AHA News: Comer conscientemente durante las fiestas de fin de año, y todos los días

MIÉRCOLES, 20 de noviembre de 2019 (American Heart Association News) -- Baje la velocidad antes de abalanzarse a las botanas de las fiestas de fin de año o de terminarse un plato repleto de comida reconfortante. La dinámica llamada "comer conscientemente" podría ayudar a disfrutarlos aún más, así como a elevar su bienestar.

Poner atención detallada en la comida, y en la forma cómo se siente el cuerpo al comer, también podría ayudarlo a tomar mejores decisiones acerca de qué y cómo comer, y de las cantidades con las que debe alimentarse.

"El comer conscientemente comienza antes de la hora de la comida", dijo la dietista registrada Carrie Dennett. Ella sugiere "sintonizarse" con su cuerpo y preguntar cosas como: ¿Tengo hambre? O, ¿por qué tengo ganas de comer?

Los objetivos no son controlar las porciones y adelgazar, aunque estos podrían ser un resultado indirecto de comer conscientemente. El método también podría ser útil para seleccionar alimentos nutritivos y para darse cuenta del momento cuando haya comido lo suficiente para sentirse satisfecho.

Considere que alimentos le suenan bien: ¿algo frío, crujiente y refrescante? O, ¿algo caliente y más satisfaciente?

En lugar de comer en piloto automático, coma con mayor lentitud. Enfóquese en los aromas, sabores y texturas de la comida para disfrutarlos.

"Me refiero a percibir realmente la comida", dijo Dennett, autora de "Healthy for Your Life: A Holistic Approach to Optimal Wellness".

Comer conscientemente se basa en la antigua filosofía budista conocida como atención plena, la cual destaca el tener consciencia del "momento presente sin juzgarlo", indicó la dietista registrada Dana Notte de ThrivInspired Nutrition y miembro de la mesa directiva de The Center for Mindful Eating.

"Se trata de curiosidad y experimentación", dijo Notte, añadiendo que no es necesario eliminar ningún tipo de comida ni de pensar en términos de lo debido o lo indebido.

Cuando se prepare para ir a una reunión de fin de año en la que habrá mucha comida, trate de llegar con un nivel placentero de apetito y listo para comer, pero no demasiado hambriento. Si tiene mucha hambre podría comer rápidamente y llenarse demasiado antes de que el estómago tenga tiempo de indicarle saciedad al cerebro, lo cual pude tomar unos veinte minutos, dijo Dennett.

Si hay botanas, piense en cómo evitará llenarse con estas antes de que se sirva la comida, agregó.

En la cena del Día de Acción de Gracias, indicó Dennett, ella evita los platillos del diario y opta por el relleno y los platos especiales que no prueba durante el año.

"Los bollos que acompañan la cena son algo que puedo comer en cualquier momento", dijo.

Trátese de una buena rebanada de pastel de calabaza o una sola galleta azucarada, enfóquese en cada bocado. Mastíquelo lentamente para realmente saborearlo.

"Baje la velocidad y sintonícese con la experiencia de comer", dijo Notte. Y, recuerde que está bien si no todas las comidas de las fiestas de fin de año van perfectamente balanceadas.

No es práctico eliminar todas las distracciones al comer. Además, durante las fiestas, la idea central es convivir con la familia y los amigos. De todos modos, haga una pausa de vez en cuando y fije su atención en los sentidos para determinar si ya comió lo suficiente, dijo Notte.

Otra sugerencia para las fiestas: comience con servirse la mitad de lo que acostumbra normalmente. Luego, a media comida, escuche su cuerpo para determinar si realmente desea más. Si el evento incluye un buffet con varios platillos, aléjese de la mesa cuando platique con los invitados para eliminar al máximo la tentación de comer sin darse cuenta.

"Elimine la atracción", dijo Dennett. "¿Por qué hacerlo mucho más desafiante?"

Si en las fiestas hay comidas especiales que se le antojan, está bien darse el gusto. Sin embargo, reconozca la diferencia entre un verdadero antojo y el impulso de tan solo comer, indicó Dennett.

La presión de la familia y los amigos relacionada con la comida también podría ser parte de la experiencia de las fiestas de fin de año. En ese sentido, indicó Notte, pregúntese a sí mismo que desea realmente. ¿Cómo me quiero sentir?

Podría resultar útil pensar en respuestas posibles por adelantado para seguir amable con sus familiares. Podría decir: "Esto se ve delicioso, pero ya quedé muy satisfecho".

En cuanto al alcohol, decida conscientemente acerca de cuánto tomar y si lo hará del todo.

Las pautas federales y la American Heart Association recomiendan que, si bebe alcohol, lo haga con moderación. Eso significa una o dos copas o tragos al día para los hombres y una sola bebida para las mujeres.

La práctica de comer conscientemente puede ser más difícil si consume demasiado alcohol, dijeron las dietistas.

Los expertos añadieron que, aunque cada vez resulta más popular la técnica de comer conscientemente, por lo atractivo de su sencillez, es importante darse cuenta de lo que es y no es.

"Comer conscientemente no es una varita mágica para ninguna cosa", dijo Dennett. "Se trata de seleccionar con voluntad".

Ciertos estudios científicos mostraron que el comer conscientemente podría afectar el adelgazamiento, aunque los investigadores indican que es necesario realizar más estudios y pruebas antes de utilizar esta práctica como herramienta para tratar padecimientos tales como la obesidad.

Entonces, aunque no es una intervención para perder peso, indicó Notte, sí conlleva muchos beneficios.

"Nuestro cuerpo realmente desea el equilibrio cuanto se trata de comer", dijo. "Comer conscientemente ayuda al cuerpo a estar cómo prefiere estar, en forma natural".

Comparte tu opinión