Aliviar la apnea del sueño podría ser clave para la recuperación tras un ACV

Aliviar la apnea del sueño podría ser clave para la recuperación tras un ACV

JUEVES, 20 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- La apnea del sueño es un factor de riesgo conocido del accidente cerebrovascular (ACV), y una nueva investigación sugiere que controlar la afección podría también ayudar a la recuperación de las personas que han sufrido un ACV o mini ACV.

Los pacientes del estudio típicamente utilizaron una mascarilla de presión positiva continua en las vías respiratorias (PPCVR) para aliviar las dificultades de respiración nocturna.

Los investigadores encontraron que, en los pacientes de ACV, "el tratamiento de la apnea del sueño con la terapia PPCVR provee unos beneficios significativos, incluso mayores que los beneficios del ATP, el tratamiento farmacológico aprobado por la FDA [Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU.] para el ACV", aseguró la investigadora principal del estudio, la Dra. Dawn Bravata.

"Se trata de un beneficio clínico sustancial", aseguró. "La buena noticia adicional para los pacientes de ACV es que la PPCVR se ha usado como terapia para la apnea del sueño durante muchos años, y tiene un excelente historial de seguridad". Bravata es científica investigadora en el Instituto Regenstrief y el Centro Médico Roudebush de la VA, en Indianápolis.

Según los investigadores, la apnea del sueño es común en las personas que han sufrido un ACV o mini ACV, pero pocas en realidad son diagnosticadas y tratadas por la afección. Se cree que un estimado de dos de cada tres pacientes de ACV sufren de la afección, que provoca una respiración irregular durante el sueño. La apnea del sueño puede conducir a unos niveles bajos de oxígeno, a hipertensión y a un latido cardiaco irregular.

En el nuevo estudio, el grupo de Bravata siguió los resultados de 252 personas que habían experimentado un ACV o un mini ACV (conocido como ataque isquémico transitorio, o AIT) durante hasta un año. Los pacientes fueron tratados en uno de cinco hospitales distintos de dos estados.

Los pacientes fueron divididos al azar en tres grupos: un grupo de control que recibió la atención estándar sin tratamiento para la apnea del sueño, la atención estándar más terapia PPCVR, o atención mejorada con terapia PPCVR. Los pacientes que utilizaron la PPCVR lo hicieron durante un promedio de un 50 por ciento de las noches.

Los investigadores reportaron que un 59 por ciento de los pacientes que recibieron la terapia PPCVR mostraron una mejora marcada en su recuperación, en términos de mejoras en los síntomas neurológicos. Esto es en comparación con un 38 por ciento de los que no recibieron la PPCVR.

El momento de la terapia también podría ser clave, apuntaron los autores del estudio.

"Los datos preliminares sugieren que mientras antes se trate la apnea del sueño con la PPCVR en los pacientes de ACV, más potente será el efecto de este tratamiento", indicó Bravata en un comunicado de prensa del Regenstrief.

"Usualmente, el diagnóstico de la apnea del sueño es un servicio ambulatorio. Pero debemos hacer que las pruebas del sueño estén disponibles de forma aguda para los pacientes de ACV y de AIT en el hospital, como parte de su batería de pruebas", planteó, "igual que lo hacemos con las imágenes del cerebro, los análisis de laboratorio y la monitorización cardiaca tras la evaluación inicial del ACV/AIT".

Dos expertos en la atención del accidente cerebrovascular creen que el método es realmente meritorio.

"Este estudio es muy interesante. Muestra que una intervención sencilla que trata la apnea del sueño puede mejorar los resultados en los pacientes de ACV", señaló el Dr. Andrew Rogrove, director de servicios del ACV en el Hospital de Southside de Northwell Health en Bay Shore, Nueva York.

Rogrove dijo que sería incluso más interesante evaluar las tasas de recuperación cuando la PPCVR se usa con una frecuencia superior al 50 por ciento de las noches que se observó en este estudio.

El Dr. Salman Azhar es director de atención del ACV en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Anotó que varios estudios han mostrado que la apnea del sueño es un factor en una mala recuperación de un accidente cerebrovascular.

La evaluación de la apnea del sueño no debería añadir una gran dificultad al tratamiento de los supervivientes a un ACV, añadió Azhar.

"Actualmente, realizar estudios del sueño en el hogar es fácil, y el diagnóstico de la apnea del sueño se ha convertido en algo mucho más sencillo, y se debería considerar en todos los pacientes de ACV que tengan unos resultados positivos en cuestionarios de detección", dijo.

Los hallazgos se publicaron a principios de mes en la revista Journal of the American Heart Association.

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. tiene más información sobre la apnea del sueño.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión