Un mayor nivel educativo podría ralentizar al Alzheimer temprano

Un mayor nivel educativo podría ralentizar al Alzheimer temprano

Entre las personas que portan el gen que conlleva un riesgo más alto de enfermedad de Alzheimer de inicio temprano, un nuevo estudio sugiere que alcanzar un mayor nivel educativo podría ralentizar el desarrollo de las placas beta amiloides en el cerebro.

Entre un 1 y un 6 por ciento de las personas con enfermedad de Alzheimer portan genes que las ponen en riesgo de un desarrollo temprano de la enfermedad, que puede comenzar entre la treintena y la cincuentena, señalaron los investigadores.

"Como hemos supuesto que los efectos de esos genes no se pueden cambiar, se ha realizado muy poca investigación sobre si podemos modificar la trayectoria de la enfermedad", explicó la investigadora, Sylvia Villeneuve, de la Universidad de McGill en Montreal, Canadá. "Es emocionante ver que la educación podría tener un rol al retrasar el inicio de esta enfermedad devastadora, que afecta a las personas en la flor de la vida".

En el estudio, Villeneuve y sus colaboradores observaron a dos grupos. Un grupo de 106 personas tenían una edad promedio de 67 años y uno de sus padres había sido diagnosticado de Alzheimer. Entre esas personas, un 39 por ciento tenían la mutación genética APOE4, vinculada con el Alzheimer.

En el otro grupo, de 117 personas, con una edad promedio de 35 años, un 31 por ciento portaban la mutación APOE4.

Ambos grupos habían recibido, en promedio, 15 años de escolarización.

Los investigadores encontraron que, entre las personas con Alzheimer familiar de inicio temprano, unos niveles educativos más altos se vincularon con menos placas amiloides en el cerebro.

En ambos grupos, las personas con menos de 10 años de escolarización tenían alrededor del doble de placa amiloide, en comparación con las personas que tenían más de 16 años de escolarización, según el informe, que se publicó en la edición en línea del 5 de agosto de la revista Neurology.

"Aunque se ha creído que las personas con enfermedad de Alzheimer familiar, con sus potentes causas genéticas, tal vez contaban con pocas formas de ralentizar el desarrollo de la enfermedad, nuestro estudio muestra que la educación podría tener cierto efecto protector, quizá al promocionar la resistencia del cerebro contra estas placas, igual que se ha mostrado en las personas con causas desconocidas de la enfermedad", planteó Villeneuve en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology).

Comparte tu opinión