Algunos hogares de ancianos y hospitales pueden abandonar el uso universal de máscaras, según los CDC

LUNES, 26 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. relajaron su recomendación sobre el uso universal de máscaras en los hogares de ancianos y hospitales, a menos que estas instituciones de atención de la salud estén en áreas con unos niveles altos de transmisión de la COVID-19.

El cambio forma parte de las directrices actualizadas que los CDC publicaron el viernes.

Algunos hogares de ancianos y hospitales pueden abandonar el uso universal de máscaras, según los CDC

Aun así, debido a las altas tasas de COVID, apenas alrededor de una cuarta parte de los condados de EE. UU. caen ahora en las nuevas directrices, que permitirían a médicos, pacientes y visitantes prescindir de las máscaras, informó CBS News.

En un momento anterior de la pandemia, se pidió a todo el mundo que usara máscaras o respiradores bien ajustados en los ámbitos de atención de la salud. Más adelante, las excepciones incluían que los visitantes podían "elegir no usar un control de la fuente" si tenían las vacunas al día y estaban solos junto con las personas a quienes visitaban, según CBS News. Otra excepción permitía al personal que estaba al día con la vacunación quitarse las máscaras cuando no estuvieran con los pacientes.

En las últimas directrices, "se realizaron actualizaciones para que reflejaran los niveles altos de inmunidad inducida por las vacunas y las infecciones, y la disponibilidad de herramientas de prevención y tratamientos efectivos", enfatizan las nuevas directrices de los CDC.

Ahora, "se sigue recomendando" el uso de máscaras durante un brote entre los pacientes, o "cuando se atienda a pacientes que estén de moderada a gravemente inmunocomprometidos".

Los CDC han estado revisando las directrices desde agosto, a medida que el número de personas hospitalizadas y de infecciones en los hogares de ancianos se ha ralentizado.

Aunque apenas un 3.5 por ciento de los estadounidenses viven en comunidades que los CDC consideran que tienen unos niveles altos, basándose en las tasas de hospitalización, los ambientes de atención de la salud deben seguir cumpliendo las directrices anteriores de "transmisión comunitaria", lo que incluye unas medidas según los casos reportados y las pruebas positivas. Según ese punto de referencia, alrededor de un 73 por ciento de los condados de EE. UU. todavía tienen un riesgo alto, según CBS News.

"La transmisión comunitaria es la medida que se recomienda ahora para orientar las prácticas selectas en los ambientes de atención de la salud, para permitir una intervención más temprana, antes de que el sistema de salud esté bajo presión, y para proteger mejor a los individuos que buscan atención en estos ambientes", apuntaron los CDC en su directriz actualizada.

Aunque algunas restricciones se aliviaron el viernes, otras se fortalecieron.

Esto incluye la orientación respecto a que las personas que han tenido una infección anterior con la COVID no tienen que hacerse una prueba del virus si se exponen en un plazo de 90 días tras esa infección anterior. Ahora, la directriz plantea que "se debe considerar la administración [de una prueba] a los que se han recuperado en los últimos 31 a 90 días".

Las evidencias emergentes sugieren que las personas pueden volver a infectarse con las variantes ómicron, incluso múltiples veces, en un periodo de tres meses.

"Nuestros hallazgos indican que el tiempo entre las infecciones primarias y las reinfecciones confirmadas con las distintas subvariantes ómicron con frecuencia es más corto que la definición de 90 días que utilizan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.", escribieron los autores de un estudio francés que se publicó la semana pasada.

Holly Harmon, vicepresidenta sénior de la Asociación Americana de la Atención de la Salud (American Health Care Association) y el Centro Nacional de Vivienda Asistida (National Center for Assisted Living), se alegró de los cambios sobre el uso de máscaras.

"Aunque nuestro compromiso con la prevención y el control de la infección continúa, adaptar los protocolos para la COVID implica reconocer la etapa actual de esta pandemia, además de la importancia de la calidad de vida de los adultos mayores de nuestro país", declaró Harmon a CBS News.

"Tras más de dos años, los residentes podrán ver más los rostros sonrientes de sus cuidadores, y nuestro dedicado personal podrá tener un momento para respirar", aseguró Harmon.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: CBS News

Comparte tu opinión