AHA News: Personas con demencia pueden tener menos probabilidad de recibir un tratamiento avanzado para derrame cerebral

MIÉRCOLES, 24 de agosto de 2022 (American Heart Association News) -- Entre las personas que tienen el tipo más común de derrame cerebral –el causado por una obstrucción en un vaso sanguíneo– aquellas con demencia parecen tener menos probabilidades de recibir un tratamiento avanzado para la eliminación de coágulos que otras personas, informa un nuevo estudio a gran escala.

El tratamiento, llamado trombectomía mecánica, usa un dispositivo para eliminar un coágulo de un vaso sanguíneo grande y restaurar así el flujo sanguíneo al cerebro. Las investigaciones han mostrado que la trombectomía mecánica tiene un "beneficio absoluto considerable" para los pacientes de derrame cerebral con una obstrucción en un vaso sanguíneo grande, especialmente cuando se usa antes de transcurridas seis horas desde la aparición de los síntomas.

AHA News: Personas con demencia pueden tener menos probabilidad de recibir un tratamiento avanzado para derrame cerebral

En el nuevo estudio, los accidentes cerebrovasculares isquémicos agudos –los causados por una obstrucción del flujo sanguíneo al cerebro– tienden a ser más incapacitantes en el grupo con demencia. Incluso así, los investigadores encontraron que solo el 3.4% de esos pacientes recibieron tratamiento con trombectomía mecánica, en comparación con el 6% de aquellos sin demencia. El período de tiempo recomendado para el procedimiento es de seis horas, pero el tratamiento en ocasiones puede aplicarse hasta 24 horas después del comienzo de los síntomas.

El estudio no encontró diferencias entre los dos grupos en el uso de trombolíticos intravenosos, los cuales pueden administrarse hasta cuatro horas y media después del comienzo de los síntomas. Las conclusiones se publicaron el miércoles en la revista médica Stroke: Vascular and Interventional Neurology de la American Heart Association.

"El principal aporte que se desprende de esto es que los pacientes con demencia presentan un derrame cerebral más severo al aparecer los síntomas. Sin embargo, la cantidad de trombectomías fue menor para esa población de pacientes", dijo el Dr. Hamidreza Saber, autor principal del estudio y residente neurointervencionista de la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California, en Los Ángeles.

Casi 1 de cada 10 personas que tienen un derrame cerebral causado por un coágulo también tienen demencia, según un reciente comunicado científico de la American Heart Association y la American Stroke Association. Dicho comunicado describe los "dilemas en el tratamiento" para los equipos cerebrovasculares que carecen de datos investigativos adecuados que les sirvan de orientación para atender a personas que tenían demencia o una discapacidad antes del derrame cerebral.

Los equipos a cargo del tratamiento puede que también teman que la trombectomía mecánica cause una hemorragia cerebral en pacientes de derrame cerebral con demencia. En el estudio, las personas con demencia que recibieron tratamiento con trombectomía mecánica tuvieron más probabilidades de presentar hemorragia intracraneal, o sangramiento dentro del cráneo (incluso en el cerebro). Pero otros cambios en los vasos sanguíneos causados por la demencia pudieran ser los responsables de ese mayor riesgo, señaló el estudio.

La investigación revisó cerca de 180,000 hospitalizaciones por accidente cerebrovascular isquémico agudo entre octubre de 2016 y diciembre de 2017. Saber dijo que el estudio es uno de los primeros de carácter nacional que examina las hospitalizaciones por accidente cerebrovascular isquémico agudo en personas con y sin demencia.

Entre las limitaciones se encuentra el hecho que los datos de las hospitalizaciones no identificaban a aquellos pacientes elegibles para trombectomía mecánica, ni el tiempo transcurrido desde la aparición de los síntomas del derrame cerebral hasta la atención hospitalaria.

Luego de tener en cuenta factores relevantes como la gravedad del derrame cerebral, la edad y el historial médico, los investigadores encontraron, al parecer, la demencia en las personas que recibieron trombectomía mecánica no aumentó las probabilidades de fallecimiento en el hospital, ni disminuyó las probabilidades de un resultado favorable al recibir el alta del hospital.

"Este estudio muestra que a los pacientes con demencia se les excluye del tratamiento con trombectomía con mayor frecuencia, a pesar de que sus resultados con ese tratamiento no son necesariamente peores", dijo Saber.

"Este es un artículo muy interesante y revelador", dijo la Dra. Gillian Gordon Perue, profesora adjunta de neurología clínica de la Universidad de Miami, en Florida. La investigación, que usó datos integrales y basados en seguro sobre la atención a pacientes hospitalizados, es una "primera instantánea en un momento en el tiempo" del tratamiento de los accidentes cerebrovasculares en los hospitales de Estados Unidos para las personas con y sin demencia, dijo ella. "Esta es un área donde necesitamos más datos".

Gordon Perue, que no participó en el nuevo estudio, fue coautora del reciente comunicado científico sobre el tratamiento de derrames cerebrales en personas con demencia. Ella dijo que el nuevo estudio resalta las disparidades existentes en lo que respecta a momento oportuno e idoneidad del tratamiento de derrames cerebrales en las personas con demencia.

Debido a que los pacientes de derrame cerebral con demencia han sido mayormente excluidos de los ensayos clínicos controlados aleatorios que estudian los tratamientos para la restauración del flujo sanguíneo, "no sabemos qué les pasa a estos pacientes tres meses después", dijo Perue. "En lo adelante, es necesario que los ensayos clínicos incluyan a pacientes con demencia, de forma que podamos ver los resultados a largo plazo".

A medida que la población de Estados Unidos envejece, se espera que aumente la cantidad de personas con trastornos cognitivos. Saber dijo que los siguientes pasos hacia el mejoramiento de la atención para estas personas incluyen el uso de mejores herramientas para evaluar la demencia, así como la obtención de más datos específicos para las personas con el padecimiento, como marcadores que podrían predecir cómo les irá a las personas que reciben terapias para la restauración del flujo sanguíneo.

"Queremos brindar medicina de precisión", dijo él. "No todos los pacientes con demencia son iguales, entonces, ¿quiénes son, y quiénes no son, los pacientes con demencia que más se beneficiarían de un tratamiento?".

American Heart Association News hace reportajes acerca de noticias del corazón y el cerebro. Las opiniones expresadas en este artículo no necesariamente reflejan la postura oficial de la American Heart Association. American Heart Association, Inc. es el propietario o el titular de los derechos de autor, y todos los derechos están reservados. Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor mande un correo electrónico a [email protected].

Por Catherine S. Williams, American Heart Association News


Comparte tu opinión