SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Algunos perros hasta abrirán puertas para ayudar a sus dueños

¿Alguna vez se ha preguntado hasta dónde llegaría su perro si usted tuviera algún problema?

Una nueva investigación sugiere que, dependiendo del perro, ni las puertas pueden parar su esfuerzo por llegar al rescate. Y para los que no pudieron abrir la puerta a empujones, quizá se preocuparon tanto que se quedaron paralizados.

"Vimos que los perros no solo sienten lo que sus dueños sienten, sino que si un perro sabe un modo de ayudarlos, atravesarán barreras para ayudarlos", señaló la autora del estudio, Emily Sanford, estudiante de postgrado en ciencias psicológicas y cerebrales en la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"Cada dueño de perro tiene una historia sobre llegar a casa tras un largo día, sentarse a llorar y que el perro esté ahí mismo lamiendo su cara. En cierto modo, esta es la ciencia que lo explica", dijo.

"Los perros han estado al lado de los seres humanos durante decenas de miles de años, y han aprendido a interpretar nuestras pistas sociales", explicó Sanford en un comunicado de prensa de la Hopkins. "Nuestros hallazgos refuerzan esa idea, y muestran que, como Lassie, los perros que saben que sus dueños humanos están en problemas podrían entrar en acción".

El estudio incluyó a 34 perros de varias razas y tamaños, y a sus propietarios, que se situaron detrás de una puerta transparente cerrada con imanes. Los perros podían ver y escuchar a sus dueños, a los que se pidió que tararearan "Twinkle, Twinkle Little Star" o que lloraran.

En general, los perros no abrieron la puerta con mayor frecuencia cuando sus dueños lloraron. Pero los perros que sí abrieron la puerta cuando sus dueños lloraban la abrieron 3 veces más rápido que los perros cuyos dueños cantaban.

Los investigadores también midieron los niveles de estrés de los perros. Encontraron que los perros que abrieron la puerta empujando para estar con sus dueños mostraron menos estrés, lo que significa que aunque el llanto los molestó, pudieron hacer algo al respecto.

Los perros que no abrieron la puerta empujando quizá simplemente querían demasiado a sus dueños, sugirieron los investigadores. Esos perros fueron los que más estrés mostraron cuando sus dueños lloraban, encontraron los autores del estudio.

El hallazgo se publicó el 24 de julio en la revista Learning & Behavior.

Más información

La Sociedad Humanitaria de Estados Unidos (Humane Society of the United States) explica cómo elegir el perro adecuado para usted.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad