AHA News: Por qué el encender tabaco de cualquier tipo y COVID-19 no se mezclan

AHA News: Por qué el encender tabaco de cualquier tipo y COVID-19 no se mezclan

MARTES, 5 de mayo de 2020 (American Heart Association News) -- A medida que crece la evidencia de que las personas que fuman corren un mayor riesgo de morir de COVID-19, los profesionales de la salud regresan a un mensaje familiar con renovada urgencia: quizás no exista un mejor momento para dejar de fumar.

A medida que los investigadores recopilan información relativa a la expansión del virus, tanto la Organización Mundial de la Salud, o OMS, como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han identificado el tabaquismo como un factor de riesgo para la enfermedad grave y muerte relacionada con el coronavirus.

Los estudios en Wuhan, China, donde surgió el coronavirus el pasado diciembre, mostraron que comparados con personas que no fuman, los fumadores eran 1.4 veces más propensos a presentar síntomas graves de COVID-19 y 2.4 veces más propensos a ser internados en unidades de cuidados intensivos, requerir respiradores mecánicos o fallecer.

"Es evidente que este es un mundo nuevo, pero no cabe duda de que fumar empeora la situación si alguien se contagia con el virus", dijo el Dr. Irving Kron, vicepresidente asociado superior para ciencias de la salud de la Universidad de Arizona en Tucson. "Si se contagia, hay cierta evidencia que indica que fumar cambiará la propensión de los pulmones a infectarse. Y, como se sabe, si los pulmones se infectan de esta enfermedad entonces tenemos un mal plan".

Es ahí cuando las personas pueden morir, agregó. Sin embargo, los cambios biológicos que se ocasionan al fumar pueden ocasionar más infecciones pulmonares en la vida cotidiana, haya pandemia o no.

Los estudios han sacado menos conclusiones acerca de los peligros potenciales del COVID-19 en personas que usan vaporizadores, dijo Kron, aunque los cigarrillos electrónicos se han vinculado con asma, enfermedades pulmonares crónicas y enfermedades cardiovasculares.

"Sabemos que muchas personas con coronavirus mueren de alguna enfermedad cardíaca preexistente. Por lo tanto, si la persona fuma, se conoce que eso afecta sus arterias coronarias", dijo Kron. "En términos de los efectos de largo plazo, es definitivo que fumar aumenta el riesgo de morir de coronavirus".

Las personas que comparten dispositivos para fumar, como plumas de vapeo o pipas de los narguiles (llamados hookahs en inglés), tienen un riesgo especial de esparcir el virus, dijo Rezk-Hanna.

"Ya que esos fumadores tienden a compartir la misma boquilla de los fumar de esa manera podría aumentar aún más la transmisión de COVID-19", señaló. "También sabemos que debido a la falta de reglamentación es posible que las empresas de entrega de narguiles a domicilio, o los establecimientos para fumarlas, no limpien las pipas debidamente. Debido a que el coronavirus puede sobrevivir varios días en superficies como plástico o metal, es bastante probable que eso conlleve un riesgo de transmisión".

De manera similar, la OMS sugirió que las personas que dejen de fumar en estos momentos reducirían su riesgo de infección simplemente porque disminuirían la cantidad de veces que se tocan la boca con los dedos.

Aunque los funcionarios de salud no pueden predecir un cronograma específico para controlar el esparcimiento del coronavirus, sí destacan información que indica que existen beneficios de salud de corto plazo cuando alguien deja de fumar.

"Los fumadores que cesan ese hábito comienzan a ver mejorías en su salud pulmonar y cardíaca casi de inmediato", dijo Rezk-Hanna. "El ritmo cardíaco regresa a niveles normales en pocos minutos. Después de varias horas caen los niveles de monóxido de carbono y otras substancias tóxicas relacionadas con el tabaco, lo cual ocasiona que suban los niveles de oxígeno en la sangre y que comiencen a mejorar la tos y la falta de aliento".

Un estudio publicado el pasado en enero en el boletín Nature encontró que dejar de fumar no solo podría prevenir daños pulmonares futuros, sino hasta hacer que las células sanas comiencen a reparar los daños previos.

"Hay tantas cosas malas relacionadas con fumar, incluido el hecho de que es un hábito muy desagradable", dijo Kron. "Si titubeó anteriormente, ahora es un momento excelente para dejar el hábito."

Comparte tu opinión