Algunos pacientes con una COVID grave pueden tardar semanas en recuperar la conciencia

MIÉRCOLES, 16 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Otra señal de que es difícil recuperarse de una COVID-19 grave: un estudio reciente muestra que algunos sobrevivientes que requirieron ventilación mecánica tardan días, o incluso semanas, en recuperar la conciencia después de que se para la sedación y el tubo respiratorio se extrae.

En el estudio, los investigadores analizaron los datos de 795 pacientes con una COVID-19 grave que fueron tratados con ventiladores mecánicos en las unidades de cuidados intensivos de tres centros médicos durante al menos seis días.

Algunos pacientes con una COVID grave pueden tardar semanas en recuperar la conciencia

Del 72 por ciento que sobrevivieron y recuperaron la conciencia antes del alta del hospital, un 25 por ciento tardaron 10 o más días en recuperar la conciencia tras salir del ventilador, y un 10 por ciento tardaron más de tres semanas en recuperar la conciencia.

"Cuando examinamos las causas potenciales del retraso en la recuperación de la conciencia, encontramos que unos niveles bajos de oxígeno en la sangre se correlacionaban con el tiempo hasta la recuperación, incluso tras tomar en cuenta otros factores, por ejemplo la exposición a los sedantes", señaló el autor cosénior del estudio, el Dr. Brian Edlow, director asociado del Centro de Neurotecnología y Neurrecuperación del Hospital General de Massachusetts (MGH), en Boston.

"Esta relación dependía de la dosis, es decir, mientras más episodios de oxígeno bajo en la sangre experimentó un paciente, más tiempo tardó en despertarse", comentó Edlow en un comunicado de prensa del hospital.

La mayoría de los pacientes tuvieron escáneres cerebrales normales, lo que sugiere que el tiempo que tardaron en recuperarse no se debió a un accidente cerebrovascular (ACV), a hinchazón ni a sangrado en el cerebro, según los autores del estudio, que se publicó en una edición reciente en línea de la revista Annals of Neurology.

"Estas observaciones fueron constantes en los tres centros médicos y durante el primer y el segundo oleadas de la pandemia de COVID-19", anotó el colíder del estudio, el Dr. Jan Claassen, profesor asociado de neurología del Colegio Vagelos de Cirujanos y Médicos de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Algo importante, apuntó Edlow, es que "estos hallazgos nos proveen una información más precisa para orientar a las familias que deciden si continuar o no con la terapia que sostiene la vida en los pacientes inconscientes con COVID-19. El hecho de que el retraso en la recuperación de la conciencia fuera constante en los tres distintos centros médicos, en dos oleadas de la COVID-19, sugiere que debemos sopesar la posibilidad de una recuperación retrasada cuando tomemos decisiones de vida o muerte para estos pacientes en la unidad de cuidados intensivos".

Los hallazgos también podrían ayudar a los pacientes enfermos de gravedad con otras afecciones médicas, según los investigadores.

El coautor del estudio, el Dr. Emery Brown, profesor de anestesia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, y anestesiólogo del MGH, afirmó que "intentamos determinar si las lecciones aprendidas con los pacientes con una COVID-19 grave pueden orientar nuestro método respecto a los objetivos de oxigenación y la gestión de la sedación en la unidad de cuidados intensivos de un amplio espectro de pacientes que requieren ventilación mecánica".

Más información

Aprenda más sobre la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Massachusetts General Hospital, news release, March 15, 2022

Comparte tu opinión