Los pasatiempos durante la pandemia aportarían más bienestar

Los pasatiempos durante la pandemia aportarían más bienestar
| Foto: AHA

Quizás vio el meme que dijo que Shakespeare utilizó su tiempo en cuarentena para escribir su obra "El rey Lear". Quizás fueron todas esas fotos de pan casero que aparecieron en sus redes sociales. Quizás tuvo que ver con el aburrimiento.

Cualquiera que fuera la chispa del impulso, ahora está listo para iniciar un hobby, una afición.

Los expertos dicen que eso es buena idea.

"El proceso de ser creativo nos brinda un montón de cosas buenas", física y mentalmente, dijo James C. Kaufman, profesor de psicología educacional en la Escuela de Educación Neag de la Universidad de Connecticut en Storrs.

Kaufman, quien ha escrito extensamente acerca de la creatividad, dijo que existen muchas razones por las cuales un pasatiempo estimulante puede ser de gran ayuda. La primera es muy sencilla: es divertido.

Eso es saludable para la mente, dijo Kaufman, ya que cuando nos enfocamos en una actividad de ese tipo, "dejamos de pensar acerca de cosas negativas o de temores y preocupaciones".

En su mejor momento, una actividad creativa como dibujar o tocar música, puede ponerlo en un estado de "fluidez" en el que su atención se vuelca intensamente en lo que está haciendo. "Sorprendentemente, no es muy distinto a las sensaciones de euforia que dicen sentir los corredores o alpinistas".

Algunas actividades, como la escritura que enfatiza una narrativa, como en un diario o blog, pueden disminuir el estrés dañino porque nos ayudan a organizar nuestros pensamientos, añadió. "Nos ayuda a colgarlos en el armario, cuando antes eran como ropa tirada por todas partes. Eso despeja espacio en el cerebro".

Los investigadores dicen que esa no es la única forma en que los pasatiempos nos pueden ayudar. Un estudio publicado en 2015 en los Annals of Behavioral Medicine encontró que participar en actividades de ocio mejoró el estado de humor y los niveles de estrés, además de disminuir el ritmo cardíaco. En 2017, un estudio pequeño en Psychosomatic Medicine encontró que las actividades placenteras de recreación les disminuyeron la presión arterial a personas que cuidaban de pacientes con enfermedad de Alzheimer.

Esto es importante en medio de una pandemia, dijo Jeanine Parisi, científica asociada del departamento de salud mental de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins en Baltimore. "Todo parece estar algo fuera de control. Las actividades son lo único que podría darnos estructura y devolvernos la sensación de tener un cierto control personal".

Michelle Carlson, colega de Parisi y profesora en Johns Hopkins a cargo de un laboratorio dedicado a la salud cerebral, dijo que aún no se ha determinado claramente cuál es el mecanismo preciso que ocurre en nuestro cerebro cuando nos ocupamos felizmente con alguna actividad. Sin embargo, sí se conocen algunos de los efectos.

Ella dirigió un estudio pequeño publicado en 2015 en Alzheimer's & Dementia en el cual se inscribieron adultos mayores como voluntarios para dar mentoría a estudiantes jóvenes en Baltimore. Comparados con los adultos que no se inscribieron en el programa, se observó que los participantes tuvieron crecimiento tanto en la corteza prefrontal – la parte del cerebro que se relaciona con la función ejecutiva, la conducta y el pensamiento – como en el hipocampo, el cual es importante para la memoria.

Otras investigaciones han encontrado beneficios en una gran variedad de actividades que se pueden realizar con seguridad durante la pandemia, como hacer jardinería, pasar tiempo al aire libre, tocar un instrumento musical o hasta tejer, y, por supuesto, cualquier cosa que aumente la actividad física es crucial para la salud del corazón y puede ayudar con la salud cerebral, dijo Carlson.

¿Lo abruman las opciones? Carlson y Parisi han hecho estudios que indican que podría ser buena idea mezclar las cosas. Las mujeres de su estudio que participaron en una mayor variedad de actividades durante casi una década tuvieron un riesgo menor de padecer impedimentos de memoria y demás problemas cognitivos.

"Cuando se dedica a una variedad de actividades, expone su cerebro y cuerpo a las cosas distintas", dijo Parisi. "Si medita, eso podría ser bueno para reducir el estrés y relajarse. Si hace rompecabezas o actividades de lectura o escritura, eso podría estimularle más la cognición. Si sale a caminar entonces participa más físicamente. Cuando hace todas estas cosas, realmente ejercita la totalidad del cerebro y el cuerpo".

Más allá de eso, dijo Kaufman, un buen hobby es aquella actividad que vive en el punto perfecto de no ser demasiado fácil para aburrirse, ni demasiado difícil para provocar que se rinda y la deje rápidamente.

Asimismo, si hace algo creativo, recuerde que el beneficio no proviene de la calidad del trabajo, añadió. O sea, no todos somos Shakespeare, y la mayoría no produciremos grandes obras como "El rey Lear". Esperar otra cosa añade estrés y podría nulificar los beneficios de la actividad, dijo Kaufman.

No le tema a dar pasos pequeños, dijo Parisi. "Hasta en las actividades físicas, no es necesario pasar del sillón a correr un maratón de 5 kilómetros en un instante. Solo necesita dar un paso más del que dio el día anterior".

Conforme hace la actividad, "irá desarrollando confianza y la hará parte de su identidad", dijo. "Eso le dará una sensación de control y orgullo y de sentirse bien y emocionado cuando diga, "¡yo lo hice!".

Comparte tu opinión