AHA News: Este es el aspecto que tiene un paro cardíaco, y por qué necesitas saberlo

JUEVES, 9 de febrero de 2023 (American Heart Association News) -- El Dr. Anezi Uzendu no debería estar aquí para explicar como es un paro cardíaco. Solo está vivo porque unos desconocidos en un gimnasio entendieron, y actuaron.

En el 2016, Uzendu, que entonces era un residente de medicina de 25 años, estaba jugando baloncesto en un gimnasio en Birmingham, Alabama. Él no recuerda lo que sucedió, pero le han dicho que encestó, y entonces se desplomó.

AHA News: Este es el aspecto que tiene un paro cardíaco, y por qué necesitas saberlo

"Primero, como que pensaron que estaba bromeando", dijo él. "Pero luego se dieron cuenta de que no estaba respirando".

Justo en ese momento se había convertido en uno de los 350,000 adultos de Estados Unidos que cada año sufren un paro cardíaco extrahospitalario. En la mayoría de los casos, la historia –y la vida del paciente– termina ahí. No fue así en el caso de Uzendu gracias a lo que sucedió después.

"Las personas en el gimnasio identificaron que estaba sufriendo un paro cardíaco y comenzaron a administrar RCP", dijo él. "Había un desfibrilador en el gimnasio, lo acoplaron y lo usaron". Su corazón recibió dos descargas eléctricas antes de que llegaran los trabajadores de emergencia.

Para salvar su vida fueron necesarios lo que Uzendu llama esfuerzos "heroicos" de esos trabajadores y del departamento de emergencias al que fue transportado. Tres semanas más tarde fue dado de alta. Hoy en día, es un cardiólogo intervencionista que está terminando una beca de investigación en Saint Luke's Mid America Heart Institute en Kansas City, Missouri.

Los expertos médicos se refieren a los pasos que se necesitan para salvar a alguien que sufre un paro cardíaco extrahospitalario como una "cadena de supervivencia". El primer eslabón en esa cadena son los testigos que pueden identificar el problema, como esos que prestaron auxilio a Uzendu.

"Lo más importante que puede hacer un transeúnte es identificar el problema y entonces actuar rápidamente, llamando al 911 y luego administrando RCP" y pidiendo un desfibrilador externo automático, o DEA, dijo Mary Newman, presidenta y directora general de la Sudden Cardiac Arrest Foundation, que tiene su sede de Pittsburgh.

Pero Newman, una investigadora que desarrolló esa idea de la cadena de supervivencia, dijo que la identificación puede ser complicada, porque un paro cardíaco no es necesariamente de la forma en que se representa un problema cardíaco en las películas, donde un personaje se agarra dramáticamente el pecho y se desmaya. Ni siquiera el colapso tambaleante del jugador de la NFL Damar Hamlin en "Monday Night Football" en enero transmite toda la experiencia.

Un motivo importante de confusión es que las personas a menudo piensan que un paro cardíaco es lo mismo que un ataque cardíaco. "Son dos cosas diferentes", dijo Newman. Un ataque cardíaco con frecuencia se compara con un problema de plomería, donde el flujo sanguíneo al músculo cardíaco se detiene. Aunque un ataque cardíaco puede dar lugar a un paro cardíaco, el paro cardíaco es un problema eléctrico, donde el corazón ha dejado de latir correctamente.

"Cuando tienes un ataque cardíaco, estas despierto, tu corazón late y no necesitas RCP", dijo Newman. "Solo tienes que llamar al 911 y conseguir ayuda. Pero con un paro cardíaco súbito, el corazón se ha detenido. Y si alguien no interviene rápidamente, la persona morirá".

Se corrigió a sí misma: "Cuando estás en paro cardíaco, ya has muerto. Y el desafío es traer a la persona de vuelta a la vida".

Incluso las personas que saben lo que es un paro cardíaco pueden tener dificultades para darse cuenta. Pero, para cualquiera que no tenga entrenamiento médico, dijo Uzendu, esto se reduce a dos preguntas: "¿Responde la persona? ¿Y respira normalmente"?

Comprobar la capacidad de respuesta es tan sencillo como tocar a la persona en los hombros. Pero a muchos transeúntes, también conocidos como intervinientes profanos, les confunde la "respiración agónica". Uzendu la describió como "respiraciones extrañas e intermitentes, respiraciones muy cortas, respiraciones muy superficiales. En ocasiones puede presentarse como una respiración profunda y luego nada durante un largo tiempo".

La respiración agónica puede tomar muchas formas, dijo él, pero, a fin de cuentas, "si notas que su respiración no es normal o no está presente en lo absoluto, eso debe ser un detonante para pensar que esta persona está teniendo un paro cardíaco".

En ocasiones, el paro cardiaco también puede causar movimientos espasmódicos, como si alguien tuviera convulsiones, dijo él, algo que también puede retrasar la respuesta de las personas.

Si ves que alguien colapsa, no pierdas tiempo sopesando las posibles causas, dijo Uzendu. Durante el tiempo que a alguien le lleva identificar que está en presencia de un paro cardíaco, los órganos vitales del paciente están siendo privados de sangre.

"Por cada minuto que alguien no recibe RCP, y no se consigue un DEA para aplicarle una descarga y sacarlo de un ritmo anormal, la supervivencia cae en picada", dijo él. Si un transeúnte aplica RCP, las probabilidades de supervivencia de una persona pueden duplicarse o triplicarse.

Tampoco debe preocuparte si estás administrando RCP innecesariamente, dijo él. "Me preocupan más esas personas que hablan sin saber y dicen 'no creo que esto sea' o 'creo que esto es otra cosa'". Si intentas RCP en alguien que no la necesita, esa persona te detendrá inmediatamente y probablemente no se habrá causado daño, "mientras que si no comienzas RCP en alguien que la necesita, esto es algo casi universalmente mortal".

Puedes ayudar, incluso si no has recibido entrenamiento formal, dijo Uzendu, pero "si tienes el entrenamiento, y tienes las habilidades, es mucho más fácil para ti intervenir y actuar", dijo él. Los videos gratuitos de la American Heart Association pueden enseñarte aspectos básicos antes de que busques entrenamiento práctico.

El paro cardiaco puede ocurrir a personas aparentemente saludables sin advertencia, pero en ocasiones hay síntomas, como mareos o fatiga, dijo Newman.

Uzendu dijo que unas semanas antes de su paro cardíaco, se desmayó jugando baloncesto, pero ignoró esto. "Sencillamente se lo achaqué a estar deshidratado".

Los médicos nunca determinaron por qué sufrió el paro cardíaco, pero él está consciente de que venció las probabilidades. Los rescatistas profanos solo administran RCP en cerca del 40% de los casos. "Sabemos que la supervivencia de un paro cardíaco extrahospitalario es de menos de 10%". Él estima que sus propias probabilidades de una recuperación total eran incluso menores.

"Doy gracias a Dios porque sobreviví", dijo Uzendu. Y él no lo habría logrado sin personas que identificaron lo que sucedía, y actuaron. Eso, dijo él, "no debe ser algo de lo que yo me beneficie, pero otras personas no".

American Heart Association News hace reportajes acerca de noticias del corazón y el cerebro. Las opiniones expresadas en este artículo no necesariamente reflejan la postura oficial de la American Heart Association. American Heart Association, Inc. es el propietario o el titular de los derechos de autor, y todos los derechos están reservados. Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor mande un correo electrónico a [email protected].

Por Michael Merschel, American Heart Association News

Comparte tu opinión