AHA News: ¿Quiere ayudar al personal de emergencias? Manténgase seguro en su casa

AHA News: ¿Quiere ayudar al personal de emergencias? Manténgase seguro en su casa

MARTES, 14 de abril de 2020 (American Heart Association News) -- Nadie desea encontrarse en una sala de emergencias en ningún momento. Pero, en vista de los casos de COVID-19 que llenan los hospitales en todo el país, prevenir lesiones y accidentes innecesarios que requieran atención de emergencia, podría hacer que todos sigamos más seguros.

"Estos son momentos en que debemos ser más precavidos que nunca", dijo la Dra. Kate Cronan, doctora de pediatría de emergencia en el hospital pediátrica Nemours/Alfred I. duPont de Wilmington, Delaware. "Queremos ayudar a todos a evitar lesiones serias que podrían requerir una visita a la sala de emergencias".

Los expertos advierten que eso podría ser aún más desafiante ahora que las familias tienen que permanecer en su casa y los niños se ponen inquietos. Las personas mayores, que de por sí tienen mayores riesgos de caerse, también tendrán que tomar medidas adicionales para velar por su seguridad durante la pandemia.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, aproximadamente 29 millones de personas acaban en el departamento de emergencias a causa de accidentes. Anualmente, entre los adultos de mayor edad, 1 de cada 4 sufre lesiones por caerse, con la mayoría de estas caídas sucediendo en su casa.

No vacile en obtener atención de emergencia si la necesita.

Pero, para mantenerse a salvo de las lesiones y seguir alejado de la sala de emergencias, hay tres cosas en las que las personas mayores deben enfocarse: "mantener la resistencia, la fuerza y la flexibilidad, asegurar que su hogar sea lo más seguro posible y saber cómo levantarse en caso de una caída", dijo Jill Breysse, investigadora del Centro Nacional para Viviendas Seguras, un organización sin fines de lucro basada en Maryland.

Breysse se ha dedicado a analizar resultados del programa CAPABLE (en inglés Community Aging in Place-Advancing Better Living for Elders) de la Escuela de Enfermería de John Hopkins. Este es un programa comunitario que brinda asistencia a ancianos de bajos recursos con el fin de que envejezcan en su hogar con seguridad y lleven una vida mejor.

"Las caídas en la casa son una de las formas principales con las que se lastiman los adultos mayores", Breyesse dijo. "En general, es muy importante tomar medidas para prevenirlas, pero la situación actual es un recordatorio de cosas que debemos hacer todo el tiempo".

Conservar el equilibrio y la fuerza es un paso importante para prevenir las caídas, dijo. Para lograrlo, las personas de mayor edad pueden realizar rutinas sencillas de ejercicio que concuerden con sus habilidades físicas y con el asesoramiento de sus proveedores de atención médica. A través de su página de Go4Life website, el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, de los Institutos Nacionales de la Salud ofrece una serie de videos de ejercicios para personas de edad avanzada, destinados a ayudarlos a mantener el equilibrio.

"Si nunca han hecho ningún tipo de ejercicio, no deben comenzar con aeróbicos", dijo Breysse. "Pueden comenzar con cosas sencillas como caminar de la puerta de enfrente a la puerta de atrás varias veces. Es aburrido, pero de todos modos es ejercicio".

También es importante asegurar que la casa sea segura para moverse en ella agregó. Los CDC ofrecen una lista de seguridad para ayudar a los ancianos a prevenir caídas en su hogar. La lista incluye consejos tales como eliminar tapetes o ponerles un refuerzo antideslizante en el reverso; no dejar objetos en el piso con los cuales alguien se pueda tropezar; enrollar alambres y cables cerca de la pared para que no poseen peligros; y, asegurar que todos los pasillos y escaleras tengan buena iluminación.

El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento ofrece estos consejos para personas que lleguen a caerse: permanezca inmóvil unos momentos para que se le pase el susto. Revise si se lastimó. Si puede, póngase de costado, levántese lentamente sobre manos y rodillas y gatee hasta una silla. Súbase de rodillas una pierna a la vez y levántese lentamente girando para sentarse en la silla.

Los niños también podrían tener mayores riesgos para lastimarse accidentalmente al buscar formas de distraerse del aburrimiento o sacar el estrés de estar encerrados. Cronan recomienda sacarlos a exteriores cuando sea posible para que hagan un receso del trabajo escolar y muevan el exceso de energía.

"Evite áreas congestionadas y mezclarse con la gente", advirtió. Asegúrese de seguir las pautas de distanciamiento social de su ciudad o estado.

"Asimismo, este no es el momento de experimentar con nuevas actividades como andar en patineta o cosas que conlleven posibles caídas", Cronan dijo. "Pero si tiene jardín, efectivamente deje que los niños jueguen afuera, quizás con una pelota, brincando cuerda o practicando algún otro juego. También pueden salir a caminar. Sacar la energía hace que la gente se sienta mejor".

Si no pueden salir, "Organice una sesión de ejercicio en grupo, aunque sea de 15 minutos", dijo, "y permita que cada niño tenga un turno para dirigirla. Hagan estiramientos un día, o pónganse a correr en su lugar".

¿Qué debe evitar?

"Subir y bajar las escaleras corriendo", dijo Cronan, citando el riesgo de caerse. "He escuchado que los niños hacen eso como ejercicio y este no es un buen momento para ello".

Comparte tu opinión