El estrés puede incrementar el riesgo de diabetes tipo 2 en las mujeres

El estrés puede incrementar el riesgo de diabetes tipo 2 en las mujeres
| Foto: ISTOCK

Es posible que los factores de riesgo tradicionales, como la obesidad, la presión arterial alta y un estilo de vida sedentario, no sean los únicos pronosticadores de diabetes tipo 2.

El estudio, que será presentado el sábado en la conferencia de Sesiones Científicas de la American Heart Association, descubrió una relación entre el estrés creciente de eventos traumáticos, así como situaciones de larga duración en el hogar o el trabajo, y un riesgo casi dos veces más alto de nuevos casos de diabetes tipo 2 entre mujeres de mayor edad.

"Los estresantes psicosociales como factores de riesgo de diabetes deben ser considerados con la misma seriedad que otros factores de riesgo de diabetes establecidos," dijo Jonathan Butler, el investigador principal y académico postdoctoral del Center for Study of Adversity and Cardiovascular Disease (Centro para el estudio de adversidad y la enfermedad cardiovascular) de la Universidad de California en San Francisco.

La diabetes es un problema importante de salud pública que se calcula haber afectado a unos 30,3 millones de americanos hasta el año 2015, según los datos más recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Entre ellos, 12 millones tienen 65 años de edad o más.

"A medida que las mujeres mayores van representando una proporción más alta de nuestra población, necesitamos entender mejor los factores de riesgo de diabetes entre este grupo," dijo Butler.

La diabetes es una enfermedad crónica en la que el cuerpo no puede regular correctamente el azúcar sanguíneo. El exceso de glucosa en la sangre puede llevar a una multitud de problemas de la salud, entre ellos enfermedades del corazón, ataque cerebral y enfermedad del riñón. Aunque la historia familiar y la edad pueden jugar un papel, factores tales como el colesterol alto, la presión arterial alta, la obesidad y la inactividad física hacen que la gente sea más susceptible a diabetes tipo 2.

Sin embargo, los investigadores están empezando a mirar más allá de los factores de riesgo fisiológicos.

"Por algún tiempo hemos intentado entender la relación entre el estrés, la salud mental y el riesgo de diabetes", dijo la Dra. Sherita Hill Golden, profesora de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore. Hay evidencia emergente que sugiere que el estrés psicosocial y la manera en que las personas enfrentan dicho estrés pueden impactar la salud cardiovascular.

Los estudios anteriores sobre el estrés y la diabetes se han concentrado en factores estresantes específicos, como el trabajo o síntomas de depresión o ansiedad. Otros solamente han considerado instantes específicos. Por eso, Butler y sus colegas se propusieron entender la relación conjunta de múltiples estresantes y el riesgo de diabetes en las mujeres con el paso del tiempo.

Los investigadores incluyeron datos sobre 22.706 mujeres profesionales de la salud que participaron en el Estudio de la Salud Femenina, que no tenían enfermedad cardíaca, y cuya edad media era de 72 años. Recopilaron información sobre factores estresantes agudos y crónicos y luego siguieron a las mujeres por un promedio de tres años. Los estresantes agudos incluían eventos de la vida negativos y traumáticos, mientras los estresantes crónicos estaban relacionados con el trabajo, la familia, las relaciones, las finanzas, el vecindario y la discriminación.

En las mujeres que tenían los niveles más altos de estrés agudo y crónico el riesgo de diabetes era casi el doble.

Los próximos pasos serán la confirmación de los hallazgos y la identificación de estrategias, dirigidas a factores estresantes psicosociales, que podrían reducir el riesgo de diabetes en las mujeres mayores, dijo la Dra. Michelle A. Albert, la autora principal del estudio y una profesora de medicina de la Universidad de California en San Francisco.

"Desde la perspectiva de la salud pública, los proveedores de cuidados de la salud deben preguntar sobre factores estresantes psicosociales como parte de su evaluación de riesgo de diabetes," comentó.

Por ahora, Golden dijo que la nueva investigación resalta la importancia de tomar en cuenta el papel de factores de riesgo no tradicionales como el estrés en el desarrollo de diabetes.

"Sabemos que la intervención en el estilo de vida funciona para prevenir la diabetes, pero puede ser desafiante sí las personas experimentan estresantes acumulativos, como la pérdida del empleo o el cuidar a un miembro de la familia, que les impide participar en comportamientos saludables como el ejercicio, el comer de manera saludable, o dejar de fumar," dijo. "Es importante evaluar y entender la historia social del paciente. Es posible que necesiten ser remitidos a un consejero o un trabajador social."

Comparte tu opinión