Años antes del diagnóstico, las personas con Alzheimer pierden el agudeza financiera

Años antes del diagnóstico, las personas con Alzheimer pierden el agudeza financiera

JUEVES, 3 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Incluso antes de la aparición de las señales de enfermedad de Alzheimer o demencia, las personas son propensas a tomar unas malas decisiones financieras, encuentra un estudio reciente.

Las personas mayores diagnosticadas con demencia o Alzheimer fueron más propensas a no realizar pagos de las tarjetas de crédito hasta seis años antes del diagnóstico, en comparación con personas similares sin demencia (un 8 frente a un 7 por ciento), encontraron los investigadores.

Los pacientes con demencia también son propensos a tener unas puntuaciones de crédito más bajas en los tres años antes del diagnóstico que los que no tenían demencia (alrededor de un 9 frente a un 8 por ciento). Esos problemas financieros eran más comunes entre los pacientes con un nivel educativo más bajo, mostraron los hallazgos.

"Los pagos de facturas no realizados pueden tener unas consecuencias catastróficas, como perder la vivienda, el coche o la empresa. Cuando se detecta la demencia, quizá sea demasiado tarde", apuntó la investigadora principal, Lauren Hersch Nicholas, profesora asociada y economista de la salud de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

La agudeza financiera que se tambalea también puede dejar a las personas mayores vulnerables a los estafadores.

"No tenemos acceso a los datos sobre las estafas telefónicas, pero nos preocupan mucho", aseguró Nicholas. "Dados los patrones que vemos, junto con otras investigaciones que sugieren que las personas que son más susceptibles al fraude en preguntas hipotéticas en encuestas son más propensas a desarrollar demencia en el futuro, sin duda consideraría caer en una estafa telefónica como una señal/síntoma temprano potencial que yo monitorizaría".

Pero "una detección más temprana puede ayudar a proteger a los pacientes de estos errores financieros", añadió. "Cuando se diagnostica la demencia, es importante asegurarse de que los pacientes también reciban asistencia para gestionar su dinero".

En el estudio, Nicholas y sus colaboradores recolectaron datos sobre más de 81,000 estadounidenses que recibían Medicare, un programa de seguro de salud federal para las personas de a partir de 65 años, o con una discapacidad.

"Aunque actualmente carecemos de tratamientos para retrasar o revertir la demencia, nuestro trabajo apunta a un importante rol para estrategias como los contactos financieros de emergencia, que puedan ayudar a proteger la seguridad financiera de las personas con demencia", planteó.

Nicholas también considera que las instituciones financieras de la comunidad tienen un rol en la protección de sus clientes mayores.

"Las empresas, como los bancos y las compañías de tarjetas de crédito, podrían estar en primera línea de la detección y la prevención de la demencia", aseguró.

Heather Snyder, vicepresidenta de operaciones médicas y científicas de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association), dijo que los hallazgos no son sorprendentes, y "añaden otro trabajo a esta área que busca identificar cuáles pudieran ser los primeros cambios notables que una persona podría experimentar".

Los trabajos anteriores resaltan que los cambios en el juicio, la capacidad financiera o la toma de decisiones podrían ser los primeros cambios en la memoria y en el pensamiento que las personas y los familiares noten, señaló Snyder.

Esta nueva investigación sugiere una asociación entre los cambios tempranos relacionados con el Alzheimer y la toma de malas decisiones financieras, indicó. "Pero no prueba causalidad, y no significa que los individuos mayores que no realicen un pago tengan demencia", enfatizó Snyder.

Muchos otros motivos personales, sociales y económicos pueden explicar por qué alguien podría tomar unas malas decisiones financieras, por ejemplo hacer los pagos tarde o gastar en exceso.

"Si le preocupan los cambios en la memoria o el juicio de un individuo, programe una cita con el médico para hablar sobre los síntomas y obtener una evaluación", aconsejó Snyder.

Y si se detecta un declive en la agudeza mental, hay formas de ayudar a proteger a los individuos de los fraudes y los estafadores.

Según la Asociación del Alzheimer, "debido a su vulnerabilidad, las personas con enfermedad de Alzheimer tienen un riesgo más alto de ser víctimas de estafas, fraudes y crímenes". La asociación recomienda:

  • Colgar una señal de "No se admite la venta a domicilio" en la entrada externa de la vivienda.
  • Llamar al registro nacional para no recibir llamadas ("Do Not Call", 1-888-382-1222), para reducir las ofertas telefónicas.
  • Eliminar el nombre de una persona de la lista de correo de la oficina de crédito. Para hacerlo, llame a la Industria de Reportes de Crédito del Consumidor (Consumer Credit Reporting Industry) al 1-888-567-8688.
  • Registrarse en la DMA (Asociación de Mercadeo Directo [Direct Marketing Association]), en www.dmachoice.org, para ayudar a reducir las ofertas por correo.

El nuevo estudio se publicó en la edición en línea del 30 de noviembre de la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

Aprenda más sobre cómo proteger a sus seres queridos de las estafas, incluyendo la "estafa al abuelo", que es común, en la Asociación del Alzheimer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Lauren Hersch Nicholas, PhD, associate professor, health economist, Johns Hopkins University Bloomberg School of Public Health, Baltimore; Heather Snyder, PhD, vice president, medical and scientific operations, Alzheimer's Association; JAMA Internal Medicine, Nov. 30, 2020, online

Comparte tu opinión