Alerta de calor: manténgase seguro en las temperaturas ardientes

VIERNES, 22 de julio de 2022 (HealthDay News) -- A medida que unas ardientes temperaturas arropan a gran parte del país, más personas están en riesgo de agotamiento por calor y de golpes de calor (insolaciones) potencialmente letales. Un experto ofrece consejos sobre cómo evitar los peligrosos efectos de las históricas temperaturas.

Aunque cualquiera puede desarrollar una enfermedad relacionada con el calor debido a la exposición prolongada al calor excesivo o a una humedad alta, incluso los deportistas o las personas cuyo trabajo requiere que pasen tiempo al aire libre, algunas personas tienen una vulnerabilidad particular.

Alerta de calor: manténgase seguro en las temperaturas ardientes

El Dr. Jed Zeigler, especialista en medicina de emergencias del Centro Médico Hampden de Penn State Health en Enola, Pensilvania, explica que las personas con dificultades para controlar su temperatura corporal son más susceptibles a los peligros del calor extremo. Las que sufren de insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal, mala circulación o hipertensión también tienen un riesgo alto, al igual que los bebés y los niños muy pequeños.

Según Zeigler, las personas de a partir de 65 años son las más vulnerables a las enfermedades relacionadas con el calor.

"Viven con cierto grado de deshidratación constante, sin importar las condiciones del tiempo", explicó Zeigler en un comunicado de prensa del sistema de salud. "Como resultado, su sistema circulatorio (su sistema de enfriamiento) ya no funciona igual de bien, lo que las predispone al agotamiento por calor y al golpe de calor".

Zeigler explicó la diferencia entre ambas cosas. "El agotamiento por calor es lo que la mayoría pensamos cuando oímos que alguien se 'sobrecalienta' en verano", apuntó. Los síntomas pueden incluir una sudoración excesiva, piel fría, pálida y pegajosa, calambres musculares, náuseas o vómitos, desmayos, mareos y dolores de cabeza.

"Todas son señales de que el cuerpo trabaja a toda velocidad para intentar enfriarse", dijo Zeigler.

El golpe de calor se desarrolla cuando el cuerpo ya no puede enfriarse.

"En ese momento, su temperatura se disparará mucho, a 103 ºF (39.4 ºC) o más, y su piel se enrojecerá y calentará", dijo Zeigler. "La persona ya no suda".

El golpe de calor es una emergencia médica, y las personas podrían mostrar una desorientación extrema o desmayarse. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., cada año hay unas 600 muertes relacionadas con el calor en Estados Unidos.

"Sin duda atendemos a bastantes pacientes con golpe de calor, y por suerte algunos se recuperan del todo", apuntó Zeigler. "Pero cuando la temperatura se desregula del todo de esta forma, los resultados son similares a los de un accidente cerebrovascular (ACV)".

Las personas con un agotamiento por calor leve pueden ser tratadas en casa, según Zeigler.

Zeigler recomienda que las personas salgan del calor, al menos que se pongan en la sombra, pero mejor que permanezcan bajo techo con aire acondicionado. También se les aconseja beber bastante agua para mantenerse hidratadas. "Esto va de la mano con la capacidad del cuerpo de enfriarse", enfatizó.

Además, los que experimenten agotamiento por calor pueden tomar una ducha fría o colocar paños fríos en los costados del cuello. Los ventiladores también pueden ser útiles.

Las personas que experimenten agotamiento por calor que vomiten o cuyos síntomas no se alivien tras una hora de tratamiento en casa deben ir al médico, apuntó Zeigler. Quizá les indiquen que acudan a la sala de emergencia de un hospital, para recibir una evaluación completa y atención, lo que podría incluir líquidos intravenosos.

El golpe de calor es incluso más grave.

"Si ve a alguien que parece enrojecido y acalorado pero que no suda, y su temperatura es muy alta y está confundido o inconsciente, llame al 911 de inmediato", aconsejó Zeigler.

"Mientras espera a los socorristas de emergencias, comience con algunas técnicas de enfriamiento", planteó. "Si es posible, muévalo a un área fresca. Y póngale un paño frío en el cuello. Los médicos aplicarán esfuerzos de enfriamiento similares cuando lo pongan en la ambulancia. No hay ningún buen motivo para no comenzar mientras los esperan".

Zeigler señaló que, en general, los médicos aplican unos "medios más agresivos de enfriar los cuerpos hasta una temperatura normal", además de otras intervenciones necesarias.

La mejor forma de evitar las enfermedades relacionadas con el calor es evitar el calor extremo siempre que sea posible y mantenerse hidratado, dijo Zeigler. Permanezca en interiores donde haya aire acondicionado, o al menos use un ventilador para ayudar a enfriar su cuerpo.

Si tiene que estar al aire libre, use ropa cómoda, ligera y suelta, e hidrátese con frecuencia. Los niños pequeños, que quizá no se den cuenta de que se están calentando demasiado mientras juegan al aire libre, requieren que padres y cuidadores les presten una atención adicional. Asegúrese de que hagan pausas frecuentes para tomar agua, y que eviten las actividades de exteriores activas en las horas más calurosas del día.

Zeigler también sugiere que las personas chequeen a sus parientes o vecinos mayores.

"Pregunte cómo puede ayudarles. Prepáreles comida para que no ellos no tengan que hacerlo", apuntó. "Y vemos a personas de 80 y más años cortar el césped. Ofrezca cortárselo usted".

Incluso las personas sanas que no son mayores deben esperar hasta que el aviso de calor haya terminado antes de cortar el césped. "Si no corta el césped unos días, no será el fin del mundo", añadió Zeigler.

Más información

Para más consejos sobre cómo prevenir las enfermedades relacionadas con el calor, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Penn State Health, news release, July 20, 2022

¿Le ha sido útil esta página?


¿Le ha sido útil esta página?

Comparte tu opinión