dolor dental

VIERNES, 19 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- Muchas personas que abusan de los opioides citan un uso legítimo a corto plazo de un opioide para el alivio del dolor de una articulación o dental como su "entrada" a la adicción.

Ahora, una investigación que se realizó en una clínica del estado de Nueva York encuentra que los dentistas pueden reducir su uso de opioides a cero, y usar otros analgésicos para los pacientes.

Apartan a los opioides del tratamiento del dolor dental

El resultado final: "De marzo de 2021 a febrero de 2022 no se recetaron opioides para el dolor dental", reportó un equipo de dentistas del Centro Médico de la Universidad de Rochester.

"Si se toma en cuenta que 1,800 pacientes recibían más de 20,000 pastillas de opioides al año en nuestra clínica antes de la implementación de la estrategia de reducción de los opioides, eliminar las recetas de opioides quizá signifique que más o menos 105 individuos al año no desarrollarán un uso nuevo y persistente de opioides asociado con el tratamiento en nuestra clínica", concluyó el equipo dirigido por el Dr. Yanfang Ren, profesor y jefe clínico de Howitt Urgent Dental Care, en la universidad.

Publicaron sus hallazgos en la edición del 17 de julio de la revista JAMA Network Open.

Una epidemia de abuso de opioides (de todo tipo, desde OxyContin y Percocet hasta la heroína) sigue asolando a Estados Unidos. En respuesta, los especialistas médicos están reduciendo el uso de los opioides recetados, sobre todo para el alivio del dolor a corto plazo.

El dolor dental es una situación de este tipo. Como anotaron Ren y sus colegas, "aunque la Asociación Dental Americana (American Dental Association) recomienda los antiinflamatorios no esteroides (AINE) para la gestión del dolor, se sigue usando los opioides más que los no opioides". Entre los AINE se encuentran fármacos como Advil (ibuprofeno), Aleve (naproxeno) y Celebrex (celecoxib).

Pero en muchos casos, los pacientes no pueden ser tratados con AINE debido a sus historiales médicos, explicaron los dentistas de la Rochester.

Así que recurrieron a una estrategia que llamaron "multimodal" para la gestión del dolor, "con AINE, acetaminofén y gabapentina". Se esperaba que esta variedad de opciones pudiera rellenar la brecha una vez los opioides ya no estuvieran en uso.

"Planteamos la hipótesis de que usar una combinación de analgésicos no opioides y añadir gabapentina a la mezcla para el dolor sería una estrategia efectiva para minimizar o eliminar a los opioides para el dolor dental", comentó Ren en un comunicado de prensa de la Universidad de Rochester.

¿Qué pasó al final? El equipo del estudio observó las prácticas de emisión de recetas en la clínica de marzo de 2021 a febrero de 2022, un periodo en que su equipo dejó de recetar opioides y favoreció al nuevo régimen.

En años anteriores, se había recetado un opioide a más de un tercio de los pacientes para aliviar su dolor dental a corto plazo, señalaron los investigadores. Pero ni uno de los casi 3,800 pacientes que fueron atendidos durante el periodo del estudio recibió un analgésico opioide.

En su lugar, la mayoría de los pacientes que buscaban alivio del dolor tras un procedimiento dental usaron una combinación de acetaminofén (mejor conocido como Tylenol) más ibuprofeno.

Alrededor de un 13 por ciento de los pacientes no podían tomar ibuprofeno ni acetaminofén debido a problemas de salud o interacciones farmacológicas. Ese grupo recibió alguna combinación de analgésicos no opioides que incluía a la gabapentina (por ejemplo, gabapentina más ibuprofeno o acetaminofén).

La mayoría de los pacientes no solo experimentaron un alivio efectivo del dolor, sino que en general los analgésicos no opioides funcionaron mejor que los opioides, apuntaron los investigadores.

Por ejemplo, la "tasa de fracaso" del alivio del dolor con acetaminofén/ibuprofeno fue de apenas un 2.2 por ciento, en comparación con alrededor de un 21 por ciento de las personas que habían recibido un opioide en años anteriores.

Los autores enfatizaron que en su estudio solo participó una clínica dental, y que es probable que se necesite un estudio de mayor tamaño para asegurar que apartar a los opioides se justifica en la atención dental en general.

Pero el equipo dental cree que la adición de la gabapentina, que se usa hace mucho para tratar el dolor nervioso, a la combinación ofrece incluso más opciones a los pacientes.

"La gabapentina no se metaboliza en el cuerpo, y por tanto es una combinación segura con otros analgésicos, como el acetaminofén o los AINE, y provee una alternativa potencial a los opioides, sobre todo cuando [no están indicados] el acetaminofén con AINE", añadió el grupo de Ren.

Más información

Aprenda más sobre el dolor dental en la Asociación Dental Americana.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: JAMA Network Open, Aug. 17, 2022; University of Rochester Medical Center, news release, Aug. 17, 2022

Comparte tu opinión