Todavía estás a tiempo. Haz la prueba del 'enero seco'

Para muchas personas, sus propósitos de Año Nuevo fracasan antes del primer día de febrero. Por esa razón la American Heart Association (AHA) sugiere 'enero seco', una promesa de no beber alcohol durante 31 días. 

Esta iniciativa de salud pública comenzó hace una década, y fue lanzada por un grupo británico, y la práctica ha ganado popularidad de este lado del Atlántico. Una encuesta nacional del 2022 sugirió que hasta un 35% de los adultos con edad legal para beber en Estados Unidos se abstuvieron del alcohol el pasado enero.

Todavía estás a tiempo. Haz la prueba del 'enero seco'
| Foto: GETTY IMAGES

Alcohol Change UK, la organización caritativa que comenzó enero seco, dice que, entre otras mejoras para la salud, las personas que participen reducirán su presión arterial. Existen algunas investigaciones que respaldan esa afirmaciones, pero al menos un experto advierte contra depositar demasiadas expectativas en un breve receso de la ingestión de alcohol.

"No pienso que si las personas se abstienen durante un mes o no se abstienen durante un mes marcará una gran diferencia", dijo el Dr. Ira Goldberg, director de la división de endocrinología, diabetes y metabolismo de Facultad de Medicina NYU/NYU Langone en la ciudad de Nueva York. "Es como una gota en el mar".

Un estudio a pequeña escala del 2018 publicado en la revista digital BMJ Open sugiere que los bebedores de moderados a empedernidos que se abstienen del alcohol durante un mes observan mejoras en la resistencia a la insulina, la presión arterial y el riesgo de cáncer. Otros estudios muestran que las personas que aceptan el desafío reportan algunos beneficios para la salud, como pérdida de peso y mejor calidad del sueño.

La American Heart Association recomienda que las personas que beben alcohol lo hagan con moderación. Esto se traduce en una o dos bebidas al día para los hombres y una bebida al día para las mujeres. Una porción de alcohol se define como 12 onzas de cerveza, cuatro onzas de vino, 1.5 onzas de licor de 80 grados o una onza de licor de 100 grados.

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas puede aumentar el riesgo de presión arterial alta, ritmos cardíacos irregulares, obesidad, derrame cerebral, cáncer de mama, enfermedad hepática, depresión, suicidio y accidentes.

El enero seco puede sacar a relucir problemas de adicción que las personas pudieran no saber que tienen, dijo Sharon Wilsnack, profesora del departamento de psiquiatría y ciencia del comportamiento en la Universidad de Dakota del Norte.

Si aceptan el desafío y no pueden completarlo, "eso es una señal de que pudieran tener un problema", especialmente si le ocultan a otros que están haciendo trampas, dijo ella.

Los estudios muestran que, para empezar, las personas que completan exitosamente el propósito enero seco, tienen menos probabilidad de ser bebedoras empedernidas.

Alcohol Change UK proporciona a los participantes herramientas y recursos, como una aplicación, un podcast motivacional y correos electrónicos de orientación. Algunas evidencias indican que las personas que usan estos recursos tienen más probabilidades de éxito.

La organización también ofrece consejos para ayudar a las personas a reducir o eliminar por completo el consumo de alcohol. Entre ellos están: llevar un diario para entender sus patrones personales de consumo de bebidas alcohólicas; probar con cerveza, sidra o vino sin alcohol; comer antes de beber y mientras se bebe para reducir la velocidad de consumo, y aprender a decir "no" cuando se ofrecen bebidas alcohólicas.

Las personas que piensan que pudieran tener un problema con el alcohol pueden obtener ayuda con llamar a la línea de ayuda de la Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias al 800-662-HELP (4357) o enviando un mensaje de texto con su código postal a HELP4U (435748).

¿No estás seguro de que tienes un problema? Wilsnack sugiere que las personas que tratan de lograr un enero seco deben estar al tanto de señales de abstinencia después que dejan de beber. Esas pueden incluir temblores, irritabilidad, ansiedad, agitación o síntomas más graves como delirio, alucinaciones o convulsiones.

Cuando estos síntomas aparecen, dijo Wilsnack, "es el momento de buscar ayuda".

American Heart Association News hace reportajes acerca de noticias del corazón y el cerebro. Las opiniones expresadas en este artículo no necesariamente reflejan la postura oficial de la American Heart Association. American Heart Association, Inc. es el propietario o el titular de los derechos de autor, y todos los derechos están reservados. Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor mande un correo electrónico a [email protected].

Por Laura Williamson, American Heart Association News

Comparte tu opinión