AHA News: ¿Cuantos años de vida se pueden añadir al mantener alejadas las enfermedades del corazón?

AHA News: ¿Cuantos años de vida se pueden añadir al mantener alejadas las enfermedades del corazón?

JUEVES, 25 de julio de 2019 (American Heart Association News) -- Las enfermedades del corazón son la causa número uno de las muertes en la nación y matan a unas 650.000 personas anualmente. La enfermedad y los problemas de salud que ocasiona este padecimiento también acortan la expectativa de vida.

Pero ¿qué tanto? Y, ¿qué pueden hacer las personas para recuperar los años?

Cuando se habla tan solo cuando de los ataques al corazón, se pierde un promedio de dieciséis años de vida, según estadísticas de la American Heart Association. Los investigadores calculan que las personas con insuficiencia cardíaca pierden casi diez años de vida, comparadas con personas que no tienen ese padecimiento.

"En años recientes se han dado logros tremendos para reducir las enfermedades cardiovasculares y para aumentar la expectativa de vida, pero nos hemos estancado", dijo Paul Muntner, epidemiólogo de la Universidad de Alabama en Birmingham.

Hay personas que tienen riesgos más altos que otras.

Los afroamericanos, por ejemplo, tienen más probabilidades de tener alta presión sanguínea, obesidad y diabetes; aparte de vivir 3.4 años menos que sus contrapartes de raza blanca. Entre los seis subgrupos más grandes de asiático americanos, las investigaciones muestran que la población de indios asiáticos, filipinos y vietnamitas pierden la mayor cantidad de años debido a las enfermedades del corazón, hasta dieciocho años en ciertos grupos, comparados con el grupo de raza blanca.

El riesgo de morir a una temprana edad también es alto para personas con historial de diabetes, ataque cerebrovascular y ataque de corazón. A través de informes en el Journal of the American Medical Association durante 2015, los investigadores encontraron que estas tres condiciones recortaron la expectativa de vida en unos quince años, en comparación con personas sin esos problemas de salud. El solo tener dos de ellas redujeron la expectativa de vida por doce años.

Pero hay esperanza.

En 2012, un estudio mostró que las personas no fumadoras y sin diabetes, con medidas óptimas de colesterol y presión sanguínea, vivieron un promedio de catorce años más comparadas con personas con dos o más de esos factores de riesgo.

"Llevar un estilo de vida sano, incluso aplicando pasos pequeños como caminar a paso rápido por treinta minutos, cinco veces por semana, puede sumarse en una vida más larga", dijo Yanping Li, investigador científico principal de la T.H. Chan School of Public Health, de Harvard.

Li dirigió un estudio reciente que mostró que las mujeres que adoptaron un estilo de vida sano podían esperar vivir catorce años más que aquellas que no lo hicieron, mientras que los hombres podrían añadir doce años de vida.

"Entre más sano el estilo de vida, más larga la expectativa de vida", agregó Li.

"Incluso se ha visto que los cambios modestos reducen el riesgo cardiovascular en un 20% a 30%", señaló Muntner. "Si pudiéramos tan solo cambiar la curva un poquito, lograríamos muchísimo en cuanto a la expectativa de vida y la reducción del riesgo cardiovascular".

Muntner agregó que se han dado grandes logros en los últimos cincuenta años. Muchas menos gentes desarrollan hipertensión y colesterol alto, y muchas de las que los tienen reciben tratamiento. Pero, aún así, las tasas de obesidad y diabetes se han disparado.

"Nos falta mucho por lograr, pero creo que lo haremos en base a lo que ya hemos visto", dijo Muntner. "No es cuestión de solo de vivir más tiempo. Al prevenir las enfermedades del corazón y los ataques cerebrales también se encausa una mejor calidad de vida".

Comparte tu opinión