¿Algunos alimentos le saben muy amargos? Quizá tenga un riesgo más bajo de COVID

MARTES, 25 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Si no puede soportar el brócoli, el apio o la col rizada, quizá sea un supercatador, y esto podría protegerlo de la COVID-19.

Los supercatadores son personas que son altamente sensibles al sabor amargo. No solo es menos probable que contraigan la COVID-19 que las personas que no son igual de sensibles a los sabores fuertes e intensos, sino que también es menos probable que sean hospitalizadas por la enfermedad, señalaron los investigadores.

¿Algunos alimentos le saben muy amargos? Quizá tenga un riesgo más bajo de COVID

Además, los supercatadores en un nuevo estudio experimentaron síntomas de COVID-19 durante apenas unos cinco días, en comparación con un promedio de 23 días de las personas que no eran supercatadores.

No se comprende del todo exactamente cómo, o incluso si, el sentido del gusto afecta al riesgo de COVID-19, pero los investigadores cuentan con una teoría.

Los receptores del sabor amargo (incluyendo uno denominado T2R38) se encuentran en las papilas gustativas de la lengua.

"Cuando el T2R38 se estimula, responde produciendo óxido nítrico para ayudar a matar o prevenir la replicación posterior de virus en la mucosa respiratoria", comentó el investigador, el Dr. Henry Barham, otorrinolaringólogo de Baton Rouge, Luisiana. Estas membranas mucosas recubren al sistema respiratorio y proveen un punto de entrada para los virus, entre ellos el SARS-CoV-2, que provoca la COVID-19.

"Los resultados tienen importantes implicaciones, por ejemplo permitir a las personas tomar unas decisiones más informadas, y potencialmente priorizar la administración de las vacunas", planteó Barham.

Varios estudios están explorando cómo los receptores del sabor amargo afectan al riesgo de COVID-19 y otras infecciones respiratorias superiores, añadió.

El estudio incluyó a cerca de 2,000 personas (con una edad promedio de 46 años) cuya capacidad de percibir el gusto se evaluó utilizando tiras de papel. Todas fueron evaluadas antes de que tuvieran COVID-19, ya que podría afectar su sentido del gusto y del olfato.

Los participantes se asignaron a uno de tres grupos: los no gustadores, los supercatadores, y los gustadores.

Los no gustadores son personas que no pueden detectar ciertos sabores amargos en lo absoluto. Los supercatadores, al contrario, tienen una sensibilidad extrema al sabor amargo, y pueden detectar unos niveles extremadamente bajos. Los gustadores están en un lugar intermedio.

Durante el estudio, 266 participantes tuvieron resultados positivos de COVID-19. Fue mucho más probable que los no gustadores se infectaran que los supercatadores, y también fueron más propensos a tener una COVID-19 grave.

Los gustadores eran propensos a tener síntomas de leves a moderados de COVID-19, y con frecuencia no requirieron hospitalización. Los que tenían afecciones subyacentes o una mayor edad con una menor capacidad de captar el sabor amargo fueron la excepción, encontró el estudio.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 25 de mayo de la revista JAMA Network Open.

El Dr. Alan Hirsch, director de neurología de la Smell & Taste Treatment and Research Foundation, en Chicago, ha pasado su carrera estudiando los efectos de la pérdida del olfato y el gusto en la enfermedad. Revisó los resultados del estudio.

"Los nuevos hallazgos tienen mucho sentido", afirmó. Hirsch sugirió que las personas se beneficiarían al averiguar su propio estatus respecto al sentido del gusto.

"Si usted no puede detectar el sabor amargo, debería tener mucho más cuidado y usar las máscaras durante más tiempo para protegerse de la COVID-19", planteó Hirsch. Lamentablemente, añadió, la mayoría de las personas no saben qué tipo de gustadores son.

Unas pruebas para hacer en casa o en el consultorio pueden decirle dónde cae en el espectro del gusto.

Pero hay una opción más fácil. "Si el apio le sabe amargo, usted es un supercatador, y si no, tenga cuidado", añadió Hirsch.

Más información

Averigüe más sobre cómo mantener a la COVID-19 a raya en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Henry Barham, MD, ear, nose, and throat specialist, Sinus & Nasal Specialists of Louisiana, Baton Rouge; Alan Hirsch, MD, neurological director, Smell & Taste Treatment and Research Foundation, Chicago; JAMA Network Open, May 25, 2021, online

Comparte tu opinión