SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Algunos chicos están teniendo sexo antes de los 13 años



Hablar con sus hijos sobre el sexo puede resultar incómodo, pero una nueva investigación sugiere que los padres deben tener esas conversaciones mucho antes de lo que las tienen ahora.

En dos encuestas nacionales, los investigadores encontraron que entre un 4% y un 8% de los chicos reportaron que tuvieron relaciones sexuales antes de los 13 años. Ese número varió mucho, dependiendo de dónde vivían los chicos. En San Francisco, apenas un 5% de los chicos dijeron que tuvieron sexo antes de los 13 años, pero en Memphis ese número se disparó a un 25%.

La raza y la etnia también hacían una diferencia en si un joven tenía o no una experiencia sexual temprana. Los varones negros eran los más propensos a tener relaciones sexuales antes de los 13 años, seguidos por los varones hispanos.

"Los padres y los educadores no pueden esperar hasta que una clase de secundaria cubra los temas esenciales, dado que muchos varones jóvenes comienzan a tener sexo antes de ese momento", advirtió la autora del estudio, Laura Lindberg, del Instituto Guttmacher en la ciudad de Nueva York. El estudio aparece en la edición del 8 de abril de la revista JAMA Pediatrics.

El autor de un editorial publicado junto con el estudio, el Dr. David Bell, se mostró de acuerdo. "Para mí, el panorama general es que debemos asegurarnos de que nuestros jóvenes estén mejor preparados y mejor educados respecto al sexo", enfatizó.

Bell, profesor asociado en la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, apuntó que hablar sobre el sexo no anima a los jóvenes a tener relaciones sexuales.

Los adolescente inician las relaciones sexuales a una edad promedio de más o menos 17 años, según Bell, y ese número en realidad no ha cambiado durante años. Pero dijo que el porcentaje de jóvenes que inician las relaciones sexuales temprano (antes de los 13) ha estado en descenso durante más de una década.

Y ese declive es una buena noticia, porque tener sexo antes de los 13 años se vincula con un aumento en los riesgos sexuales, por ejemplo tener múltiples parejas sexuales y las enfermedades de transmisión sexual, apuntó el editorial. También podría vincularse con el abuso de sustancias, la violencia de pareja y un bajo rendimiento escolar.

El estudio más reciente observó dos grandes bases de datos que incluían a grupos nacionalmente representativos. Un estudio incluyó a casi 20,000 varones en edad de la escuela secundaria. El otro tenía a casi 8,000 varones de 15 a 24 años.

Se preguntó a los voluntarios si habían experimentado coito sexual entre chico y chica antes de los 13 años. La mayoría de los que tuvieron sexo antes de los 13 años dijeron que había sido con una "amiga". Lindberg apuntó que en ese estudio no preguntaron si la amiga tenía una edad similar, pero una investigación anterior sugiere que cuando los chicos tienen sexo a una edad temprana, sus parejas con frecuencia tienen una edad similar.

Un 55% de los hombres jóvenes dijeron que deseaban tener la experiencia sexual, y un 37% dijeron que tenían sentimientos contradictorios al respecto. Un 8% dijo que no querían que sucediera.

El nivel educativo de los padres pareció tener un impacto. Los chicos con madres que tenían un título universitario presentaban un 69% menos de probabilidades de tener relaciones sexuales antes de los 13 años.

En cuanto al motivo de que haya ese tipo de variación en las tasas de sexo temprano, Lindberg señaló que "las actitudes y valores de los varones adolescentes sobre su sexualidad y masculinidad de ven influidas por el contexto social de su comunidad".

"Nuestros hallazgos reflejan que el lugar donde uno vive lo expone a distintas normas sociales respecto a la hombría", añadió. "La variación entre los ambientes significa que los programas para el desarrollo y la salud de los jóvenes deben estar adaptados y ser sensibles a las comunidades en que se encuentren".

Bell dijo que a pesar de las diferencias geográficas, raciales y étnicas observadas en el estudio, todos los jóvenes deben recibir educación sexual, y los padres deben estar listos para tener unas conversaciones abiertas y honestas con sus hijos.

Bell también dijo que el pediatra de un niño puede ser útil si los padres tienen dificultades. Y los pediatras deben ser conscientes de estos hallazgos, porque a los niños que podrían participar en una actividad sexual temprana se les debe ofrecer pronto la vacuna contra el VPH (para prevenir la enfermedad de transmisión sexual que causa algunos tipos de cáncer), cuando tiene la mayor efectividad.

Más información

Para más información sobre cómo hablar con los niños sobre el sexo, visite Healthfinder.gov.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Sexualidad a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad