¿Hay alimentos saludables en las tiendas de autoservicio?

¿Hay alimentos saludables en las tiendas de autoservicio?
Algunos nutricionistas dicen que si, pero requiere tiempo y esfuerzo. | Foto: GETTY IMAGES

Cuando viajan, muchas personas compran comida para llevar en tiendas de autoservicio. Pero para otros muchos, esos establecimientos son la única opción que tienen porque los lugares que venden comida fresca, como los supermercados, son limitados.

¿Pero se pueden encontrar opciones saludables en esas tiendas? Algunos nutricionistas dicen que es posible -- incluso cuando uno se enfrenta con pasillos llenos de dulces, de botanas saladas y de chizitos. Solo requiere tiempo y esfuerzo.

"Muchas comidas ocurren cuando se está fuera de la casa, mientras viajamos o nos encontramos en la tienda de autoservicio mientras compramos gasolina o porque compramos una comida camino al trabajo, y tenemos que tener cuidado y estar más atentos a lo que comemos", dijo la doctora Karen Aspry, directora de la clínica de lípidos y del programa de prevención de enfermedad cardiovascular del sistema de salud Lifespan, en Rhode Island. "El punto es que como estadounidenses y consumidores, debemos reconocer que se cree de que las dietas de mala calidad son una de las causas principales de muertes prematuras en la población".

Para muchos, el acceso a comida saludable es un problema crítico. Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, aproximadamente 39,4 millones de estadounidenses viven más de una milla de un supermercado en áreas urbanas y más de 10 millas en zonas rurales. De ese grupo, el USDA calcula que aproximadamente 19 millones de personas tienen "acceso limitado" a supermercados por motivos de ingresos y transporte. La dependencia ha identificado a miles de comunidades en el país en las que los habitantes viven en esas zonas de bajo recursos y de poco acceso.

Investigadores de salud con frecuencia han llamado a esas zonas desiertos alimentarios. Pero un estudio reciente determinó que no es tanto la cualidad de 'desierto' de una zona sino su condición económica en general lo que se asocia con una salud cardíaca pobre.

El reporte, publicado en la revista científica Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes, analizó los desiertos alimentarios en el sector metropolitano de Atlanta, y encontró que las personas que viven allí tienen índices de riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular más altos. Pero los investigadores dijeron que las asociaciones se debían más a un nivel de ingresos bajo en lugar de la proximidad a un supermercado. Otro estudio reciente por investigadores de la Universidad de Nueva York, la Universidad de Stanford y la Universidad de Chicago determinó que los hábitos de compras y de alimentación se deben menos a la geografía y más a las diferencias de ingresos, nivel de escolaridad y conocimiento nutricional.

Sea cual sea la razón para comprar comida en tiendas de autoservicio, nutricionistas dicen que hay algunas maneras para asegurarse que las opciones son buenas:

  1. Recorra la tienda. No sea impulsivo cuando escoja lo que compre.
  2. Lea las etiquetas nutricionales. Es posible que el yogur aparezca saludable, pero puede estar lleno de azúcar.
  3. Evite las bebidas azucaradas y la tentación del dispensador de las gaseosas. Opte por agua.

"Las cosas saludables están medio escondidas, y las cosas chatarras pueden estar al frente llamándole la atención, así que no tenga miedo de hacer preguntas", dijo Ilyse Schapiro, una dietista certificada que tiene consultorios en Nueva York y Connecticut. "Las personas están más conscientes de la salud...y estos tipos de lugares están tratando de ofrecer más opciones saludables para ayudar a los consumidores cuando andan en la carretera".

Los huevos duros, las bolsitas de zanahoria picada o el apio con hummus, y una manzana, una naranja o un banano son buenas opciones.

"Escoja opciones que tengan la mayor cantidad de nutrientes posible, pero que sean bajas en sal, azúcar, grasas saturadas y calorías", dijo Linda Van Horn, una profesora en el departamento de medicina preventiva y decana asociada en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern.

Los alimentos ricos en nutrientes tienen vitaminas, minerales, proteínas, granos enteros ricos en fibra y otros ingredientes saludables. Por lo general, son bajos en calorías y pueden ayudarle a controlar el peso, el colesterol y los niveles de presión arterial. Los expertos recomiendan comer una dieta a base de una variedad de frutas y verduras; granos enteros; productos lácteos bajos en grasa; aves sin piel; pescado; frutos secos y legumbres; y aceites vegetales de fuentes que no sean tropicales.

Otro consejo práctico de Van Horn: evite elecciones impulsivas cuando esté aburrido o cansado.

"Piénselo bien y escoja un alimento que le ayudará a superar el antojo sin que resienta más adelante lo que escogió".

Comparte tu opinión