AHA News: La vacuna contra la influenza reduce el riesgo de muerte en personas con enfermedades cardíacas

AHA News: La vacuna contra la influenza reduce el riesgo de muerte en personas con enfermedades cardíacas

MIÉRCOLES, 18 de noviembre de 2020 (American Heart Association News) -- Para las personas que padecen enfermedades cardíacas, vacunarse contra la gripe reduce en gran medida el riesgo de morir o de desarrollar complicaciones graves relacionadas con el corazón, según un nuevo análisis.

El metaanálisis de 16 estudios aleatorios y de observación abarcó las experiencias de más de 237 mil personas. Concluyó que aquellos con enfermedades cardíacas que fueron vacunados contra la gripe tenían una probabilidad un 18% menor de morir por problemas cardíacos y una probabilidad de un 28% menor de morir por cualquier causa. Asimismo, tuvieron un 13% menos de probabilidades de tener cualquier tipo de problema cardíaco importante en comparación con las personas que no se vacunaron.

"Compare eso con los betabloqueantes y los inhibidores de la ECA que se utilizan para controlar la alta presión arterial. Estos reducen la mortalidad en un 20-25%", dijo el Dr. Siva Yedlapati, el investigador principal del estudio e internista del Centro Médico del Condado de Erie en Buffalo, Nueva York. "Esta otra opción es totalmente compatible con esas cifras, y se trata de una sola inyección al año comparada con tomar medicamentos todos los días durante todo el año. Es un beneficio enorme".

Yedlapati añadió que cuando analizó los estudios también le sorprendió enterarse de que los cardiólogos a menudo son los menos propensos de todos los profesionales médicos a poner la vacuna contra la gripe a disposición de los pacientes. "La vacuna contra la gripe es muy beneficiosa para los pacientes cardíacos, y si los cardiólogos tienden menos a tenerla disponible, es una gran brecha".

El estudio, que se considera preliminar hasta que se publique en un boletín revisado por pares, se presentó la semana pasada en la Conferencia virtual de sesiones científicas de la American Heart Association.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que toda persona mayor de 6 meses sea vacunada contra la gripe y que la vacuna es especialmente importante para los adultos de 65 años o más, que constituyen la gran mayoría de las hospitalizaciones y muertes relacionadas con la enfermedad. Las investigaciones muestran que la mitad de todos los adultos hospitalizados por la gripe tienen enfermedades cardíacas, y que el riesgo de tener un primer ataque cardíaco es seis veces mayor después de una infección de gripe.

Inclusive, en personas con enfermedades cardíacas, una vacuna de dosis estándar parece ser tan eficaz como una vacuna de alta dosis contra la gripe, de acuerdo con otra investigación que se presentó en la conferencia científica. En ese estudio se determinó que ninguna de las dos dosis de la vacuna era más eficaz que la otra para reducir el riesgo de muerte u hospitalizaciones por enfermedades relacionadas con el corazón o los pulmones. Esa investigación fue financiada por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones, y la Sangre, con fondos adicionales del fabricante de vacunas Sanofi-Pasteur, empresa que no participó en el diseño o la conducción del estudio ni en la interpretación de los resultados.

Aun con sus beneficios potenciales, menos de la mitad de los adultos estadounidenses se vacunan contra la gripe. "Es una cantidad muy pequeña", dijo Yedlapati. "Los médicos deben abogar firmemente por que sus pacientes se vacunen contra la gripe. Espero que este trabajo refuerce esa idea".

Aunque el nuevo análisis no añade nada a lo que ya sabemos, "nos dice que podemos tener más certidumbre en cuanto a la solidez de estos hallazgos", dijo Donna Arnett, decana del Colegio de Salud Pública de la Universidad de Kentucky y expresidenta de la AHA.

Arnett, quien no participó en el estudio, dijo que vacunarse contra la gripe era aún más importante este año debido a la pandemia. "Todavía no conocemos el alcance total de los efectos relacionados con COVID en el corazón", añadió, una pregunta que los investigadores todavía están explorando.

Lo que sí sabemos, dijo Arnett, es que ambos pueden dañar la salud cardíaca y respiratoria, y la vacuna contra la gripe puede mitigar al menos parte de ese riesgo. "Aunque se contraiga la gripe, la carga de la enfermedad es menos intensa si la persona recibió la vacuna".

American Heart Association News hace reportajes acerca de noticias del corazón y el cerebro. Las opiniones expresadas en este artículo no necesariamente reflejan la postura oficial de la American Heart Association. American Heart Association, Inc. es el propietario o el titular de los derechos de autor, y todos los derechos están reservados. Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor mande un correo electrónico a [email protected]

Por Laura Williamson

Comparte tu opinión