AHA News: La mejora de la salud materna debe comenzar antes del embarazo, según un nuevo informe

LUNES, 13 de febrero de 2023 (American Heart Association News) -- La salud cardíaca de una mujer antes de quedar embarazada afecta considerablemente su riesgo de complicaciones relacionadas con el embarazo y la salud cardiovascular a largo plazo, tanto de la madre como del bebé, según un nuevo informe que pide prestar más atención a este problema.

Mejorar la salud cardíaca materna durante este período crítico podría ayudar a romper el ciclo generacional de mala salud cardiovascular que ha llegado a ser un problema creciente en Estados Unidos, especialmente entre las mujeres cuya salud se ve afectada por el racismo estructural y otras condiciones sociales adversas, según un nuevo comunicado científico de la American Heart Association publicado el lunes en Circulation.

AHA News: La mejora de la salud materna debe comenzar antes del embarazo, según un nuevo informe

"Si optimizas la salud de la madre antes del embarazo, eso optimiza su salud durante el embarazo, lo cual tiene un efecto sobre la salud del niño posteriormente en la vida", dijo la Dra. Holly Gooding, vicepresidenta del comité de redacción del comunicado. Gooding es la directora médica de medicina del adolescente en Children's Healthcare of Atlanta y también profesora adjunta en el departamento de pediatría de Emory University en Atlanta.

La enfermedad cardiovascular es la causa de más de 1 de cada 4 muertes relacionadas con el embarazo en Estados Unidos, y las tasas de complicaciones relacionadas con el embarazo han estado aumentando, según el informe. Cerca de 1 de cada 5 embarazos presentan complicaciones debido a la presión arterial alta, la diabetes gestacional, los nacimientos prematuros o de bajo peso. Las afecciones de presión arterial alta, como preeclampsia y eclampsia, casi se han duplicado durante la última década. Se ha determinado que estos tipos de resultados adversos del embarazo aumentan el riesgo de enfermedad cardiovascular posteriormente en la vida, tanto para la madre como para el bebé.

Los estudios muestran que las mujeres negras resultan desproporcionadamente afectadas. Con el aumento de las muertes relacionadas con el embarazo en Estados Unidos, las mujeres negras tienen tres veces más riesgo de morir debido a estas complicaciones que las mujeres blancas.

"Este comunicado examina la raíz de los problemas para encontrar cuáles pudieran ser los posibles contribuidores a esta creciente carga", dijo la Dra. Sadiya Khan, presidenta del comité de redacción y profesora adjunta de medicina en la Facultad de Medicina Feinberg de Northwestern University, en Chicago.

El nuevo informe de la AHA resume la evidencia actual que vincula los factores de riesgo cardíaco de una mujer antes y entre embarazos con las complicaciones relacionadas con el embarazo y la subsiguiente salud cardiovascular de la madre y el hijo. Pide que se investiguen más formas de mejorar la salud de la mujer durante sus años fértiles, a partir de la niñez temprana. Además, hace énfasis en la necesidad de cambios a nivel de política para desmantelar el racismo estructural y otros factores sociales adversos que erigen barreras ante una mejor salud materna.

"Es fundamental que se identifiquen formas de intervenir y de promover la equidad en la salud", dijo Khan.

Un comunicado científico de la AHA del 2021 abordó la salud cardiovascular entre las mujeres durante el embarazo y en el posparto. El nuevo comunicado se concentra en la salud de la mujer antes del embarazo y entre embarazos.

Debido a que una mujer puede quedar embarazada inesperadamente, el comité de redacción prefirió definir el preembarazo a modo general, como cualquier momento durante sus años fértiles, dijo Gooding. Para la mayoría de las mujeres, ese período es entre los 15 y los 44 años, pero varía según la persona.

"Evitamos definirlo a propósito, porque es algo que se debe abordar con estudios adicionales", dijo Khan. "¿Cuándo es el momento oportuno antes del embarazo para intervenir? A nivel de población y de salud pública, queremos en esto adoptar una perspectiva que contemple todo el ciclo de vida, con el comienzo del enfoque en la priorización de la salud cardiovascular en ese momento en que una persona alcanza la edad reproductiva".

Para alcanzar una buena salud cardíaca, a cualquier edad, lo mejor es seguir las medidas y comportamientos fundamentales de salud que se establecen en Life's Essential 8 (8 elementos esenciales de la vida) de la AHA, dijo Khan. Esto incluye no fumar, dormir suficientemente, realizar suficiente actividad física, mantener un peso saludable, comer una dieta saludable y controlar la presión arterial, el azúcar en la sangre y los niveles de colesterol.

Pero la responsabilidad en ayudar a las mujeres a alcanzar esos objetivos también tiene que recaer sobre los profesionales del cuidado de la salud y los encargados de formular las políticas, dijo ella. Garantizar que las mujeres tengan acceso a la atención primaria a lo largo del curso de sus vidas, incluso antes de que siquiera piensen en estar embarazadas, así como acceso a un seguro de salud que cubra la prevención del embarazo y la atención relacionada con el embarazo, es fundamental. También es importante que sean examinadas por suficientes médicos y que estos se aseguren de que sus factores de riesgo cardiovasculares están monitoreados.

"Decir que todos debemos priorizar la salud cardiovascular es una conclusión lógica, pero es importante que no recarguemos la responsabilidad solamente sobre la persona", dijo Khan.

El comunicado señala que la investigación futura debe centrarse en encontrar estrategias basadas en evidencia que reduzcan los riesgos para la salud materna y en cómo tales estrategias podrían reducir de forma más general la carga de la enfermedad cardiovascular.

Khan dijo que parte de este trabajo ya comenzó.

Ella es coinvestigadora en la Red de Investigaciones de la Equidad en la Salud sobre Disparidades en los Resultados de la Salud Materna-Infantil de la AHA, que busca estrategias innovadoras y rentables que mejoren el acceso a la información y la atención médica antes, durante y después del embarazo para las mujeres negras y nativas estadounidenses, así como para aquellas que viven en áreas rurales.

En el 2021, la agencia federal Oficina de Salud de las Minorías lanzó un programa de aprendizaje electrónico gratuito para cimentar el conocimiento y las habilidades de los profesionales de la atención médica materna en lo referente a competencia cultural. Y el año pasado, la Casa Blanca publicó un anteproyecto para abordar la salud materna que contempla iniciativas para fortalecer los apoyos económicos y sociales para las mujeres antes, durante y después del embarazo. Esto también incluye programas para disminuir la presión arterial alta entre las nativas estadounidenses y las veteranas en edad fértil.

American Heart Association News hace reportajes acerca de noticias del corazón y el cerebro. Las opiniones expresadas en este artículo no necesariamente reflejan la postura oficial de la American Heart Association. American Heart Association, Inc. es el propietario o el titular de los derechos de autor, y todos los derechos están reservados. Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor mande un correo electrónico a [email protected].

Por Laura Williamson, American Heart Association News

Comparte tu opinión