AHA News: Darte un banquete de gratitud esta temporada podría beneficiar tu salud mental y física

LUNES, 21 de noviembre de 2022 (American Heart Association News) -- La indulgencia excesiva es una tradición del Día de Acción de Gracias que rara vez recibe el elogio de los expertos en salud. Pero en lo que se refiere al motivo de la temporada, la gratitud, puedes servir tanta como quieras.

Esto es así porque los estudios sugieren que expresar gratitud puede que no solo sea algo placentero, sino también saludable.

AHA News: Darte un banquete de gratitud esta temporada podría beneficiar tu salud mental y física

La gratitud es un concepto sencillo, dijo Emiliana Simon-Thomas, directora científica del Greater Good Science Center, en la Universidad de California, Berkeley. Pero tiene muchas facetas.

Puede referirse a sentimientos hacia otra persona o a un sentido general de reverencia, como ante Dios o la naturaleza. Se le estudia de dos formas, como un rasgo inherente y como una emoción temporal, dijo Simon-Thomas, quien dirigió una vasta iniciativa sobre la ciencia y la práctica de la gratitud. Tiene relación con, pero se diferencia de, la compasión, dijo ella. La compasión es acerca de proporcionar ayuda, mientras que la gratitud es acerca de recibirla.

Los beneficios de la gratitud no han sido tan extensamente investigados como otras áreas del bienestar psicológico, dijo el Dr. Christopher Celano, director adjunto del Programa de Investigaciones en Psiquiatría Cardíaca de Massachusetts General Hospital en Boston. Aunque son muchos los aspectos del bienestar psicológico positivo que han sido relacionados con la salud física, dijo Celano que los efectos específicos de la gratitud pueden ser difíciles de precisar.

Pero a pesar de las brechas en la investigación, dijo Celano, "es importante que las personas cultiven la gratitud, porque puede ser beneficiosa para la salud, tanto física como mental".

Celano fue coautor de un estudio, publicado en el 2018 en el Journal of Positive Psychology, que mostró que entre las personas que habían recibido tratamiento por síndrome coronario agudo (cuando el flujo sanguíneo al corazón resulta bloqueado, como en un ataque cardíaco), aquellas que expresaron gratitud dos semanas después del evento tuvieron más probabilidad de seguir tomando sus medicamentos seis meses después. Estas personas también mostraron mayores niveles de actividad física.

Un estudio de personas con insuficiencia cardíaca, publicado en el 2016 en la revista Spirituality in Clinical Practice, relacionó la gratitud con mejoras en el estado de ánimo y en el dormir. Un estudio del 2009 en la revista Journal of Psychosomatic Research también la relacionó con una mejor calidad del sueño.

En el 2018, los investigadores informaron en el Journal of Experimental Social Psychology que la gratitud tiene influencia en mejores hábitos alimenticios entre los adolescentes. En abril, un estudio en Scientific Reports vinculó a la gratitud con niveles más bajos de triglicéridos en los adultos.

"Fisiológicamente, cuando las personas experimentan gratitud, o cuando tienden a estar más agradecidas de forma general, tienen una presión arterial más baja" y manejan mejor el estrés, dijo Simon-Thomas. El estrés ha sido relacionado con muchos padecimientos de salud física y mental.

La gratitud podría ser algo que experimentamos de forma innata.

"Los chimpancés exhiben comportamientos que son coherentes con la gratitud", dijo Simon-Thomas. Los investigadores especializados en evolución, dijo ella, han considerado a la gratitud como un sistema que los humanos evolucionaron en aras de establecer "vínculos sociales interdependientes, benevolentes y a largo plazo unos con otros".

Las relaciones sociales sólidas desempeñan un rol bien establecido en la salud, dijo ella, y se ha visto que la gratitud fortalece las relaciones.

Esto es apoyado por investigaciones mediante el uso de escáneres cerebrales, pero el poder positivo de la gratitud puede verse de formas más sencillas, dijo Celano.

"Si piensas en ella tal como es, si alguien te da las gracias por algo, esto puede hacer que sientas positividad", dijo él.

Es probable que eso fortalezca tu relación con la persona.

"Yo pienso que eso también puede tener este efecto desbordante, que sitúa a la otra persona en un buen estado de ánimo, y entonces puede que sea más probable que hagan algo positivo en el futuro".

Cultivar la gratitud requiere trabajo, dijo Simon-Thomas. Mejorarás con la práctica.

Afortunadamente, eso es fácil, dijo Celano. Algunas personas llevan un diario de gratitud y al final de cada día escriben al menos una cosa positiva que les sucedió. "Es agradable escribir cosas en un papel", dijo él, y luego remontarse hacia atrás y ver todas las buenas cosas que han sucedido con el paso del tiempo.

En las comidas familiares, él recomienda dar la vuelta alrededor de la mesa y preguntarles a todos acerca de algo por lo que están agradecidos ese día.

"Tan solo el hecho de compartir eso, unos con otros, ayudará a volver a experimentar los sentimientos positivos", dijo Celano, y pudiera ayudar a aquellos que te rodean a sentirse positivos también.

Algo tan sencillo como despertar y decir una plegaria de gratitud, o pensar acerca de algo por lo que estás agradecido, también puede ser "muy, pero que muy impactante", dijo él.

Simon-Thomas exhorta a las personas a que agradezcan a otras de una manera estructurada. Comience por explicar por qué está agradeciendo a alguien. Luego, reconozca su esfuerzo y describa el beneficio que recibió.

"Cuando decimos 'gracias' de esa manera específica, realmente estamos llevando el momento a la primera línea de la concienciación", dijo ella.

Puede hacerse rápidamente, dijo ella. "Solo requiere unos 12 segundos, a diferencia del medio segundo típico".

Pero expresar gratitud en una forma condescendiente tiene un efecto contraproducente, especialmente con los niños, dijo Simon-Thomas. Los adultos pueden reconocer su buena fortuna o privilegio de una manera humilde, pero si se señala a otros en una "comparación social descendente" se corre el riesgo de enviar el mensaje de que no tener cosas hace que otros sean inferiores.

"Destacar que 'tú eres tan afortunado porque tienes cosas que otras personas no tienen pudiera ser perjudicial", dijo ella.

Aunque las personas pueden encontrar maneras de expresar gratitud en medio de dificultades, Celano dijo que eso no significa que alguien debe negar la adversidad real, como una afección de salud grave.

En tales situaciones, las personas pueden perderse las cosas positivas si solo se enfocan en sus problemas, y los ejercicios de gratitud pueden ayudar a poner las cosas en perspectiva, dijo ella. Pero "eso no significa que queremos que las personas pretendan que esos problemas no están presentes".

En general, dijo Simon-Thomas, la gratitud es fácil de acoger.

"La mayoría de las personas ya valoran la gratitud", dijo ella. El desafío radica "en que estamos un poquito fuera de práctica".

American Heart Association News hace reportajes acerca de noticias del corazón y el cerebro. Las opiniones expresadas en este artículo no necesariamente reflejan la postura oficial de la American Heart Association. American Heart Association, Inc. es el propietario o el titular de los derechos de autor, y todos los derechos están reservados. Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor mande un correo electrónico a [email protected].

Por Michael Merschel, American Heart Association News

Comparte tu opinión