SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Adiós a los filtros de aire



¿Una planta común en los hogares podría mantener el aire de su casa más limpio y seguro?

Unos científicos informan que han modificado genéticamente a los potus para que filtren ciertas sustancias químicas del aire del hogar.

Muchas personas usan filtros HEPA para reducir los niveles de alérgenos o partículas de polvo en sus hogares. Pero las moléculas de benceno y cloroformo son demasiado pequeñas como para que los filtros las capturen, explicaron los investigadores de la Universidad de Washington.

El cloroformo está presente en cantidades pequeñas en el agua clorada. El benceno (un componente de la gasolina) se puede acumular en las viviendas al ducharse o hervir el agua, o al guardar coches o cortacéspedes en garajes adosados, anotaron los autores del estudio.

La exposición tanto al benceno como al cloroformo se ha vinculado con el cáncer.

"Las personas en realidad no hablan sobre esos compuestos orgánicos peligrosos en sus casas, y creo que es porque no pueden hacer nada al respecto", señaló en un comunicado de prensa de la universidad el autor sénior del estudio, Stuart Strand, profesor de investigación en el departamento de ingeniería civil y ambiental.

"Ahora, hemos modificado plantas de interiores para que eliminen esos contaminantes", aseguró Strand.

Los investigadores modificaron genéticamente el potus para que eliminara el cloroformo y el benceno del aire circundante. Las plantas alteradas producen una proteína llamada 2E1, que transforma al cloroformo y al benceno en moléculas que las plantas pueden utilizar para crecer.

Cuando se colocaron en tubos de cristal con gas de benceno o cloroformo, las plantas modificadas redujeron los niveles de cloroformo en un 82% tras tres días, y el gas casi fue indetectable el sexto día. Los niveles de benceno se redujeron en alrededor de un 75% tras ocho días, señalaron los investigadores.

Esas pruebas de laboratorio utilizaron unos niveles mucho más altos de los gases que los que se encontrarían en las viviendas, pero es probable que las plantas reducirían los niveles de los gases en el hogar igual de rápido, o incluso más rápido, aseguraron los autores del estudio.

Los investigadores dijeron que ahora están añadiendo otras proteínas a los potus que pueden descomponer el formaldehido, un gas que se encuentra en muchos productos de madera y en el humo de tabaco.

La investigación se publicó el 19 de diciembre en la revista Environmental Science & Technology.

Más información

La Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association) ofrece más información sobre la calidad del aire en interiores.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad